El Fold escocés (Scottish Fold) es una raza de gato doméstico procedente de Escocia, Reino Unido. Destaca frente a otras razas por sus orejas caídas. La primera vez que fue registrado como fold, fue por un matrimonio en Escocia en 1966.

Gato Scottish fold
Gato Scottish fold con mirada penetrante.

Características

El gato Scottish fold pesa entre 4 – 5 kg y las hembras entre 2 – 4 kg. Se caracteriza por tener una cabeza y nariz ancha, aunque lo más identificativo son sus pequeñas orejas pequeñas, plegadas hacia adelante que les otorgan el aspecto redondeado de su cabeza. Tiene un cuello fuerte y estrecho, de musculatura robusta. El cuerpo es igual de largo que su cola.

El pelo es muy corto, flexible y extremadamente suave. No posee un color en especifico, por tanto, es posible encontrarlo en varios tonos, excepto el color chocolate, el siam-point y el lila.

Comportamiento

El gato Scottish fold tiene un carácter amable y dulce, por eso es muy difícil verlos nerviosos. Durante todo el día apenas emiten sonidos. Su maullido apenas es audible y el ronroneo es muy bajo. Debido a su personalidad reservada, no les importa quedarse solos durante el día pero ten cuidado, no les gustan los ruidos o las peleas.

Si hay varios gatos de la misma raza formarán una manada creando a un líder que generalmente, será el padre. El resto de gatos imitarán todos los movimientos. Si se juntan con gatos de otras razas son bastante tolerante, aunque nunca lo perderán de vista.

Hábitat

El gato Scottish fold habita, generalmente, junto a los humanos en sus casas. Si es posible, puede acondicionar el balcón para tomar un poco de aire fresco, pero debido a su pelo corto no puede aguantar climas extremadamente fríos. No le importa vivir siempre en el interior de casa, siempre y cuando, tenga un lugar donde retirarse.

Alimentación

El gato Scottish fold necesita un pienso y comida húmeda con una alta proporción de carne. Se deben evitar alimentos que contengan cereales, aunque puede tolerar cantidades pequeñas. Siempre que sea posible, evita subproducto y adquiere comida de alta calidad.

La cantidad de nutrientes varia conforme el gato se va desarrollando, así que lo ideal es ir consultándolo con su veterinario de confianza.

Como todo ser vivo, necesita disponer de agua fresca en todo momento. Debes evitar ofrecerles leche de vaca porque son intolerante a lactosa causándole problemas digestivos. Como alternativa, puedes ofrecerle leche para gatos o snack lácteo, que poseen un bajo contenido de lactosa, pero no debe convertirse en un sustituto del agua.

Reproducción

El gato Scottish fold se reproduce de forma pacifica, gracias a la pasividad de la hembra. Los partos suelen ser tranquilos. En 1974 se creó una ley que prohíbe la reproducción de esta raza entre sí, debido a que es frecuente que se produzcan ciertas anomalías óseas graves. Por eso, es recomendable que se reproduzcan con parientes como el Scottish straight (descendiente directo) o la raza British Shorthair.

Los cachorros nacen con las orejas hacía atrás y conforme se desarrollan, obtendrán su aspecto diferencial entre 3 – 4 semanas). A veces, puede que no logren desarrollarse del todo, incluso que sólo lo haga una sola oreja. Los criadores expertos recomiendan no suministrarle demasiada leche duramente el crecimiento para que interfiera en la firmeza del cartílago.

Salud y cuidados médicos

El gato Scothish fold agradece bastante la limpieza diría. Es ideal que el arenero se limpie diariamente y se haga una limpieza completa semanalmente. Las orejas caídas exigen un cuidado especial. Cada semana es conveniente revisar la suciedad acumulada en sus orejas, y cuando exista, retirarla con un poco de algodón.

Es conveniente estimularlo con juegos de inteligencia para gatos. Si dispone de espacio suficiente es ideal adquirir una plataformas elevadas como rascadores.

Para mantener su pelo, se debe cepillar una vez a la semana para evitar posibles enredos. Si es de la raza hingland fold, se debe cepillar dos veces a la semana. También es conveniente hablar con su veterinario para adquirir el producto ideal que controle los parásitos y suciedad del pelo.

Con un buen cuidado, los Scottish fold pueden a llegar a vivir hasta 15 años.

Relación con humanos

El gato Scottish fold es perfecta para los humanos, pues se adaptan a todo tipo de entornos muy fácilmente. Animan a todos a jugar, incluso si la persona está de mal humor. Es el gato perfecto para tenerlo junto a niños, pues gracias a su personalidad no araña ni muerde.

Listado de otros animales interesantes