Animales vivíparos

Publicado el 18 mayo, 2018 a las 22:36

Animales vivíparos
5 (100%) 1 voto

Los animales vivíparos son todos aquellos animales que gestan en el vientre de la hembra, hay una gran diferencia entre los animales vivíparos y ovíparos. Todos los animales mamíferos son vivíparos, a excepción del equidna y el ornitorrinco, que son mamíferos ovíparos. También hay unas ciertas especies de lagartijas y anfibios que son mamíferos.

Características de los animales vivíparos

Los animales vivíparos se caracterizan principalmente en que el embrión se gesta dentro del vientre de la hembra y tienen un tipo de reproducción sexual (El macho expulsa el esperma y este se une al óvulo dando así la gestación creando así al feto).

Las crías crecen en la placenta, donde reciben los nutrientes y el oxígeno necesario para crecer sanos. En la placenta se mantienen vivos hasta que la hembra pare. Existe una excepción para los marsupiales, que una vez nacidos, pueden quedarse en la bolsa de la madre durante semanas.

La gestación y su periodo de tiempo es distinta para cada especie, y los hay de hasta 30 días, como son los conejos, hasta los rinocerontes o las ballenas, que pueden tardar hasta un año y medio.

Los animales vivíparos y su clasificación

Podemos clasificar a los animales vivíparos según su necesidad de ser nutridas o no según la placenta.

Vivíparos placentarios

Son la gran mayoría de animales mamíferos, éstos requieren de una placenta para poder subsistir hasta que la hembra los para. Entre sus características encontramos que tienen la particularidad de ser una estructura en seres más evolucionados. Suelen ser de gran envergadura y tienen un gran cerebro, una reproducción tardía y una esperanza de vida larga.

Los animales vivíparos marsupiales

Al contrario que los placentarios, estos animales vivíparos no disponen de placenta para alimentarse, por lo que el cachorro nace poco desarrollado. Encuentra una protección cálida con mucha leche materna dentro del marsupio (bolsa externa que tienen las hembras marsupiales).

Los animales vivíparos marsupiales suelen nacer después de 38 días de gestación, después se mueven hasta el marsupio y la hembra vuelve a quedarse embarazada varios días después, dejando el embrión en estado latente hasta que el marsupio esté vacío de nuevo.