Los animales terrestres son aquellos animales que viven mayoritariamente en la tierra, como los perros, leones, lagartos, etc. Su fisionomía está adaptada a la vida terrestre y según su bioma pueden reptar, saltar, caminar, etc.

Características de los animales terrestres

A pesar de que todos son animales muy distintos entre sí, ya que no comparten especie, tamaño ni clase, todos comparten que viven en la tierra la mayor parte de su vida y comparten respiración pulmonar. También necesitan oxígeno y agua para poder sobrevivir.

Todos los animales terrestres tienen un buen sentido de la orientación y su alimentación es tan variada como las especies que habitan la tierra. Sus sentidos más desarrollados son el olfato y la vista.

Clasificación

Se pueden dividir a los animales terrestres según su taxonomía, por ejemplo, dependiendo de dónde viven, teniendo tres grupos principales, animales saxícolas (son aquellos que viven en rocas), arenícolas (En la arena) y por último troglobitas (Que habitan en cuevas).

También podemos hacer un grupo taxonómico según si son animales vertebrados o invertebrados, para más información visita sus respectivas categorías. Según su alimentación, ya que pueden ser carnívoros, herbívoros u omnívoros según su dieta, para más información visita sus categorías.

Podemos agruparlos dependiendo de cómo se muevan y qué partes de sus extremidades puedan usar, tenemos a los bípedos, que son los animales que se desplazan a dos patas, sus traseras y tenemos los cuadrúpedos, que son los más comunes, se desplazan con sus cuatro extremidades.

El oso pardo como animal terrestre
El oso pardo como animal terrestre

La manera más específica de agruparlos es según su filo, termino que se refiere a según su fisionomía, tenemos actualmente 10 tipos de filo distintos.

Los cuatro primeros tipos de filos hacen referencia a gusanos, principalmente. Tenemos en primer lugar a los platelmintos o gusanos planos, existen unas 20000 especies de platelmintos. Después tenemos a los nemertinos, correspondientes a unos pequeños gusanos. Los anélidos son gusanos anillados que viven en zonas húmedas. Y por último están los Nematodos, que hace referencia a los gusanos redondos en su gran mayoría.

Los tardígrados, más comúnmente conocidos como «Oso de agua» son los organismos más resistentes de la tierra ya que son resistentes a altas temperaturas, presiones, y radiación. Son organismos microscópicos.

Los antrópodos son con diferencia el filo más común, son animales invertebrados con exoesqueleto y apéndices articulados, entre ellas encontramos a los arácnidos, los crustáceos y algún insecto, de dice que hay más de 1 millón de estas especies.

Los onicóforos son el tipo más diminuto de filos y los de menor cantidad, sólo se tienen registros de unas 180 de estas especies. También son de los filos más antiguos de los que se tiene registro (Desde hace más de 515 millones de años).

Los moluscos son animales de cuerpo blando e invertebrados. Algunas de estas especies tienen un caparazón protector que usan como «casa» como los caracoles. Hay registradas unas 100 mil de estas especies vivas y 35 mil extintas.

Los dos últimos filos restantes son más extraños en la vida terrestre, que son los cordados, que son una especie alargada y mayoritariamente son seres acuáticos pero gracias a su gran adaptabilidad han podido vivir en la tierra. Para finalizar tenemos los rotíferos, son seres microscópicos que habitan la tierra húmeda, en hongos, musgo, etc. Hay unas 2200 de estas especies.

Biomas de los animales terrestres

Los biomas son regiones del mundo con clima, animales y plantas similares. Existen biomas terrestres y acuáticos, tanto de agua dulce como marinos. Tenemos que responder a una pregunta clave:

¿Cuántos biomas hay?

Realmente no hay una respuesta completamente correcta a esta pregunta. Algunas personas dicen que sólo hay 5 tipos principales de biomas: acuáticos, desérticos, forestales, de pastizales y de tundra. Otros dividen aún más los biomas. Los bosques se dividen en selva tropical, bosque templado, chaparral y taiga; los pastizales se dividen en sabanas y pastizales templados; y el bioma acuático se divide en agua dulce y marino.

Desiertos

Las especies que viven en este tipo de bioma requieren una gran adaptabilidad, ya que las condiciones en los desiertos son muy adversas. Los animales que habitan el desierto pueden subsistir gracias a otros animales o a plantas que almacenan agua, necesaria para cualquier animal.

Más información sobre los animales del desierto.

En el desierto viven algunos animales terrestres
En el desierto viven algunos animales terrestres

Tundras

Las tundras son extremadamente frías y puede presentar un clima sin lluvia durante largos periodos de tiempo y unas temperaturas bajo cero gran parte del año. Todo esto dificulta el desarrollo de animales en este tipo de bioma, pero hay especies que han podido sobrevivir y adaptarse.

Más información sobre los animales de la tundra.

Tundra hábitat de los animales más icónicos del planeta
Tundra hábitat de los animales más icónicos del planeta

Bosques tropicales

Biomas muy húmedos, con lluvias constantes, es un bioma totalmente distinto en comparación con los anteriores. Normalmente se encuentran en las zonas tropicales y de media tienen una temperatura de unos 25ºC, lo que ayuda mucho a la adaptabilidad en este tipo de biomas, no es difícil creer que es uno de los hábitats donde más clases de animales existe.

