Animales acuáticos

Publicado el 18 mayo, 2018 a las 21:34

Animales acuáticos
5 (100%) 1 voto

Consideramos animales acuáticos a aquellos que viven plenamente, o gran parte de su vida dentro del agua. Con el término acuático englobamos a los animales que habitan tanto en agua salada como en agua dulce (animales marinos, aunque este término se usa más para catalogar a los animales que viven en mares y océanos).

Necesitan oxígeno para su desarrollo, por lo tanto son animales aerobios. También consideramos animales acuáticos a los mamíferos que no pueden sobrevivir fuera del agua, aunque respiren oxígeno, como por ejemplo los cetáceos (Delfines, orcas, etc), o los animales mamíferos cuadrúpedos como los castores. Por lo tanto también están incluidas las aves marinas como los pelícanos, gaviotas, patos, etc.

Sin embargo, no se catalogan a los anfibios dentro de animales acuáticos porque no requieren un hábitat de vida acuático. En su mayoría, los anfibios comienzan su etapa de vida en el agua, como los renacuajos, pero al crecer tienen una vida terrestre volviendo sólo al agua para aparearse.

Clasificados por tipos

Vertebrados

Los animales vertebrados disponen de una columna vertebral y un sistema óseo. En este grupo tenemos a los peces que usan branquias para respirar y los mamíferos como delfines o ballenas, que usan pulmones.

Peces

Los peces poseen la característica de cambiar la temperatura de su cuerpo respecto a la del medio ambiente, llamada cuerpo ectodérmico, respiran mediante branquias y se dividen en tres grupos: Los agnatos o peces sin mandíbulas en las que se incluyen pocas especies actuales (lampreas y mixines). Los Condrictos o peces cartilaginosos, compuesto por tiburones, rayas y quimeras que se caracterizan por poseer branquias externas visibles y un esqueleto compuesto únicamente por cartílagos. Y por último, los osteíctios o peces óseos que tienen un esqueleto y branquias protegidas por una aleta de hueso duro llamado opérculo. En este grupo se clasifican la gran mayoría de peces que habitan los mares y océanos.

Reptiles

Son animales acuáticos que cuentan con respiración pulmonar, un sistema circulatorio de doble circuito y piel escamosa. Son animales ovíparos u ovovivíparos.

Los reptiles acuáticos están compuestos de tortugas marinas, que habitan en el agua durante el 90% de su vida), serpientes marinas, iguanas marinas, cocodrilos y caimanes.

Aves

Características por el plumaje que cubre su cuerpo para mantenerlas secas y apta para el vuelo. Se alimentan de pequeños animales marinos como peces y crustáceos.

Las aves acuáticas están compuestas de pingüinos, pelicanos, albatros, gaviotas y garzas.

Mamíferos

Los mamíferos se han adaptado a todo tipo de ambientes y también los podemos encontrar en el mar. Todos ellos tienen una respiración pulmonar y amamantan a sus crías. Pueden o no poseer pelo. A los mamíferos acuáticos los podemos clasificar en cinco grupos: Cetáceos, pinnípedos, sirenios, paquidermos y roedores.

En el grupo de los cetáceos tenemos a las ballenas, orcas, belugas, delfines, marsopas y cachalotes. Tienen un cuerpo semejante al de los peces llamados cuerpo fusiforme que los hace más hidrodinámicos. Sus patas se han trasformado en aletas.

La foca elefante, los leones marinos y morsas pertenecen al grupo de los pinnípedos. Son animales carnívoros de cuerpo alargado, de patas cortas, tienen manos y pies en forma de aleta.

Los sirenios característicos por ser herbívoros. Son los únicos mamíferos adaptados completamente a la vida acuática, junto a los cetáceos. Son animales muy pesados y grandes de movimientos lentos. Su pariente más cercano es el elefante.

