El gato Savannah es muy activo y amante de la diversión con mucho afecto que dar, sin embargo, si no recibe la atención que necesita, puede aburrirse y crear sus propios juegos y reglas. Lo que puede significar comportamientos no deseados.

Gato Savannah

Características

El gato Savannah tiene un tamaño medio, con peso que oscila entre 3,6 – 9 kg, incluso algunos ejemplares pueden llegar a pesar más. Los machos son más grandes que las hembras. La cabeza está soportada por un cuello largo, coronada por orejas grandes y anchas. Los ojos pueden ser de cualquier color. La nariz varía del rosa al negro, a excepción de los negros que las tienen rosas. Las patas traseras son más largas que las delanteras, proporcionándole una gran altura.

No alcanza su tamaño adulto hasta que alcanza los tres años de edad. Uno que puede parecer de tamaño medio, puede dispararse en altura a partir de los dos años. Aunque por lo general alcanza su altura en el primer año de edad.

El pelaje está disponible en varios colores y patrones diferentes: negro, marrón o negro manchado atigrado; negro plateado manchado atigrado; y negro humo. La mayoría de ellos poseen manchas negras o marrón oscuro sobre un fondo dorado, crema, arena o blanco. Destacan por tener marchas sólidas y audaces, que pueden variar de forma: redondas, ovaladas o alargadas. Algunos Tienen un patrón conocido como “Patrón de Mármol”, debido a que las manchas se asemejan a las betas de la piedra. Algunos tienen patrones y colores no descritos en el registro de raza, como chocolate, canela, azul, y rojizo. Estos individuos no pueden ser expuestos en concursos.

Comportamiento

El gato Savannah no es un gato dulce y tranquilo. Debido a la procedencia de su ancestro, se trata de un felino activo y muy aventurero que disfruta de la vida en modo salvaje. Buscará lugares altos, buscar agua para jugar y explorar a fondo su entorno. No obstante, sigue siendo un gato doméstico, confiará en su dueño y será amistoso con él.

Si tienes invitados serán recibidos con aplomo. Si eres el tipo de persona que les gusta gastar broma, no es el gato indicado. A los Savannah no les gustan las bromas.

Al ser un gato aventurero, es posible que tenga que cambiar el estilo de grifos si no quiere que termine inundando la casa o colocar cerraduras en armarios que no quiera que abra. Los objetos frágiles deben ser guardados para que no pueda romperlos. Para que no ocurran estas cosas, mantelo distraído con juguetes interactivos que pongan a prueba su inteligencia.

Convivir felizmente con un Savannah es una tarea complicada para gente con poca paciencia. Asegurase de que esté siempre atendida y si va a estar solo durante un tiempo prolongado, use juguetes para distraerlo. Recompénsalo cuando haga las cosas bien y, intente redirigir su energía e interés cuando haga cosas que no les guste. Si no quiere trabajar demasiado, elija a otro gato.

Hábitat

El gato Savannah debe habitar en zonas donde el clima sea caluroso. Es aconsejable tener un amplio espacio exterior o interior para que libre la energía.

Es necesario tener en cuenta que algunos países poseen leyes contra la posesión de animales híbridos o exóticos. Aunque se considera un gato doméstico, las primeras y segundas generaciones, es decir, alguno que tenga un padre o abuelo como serval) puede enfrentarse a restricciones. Antes de tener uno, consulte las leyes de su país.

Alimentación

El gato Savannah necesita de una dieta rica en nutrientes, proteínas y vitaminas para desarollarse correctamente. La comida debe de ser de la máxima calidad posible, que no contenga subproductos ni cereales. En animales grandes es necesario proporcionarles la cantidad adecuada, pues se trata de un gato muy activo. En caso de duda con la alimentación, consúltelo con su veterinario preferido.

Salud y cuidados

El gato Savannah requiere de una serie de cuidados mínimos para garantizar su salud e higiene.

  • Cepillarle dos veces a la semana para eliminar el pelo muerto.
  • Cepille los dientes para evitar enfermedades periodentales.
  • Mantenga su caja de arena totalmente limpia.

Relación con humanos

El gato Savannah es una buena opción para familias con niños mayores. Le gusta jugar, aprende trucos con facilidad.

No es buena idea dejarle solo, quizás lo mejor sea proporcionarle un compañero Savannah, otro gato o incluso un perro. La mayoría se llevan bien con los perros, y en especial si se han criado con ellos. Si vas a mezclarlo con otros gatos, asegurase de que pueda mantener el nivel de actividad. Los compañeros ideales pueden ser un abisinio, siamés o orientales de pelo corto.

No son muy amigos de los pájaros o mascotas pequeñas como: hásmters, ratones, cobayas o ratas. Tampoco es muy amigo de los peces. Se trata de un excelente cazador y sabrá saltarse cualquier protección que le interponga. Lo mejor es evitar esta raza si quiere conservar a sus animales.

Cultura popular

El gato Savannah nació del cruce entre un serval (gato salvaje africano de tamaño medio) con un gato doméstico. La cría dio a luz un 7 de Abril de 1986 y recibió el nombre de Savannah. Tras oír hablar de ella, los criadores Patrick Kelly y Joyce Sroufe unieron sus fuerzas para crear una nueva raza. Para crearla se cruzó con otras razas como gatos manchados, bengalis y mau egipcios. Actualmente el cruce de razas no está permitido, pues la raza ya está establecida.

La se registró por primera vez en 2001 por la Asociación Internacional del Gato (TICA) que le otorgó pleno reconocimiento a la raza en 2012.