El gato Bombay es el típico gato completamente negro que odian encontrarse los supersticiosos. su aspecto es similar a la de una pantera negra Bagheera del Libro de la Selva.

Gato Bombay
¿De verdad algo tan hermoso da mala suerte?

Características

El gato bombay es de tamaño medio-grande que suele pesar entre 3,5 – y 6,5 kg, siendo los machos más grandes que las hembras. Esta raza se desarrolla lentamente, algunos machos tardan hasta dos años en desarrollarse completamente.

Su aspecto físico puede confundirse con el gato birmano pero existen algunas diferencias. El cuerpo es más grande y alargado y las patas son más largas. La cabeza es redondeada con orejas de tamaño medio muy separadas entre sí. Los ojos van desde el dorado al cobre. La cota luce recta con una longitud media.

El pelaje es corto, fino y brillante. El gen dominante es es negro. Algunas veces puede surgir un gatito de color sable en una camada. Estos gatos son registrados como birmanos.

Comportamiento

El gato bombay es un felino que adora a las personas. Es capaz de adaptarse a muchos entornos y estilos de vida diferentes. Su naturaleza tranquila le hacen apto para vivir en un apartamento, junto a otras mascotas. Eso sí, prefiere ser el gato principal.

Establece su territorito que suele coincidir con el sitio más caluroso de la casa, lo que incluye las sábanas a la hora de dormir. Sus vocalizaciones son distintivas pero no son excesivamente fuertes.

Les encanta pasar el tiempo jugando. Su juego favorito es el buscar objetos ocultos. Por eso es excelente para una familia que esté dispuesta a prestarle atención enseñándole trucos y jugando con ellos.

Hábitat

El gato bombay es un animal doméstico que puede habitar tanto en apartamentos como pisos, siempre y cuando les pueda aportar una fuente de calor. Debido a la necesidad del color no es un gato de exterior, y tampoco de climas fríos.

Alimentación

El gato bombay aumenta rápidamente de peso si es alimentado incorrectamente, lo que es enormemente peligro para su salud. Es importante controlar su peso mediante la alimentación y el ejercicio. Se debe escoger alimentos que no contengan muchos hidratos, ya que los hidratos se convierten en grasa. Es importante usar comida de gato de buena calidad y en cantidades correcta según su edad. Si tienes dudas, es recomendable consultarlo con un veterinario.

Reproducción

El gato bombay es un mamífero que se reproduce con otros Bombay o con gatos burmés americanos de color negro sepia. Si se reproduce con otro tipo de gato perderá el pedigrí e incluso podría provocar que su descendencia tuviese problemas graves de salud. Alcanza la madurez sexual a los 5 meses de edad. La hembra dará a luz a una camada de 3 gatos.

Antes de comprar o adoptar es recomendable que un veterinario realice un chequeo para ver si el estado de salud del gato es el correcto.

Salud y cuidados médicos

El gato Bombay se cuida fácilmente realizando unas pocas pasadas con la mano o con un cepillado semanal. opcionalmente se puede usar una gamuza para eliminar el pelo muerto, redistribuir el aceite de la piel y pulir el pelaje hasta dejarlo reluciente. Muy pocas veces es un necesario bañarlo. La caja de arena debe de estar impecable, pues todos los gatos son muy exigentes con su higiene.

Los dientes deben ser cepillados para prevenir enfermedades periodontales. Lo idea es la realizarle un cepillado diariamente, aunque un cepillado semanal es mejor que nada. Las comisuras de los ojos se limpian con un paño suave y húmedo para eliminar cualquier secreción. Es aconsejable utilizar un paño distinto para cada ojo para no propagar ninguna infección. Las orejas deben de ser revisadas semanalmente. Si están sucias, deben de ser limpiadas con un algodón o un paño suave humedecido con una mezcla de vinagre de sidra y agua tibia en partes iguales. Se debe evitar el uso de bastoncillos que dañan el interior del oído.

Opcionalmente puede planificar la esterilización entre los 6 y 9 meses de edad, para evitar ciertas enfermedades o sustos. Esta decisión debe tomarse junto a un profesional cualificado.

Enfermedades

El gato Bombay apenas sufre de enfermedades si es mantenido como gato de interior. Si tiene acceso al exterior puede ser atacado por otros animales como gatos o perros, así como ser atropellados.

Como todos los gatos, puede sufrir problemas de salud de naturaleza genética. Aunque suelen ser sanos puede sufrir el mismo defecto que los gatos birmanos, el defecto craneofacial. Este defecto puede observarse en gatitos recién nacidos que pueden tener la cabeza gravemente deformada. Estos gatos son eutanasiados por el criador para que su descendencia no porten el gen del defecto.

Relación con humanos

El gato Bombay es la opción perfecta para familias con niños. También pueden convivir perfectamente con otros animales, e incluso con perros, siempre que respeten su autoridad. Es conveniente que se introduzcan lentamente en situaciones controladas para evitar posibles accidentes. Les encanta llamar la atención de los niños, siempre y cuando éstos le traten bien.

Cultura popular

El gato Bombay fue una raza experimental que surgió de grupos de criadores que cruzan razas para conseguir un nuevo aspecto, color o patrón. El gato Bombay no tiene ninguna relación con la exótica ciudad portuaria de la India y tampoco con el continente. Nació a partir de cruzar gatos birmanos sable con american shortairs negros con la intención de crear una pantera negra en miniatura.

La criadora Nikki Horner procedente de Louisville (Kentucky), es la responsable de desarrollar al gato Bombay desde finales de la década de 1950. El objetivo era crear un gato negro elegante y brillante de cuerpo musculoso y un buen temperamento. No fue la única, criadores británicos consiguieren el mismo aspecto y personalidad con cruces de birmanos y gatos negros de pelo corto.

La raza fue reconocida en 1978 por la Asociación de Aficionados a los Gatos. Actualmente, la raza está plenamente reconocida por todas las asociaciones felinas. Para mantener el tipo de cuerpo y textura del pelaje solo se admiten la reproducción con otros gatos de su misma raza o con gatos burmeses. También se admite el cruce con el American Shorthairs negros pero no son usados habitualmente porque no se obtiene el mismo tipo de cuerpo.