Invertebrados

Los animales invertebrados no disponen de ningún tipo de columna vertebral y tampoco de ningún esqueleto interno articulado. Dentro de este grupo podemos encontrar a los cnidarios. Este grupo está compuesto de medusas, anémonas, corales y hidras.

Cnidarios

Se conocen 10.000 especies, son relativamente simples se componen de células nerviosas y órganos de los sentidos. Viven en exclusiva en ambientes acuáticos.

Pueden adoptar dos formas morfológicas la forma llamada pólipo (forma de saco) que es inmóvil y la forma libre llamada medusa.

Equinodermos

Pertenecen al filo de los animales deuteróstomos, exclusivamente marinos y bentónicos. Su nombre se debe a su exclusivo esqueleto interno formado por osículos calcáreos.(compuesto de carbono). Suelen tener la piel cubierta de espinas u otras estructuras duras y ásperas. En este grupo encontramos a las estrellas de mar, los erizos y los pepinos.

Esponjas

Las esponjas o poríferos son en su mayoría marinos, sésiles y carentes de tejidos. Crecen en grandes colonias que poseen un filtrado de agua llamado sistema acuífero, compuesto por poros, canales y cámaras por donde se alimentan. Los desechos y agua sobrante son eliminados por un agujero llamado ósculo.

Existen 9.000 especies de esponjas, de las cuales en agua dulce viven unas 150 especies.

Gusanos marinos

El 90% del fondo marino está compuesto por estas criaturas que están representadas por poliquetos, platelmintos, equiuros y nemertinos. Sus cuerpos son blandos, alargados y no poseen extremidades.

Rotíferos

Son animales microscópicos que habitan en aguas dulces, tierra húmeda, musgos, líquenes, hongos, e incluso en agua salada. Tienen sus bocas en sus vientres y atraen el alimento creando corrientes a su alrededor. Otros se adhieren a los corales, formando una masa gelatinosa para vivir dentro de ellos.

Crustáceos

Este grupo los componen unas 67.000 especies que pertenecen a los artrópodos. Poseen caparazón quirinoso y calcáreo que van mudando conforme van creciendo. Llevan una vida exclusivamente nocturna.

En este grupo podemos encontrar a cangrejos de mar, galeras, gambas, centollos y bueyes de mar.

Moluscos

Se calcula que puedan existir unas 100.000 especies, y unas 35.000 ya extintas. Se caracterizan por tener un cuerpo blando, a veces desnudos y otras con conchas.

Viven, prácticamente por todo el planeta, se pueden encontrar en aguas polares o tropicales. Pueblan las zonas de grandes alturas a más de 3.000 m de altura sobre el nivel del mar y llegan hasta las altas profundidades oceánicas de más de 5.000 metros.

Dentro de los moluscos encontramos a los bivalvos que presentan un caparazón y dos valvas laterales habitualmente simétricas, unidas por bisagras y ligamentos. Se les encuentran en fondos marinos. Entre las especies podemos encontrar a las almejas, ostras, mejillones etc.

Los gastrópodos cuentan con un pie musculoso ventral y una concha dorsal que protege todo su cuerpo. Aquí encontramos a los caracoles y babosas marinas.

Los cefalópodos son los más evolucionados y se componen de unas 700 especies comúnmente conocidos como pulpos, calamares, sepias y nautilos.  Su cuerpo posee tentáculos y ventosas, desde los 8 que tienen los pulpos hasta los 90 que pueden tener algunos nautilos. Este último carece de ventosas en sus tentáculos.

Características de los animales acuáticos de agua salada

En los animales acuáticos podemos encontrar una gran variedad de tipos de cuerpos, formas de reproducirse, diferentes tipos de dientes y distintas formas de sobrevivir en el mar. Pese a la inmensidad del mar todas las especies comparten algunas características.

Alimentación

La alimentación de todos los animales acuáticos depende del fitoplancton. El fitoplancton es una planta microscópica que habita en el fondo del océano, y convierte la luz solar en energía mediante la clorofila, y al igual que las plantas terrestres, consumen dióxido de carbono y liberan oxigeno necesario para la vida de los animales del mar.