Más información sobre los animales del bosque.

En los bosques habitan la mayor diversidad de especies
En los bosques habitan la mayor diversidad de especies

Taiga

Es el bioma más abundante de la tierra, con espesura y muchas zonas verdes repletas de árboles cónicos. La temperatura es variada, según su época del año, por eso muchas especias migran cuando llega el frío y otras hibernan o buscan refugio.

Más información sobre los animales de la taiga.

Taiga
Taiga

Sabanas

Por lo general, son zonas secas con grandes pastizales y bosques abiertos, por su gran variación térmica y su suelo arcilloso la vegetación no es muy frondosa. Se suele describir como una mezcla entre desierto y selva. Muchas especies viven en este tipo de bioma.

Más información sobre los animales de las sabanas.

Paisaje de la sabana
Paisaje de la sabana

Praderas o estepas

Lo que usted conoce como el bioma de la pradera tiene diferentes nombres en todo el mundo. En Sudamérica, las praderas se llaman pampas. En Eurasia Central se les conoce como estepas, y en África como sabanas. Esencialmente, todos son lo mismo: una gran área ecológica dominada por la hierba. Los pastizales no tienen suficientes lluvias regulares para cultivar un bosque, pero sí demasiadas lluvias para ser clasificadas como desierto.

La mayoría de los biomas de las praderas se encuentran entre desiertos y bosques. Planas y abiertas, las praderas cubren alrededor de un cuarto de la tierra. Se pueden encontrar en las partes más secas de todos los continentes, excepto en la Antártida.

Más información sobre los animales de las praderas.

Praderas
Praderas

Selvas

Es el hábitat con mayor densidad de vegetación, son zonas muy frondosas y llueve mucho que junto a la gran cantidad de oxigeno, al calor y a la humedad lo convierten en un lugar propicio para vivir y desarrollarse sin dificultad. Son el hábitat con el mayor número de especies.

Más información sobre animales de la selva.

Bioma de una selva
Bioma de una selva

Montañas

Las montañas son formaciones terrestres que se elevan prominentemente por encima del paisaje circundante. Son características topográficas que se definen por un alto relieve, y sus características más generales son que abarcan un cierto rango de elevación, tienen pendientes pronunciadas, y convergen hacia pequeñas áreas de cimas.

Dependiendo de la definición, hasta una cuarta parte de la superficie terrestre mundial puede considerarse montañosa. Los servicios de los ecosistemas en las montañas sostienen directamente a cerca de una cuarta parte de la población mundial que vive en las montañas o cerca de ellas, y muchos más seres humanos dependen de las montañas, en particular como fuente de agua y minerales, y como destino turístico.

Las montañas se caracterizan por la alta diversidad de especies y hábitats que resultan de la alta heterogeneidad ambiental debido a los gradientes de elevación, exposición, efectos orográficos y perturbaciones naturales como deslizamientos de tierra, avalanchas e inundaciones. El aislamiento insular de muchas montañas contribuye a la formación de biotas de montaña únicas y diversas. Al mismo tiempo, las montañas se encuentran principalmente como parte de cadenas o cordilleras alargadas que conectan las biotas a través de grandes distancias geográficas (por ejemplo, las Cordilleras de América del Norte y del Sur). Los ecosistemas montañosos están cada vez más expuestos a las presiones humanas, incluidos los cambios en el uso de la tierra (por ejemplo, la agricultura, la ganadería, el turismo, la urbanización o el abandono), la contaminación y el cambio climático (por ejemplo, la pérdida de glaciares, el derretimiento del permafrost, la desertificación, el aumento de la frecuencia de peligros naturales como inundaciones, deslizamientos de tierras y avalanchas, y la propagación de enfermedades y especies invasoras).

Más información sobre animales de las montañas.

Montañas
Montañas

Páramos

El calor domina los páramos. Aparte de su espectacular belleza, proporciona un hábitat valioso para especies raras, incluyendo aves como el merlín y el chorlito dorado y plantas como el drambueso y el arándano.

Varias de las plantas menos comunes que se encuentran en los páramos son reliquias de la última Edad de Hielo. A medida que el clima se calentaba, las tierras bajas de Gran Bretaña se volvieron inadecuadas para algunas especies y su número disminuyó. El enebro, el corno enano, el romero y el camemoro se pueden encontrar en las tierras altas, pero todos ellos son raros aquí y son particularmente vulnerables a las amenazas causadas por el cambio climático.

En cuanto a la fauna, muchas especies de aves anidan, se reproducen y se alimentan en los páramos, desde el gallo lira y el búho chico hasta la alondra y la agachadiza. Se alimentan de los insectos, las polillas y las mariposas que hacen de los páramos su hogar, mientras que los ratones, los lagartos y otros pequeños mamíferos son presa de la víbora.

Más información sobre animales de los páramos.

Páramos
Páramos
Animales terrestres
3.8 (76.67%) 36 voto[s]