El fitoplancton es la base de la cadena alimenticia acuática ya que es la dieta principal del zooplancton (animales microscópicos) que a su vez es comido por un crustáceo (como el camarón antártico) que es comido por un pez. El pez a su vez se encuentra con depredadores como la foca, tiburón, orca etc.

Respiración

Los animales acuáticos pueden respirar por aire o extraer el oxígeno, que se encuentra disuelto en el mar, a través de órganos especializados llamados branquias o directamente a través de su piel.

Olas y corrientes

El mar está en constante movimiento, sufriendo mareas y corrientes causadas por el viento o la atracción lunar. Así que los animales han debido de adaptarse a estos cambios para poder vivir.

Por ejemplo, las anémonas disponen de un disco basal que las sostiene y evita que sean arrastradas por las corrientes. Aunque existen algunas especies, como las medusas, que se dejan llevar por las corrientes.

Los peces, ballenas y pinnípedos poseen aletas o trematodos que les ayudan a impulsarse y combatir así las corrientes.

Los animales que viven cerca de la costa o arrecifes son los que más sufren los cambios de las mareas y logran adaptarse creciendo horizontalmente (como los corales) o poseen un caparazón que cierran durante la marea baja y lo abren en el alta para alimentarse (como los mejillones o percebes). Cerrar sus caparazones les permite retener el agua y así evitar secarse.

Temperaturas

Los animales deben adaptarse a la temperatura del agua, que varía según el tipo de mar y su ubicación.

Los peces de aguas Antárticas mantienen su sangre ligera para no consumir mucha energía y poseen un anticongelante natural, que consiguen gracias a que tienen sangre pálida (no tienen ni hemoglobina, ni glóbulos rojos).

Otros peces tienen escamas o vejigas natatorias para mantener la temperatura. Sus esqueletos están formados por cartílagos, que les permiten ser más ligeros y gastar menos energía y almacenar grasa para modificar su temperatura a placer (como las ballenas) Aunque la mayoría de mamíferos que viven en el agua/mar poseen esta característica.

Presión

Conforme vamos incrementando las profundidades en el vasto océano también lo va haciendo la presión, desaparece la luz al no llegar los rayos del sol y las condiciones para sobrevivir son más elevadas.

Para sobrevivir en estas condiciones los animales empiezan a necesitar cuerpos que aguanten la presión. El cuerpo ideal es gelatinoso y sus órganos deben almacenar una gran cantidad de oxígeno, pues es muy escaso.

Características de los animales acuáticos de agua dulce

De la misma forma que los animales del mar han desarrollado diferentes adaptaciones acordes al medio, los animales acuáticos que viven en agua dulce (lagos, ríos y pantanos) también se han adaptado poseyendo diferentes características.

Corrientes

La mayoría de animales son arrastrados, ya que el agua en ríos corre a una elevada velocidad y las corrientes llegan a ser muy turbulentas. Por eso los insectos que la habitan utilizan las aguas como nido dando larvas que poseen ventosas que evitan ser arrastradas. El movimiento de las aguas les proporciona alimentos.

Alimentación

Para alimentarse han desarrollado diversas técnicas como los animales carnívoros que tienden a acechar a su presa como el cocodrilo, el caimán o la tortuga matamata. Sin embargo, otros prefieren esperar que la corriente arrastre el alimento hacia el lugar donde se encuentran.

Otros animales como el pato, saltan al agua y son capaces de nadar conta corriente cazando así a todo animal que esté en su camino, luego se deja arrastrar para volver al punto de partida.

Las aves que son herbívoras y omnívoras prefieren consumir semillas y frutos de las diversas plantas que crecen al borde de las orillas de estos ecosistemas.

Temperatura

En el caso de las aves, desarrollando un plumaje que cubre todo su cuerpo. Otros, como la nutria tienen una capa de pelo doble que la aísla del agua y del frío.