Animales de la taiga

Publicado el 18 mayo, 2018 a las 23:29

Animales de la taiga
5 (100%) 1 voto

Los animales de la taiga habitan en un bioma con unas temperaturas bajas extremas, pero han aprendido a sobrevivir adaptándose al medio que los rodea.

¿Qué es la taiga?

La taiga, también llamada bosque boreal o bosque de coníferas, pertenece al ecosistema terrestre y poseen una vegetación compuesta principalmente de árboles de hoja perenne como pinos, abetos y alerces.

Se encuentra en el norte y ocupa cerca del 17% por ciento de la superficie terrestre de la Tierra. Más allá del Norte, la taiga se funde con la tundra circumpolar y se ubica en regiones del norte de Rusia, Europa, Canadá y Alaska.

Los inviernos son muy fríos y los días cortos, con una capa de nieve persistente. La taiga Norteamérica y Eurasia comparten algunas especies de flora y fauna.

Clima de la taiga

En la taiga, el frío es el factor climático dominante y aunque existen una gran diversidad de climas. Hace menos frío que en la tundra, pero aún así en invierno los animales de la taiga tienen que  llegar a soportar unos -54°C. En verano le temperatura oscila entre los 0 y los 5°C.

La duración del día también afecta a la temperatura. Las largas noches de invierno en altas latitudes permiten que la radiación emitida por la superficie de la Tierra escape a la atmósfera. La capa de nieve también afecta al clima, porque refleja la radiación solar entrante y amplifica el enfriamiento.

Durante el invierno el manto de nieve persiste durante unos cincos meses, en la parte sur del bioma de la taiga, y siete u ocho meses en el norte. En realidad, la taiga mitiga este enfriamiento porque endurece y oscurece lo que de otro modo sería una superficie lisa, cubierta de nieve y que refleja la energía durante gran parte del año. Se ha estimado que la Tierra sería significativamente más fría sin la taiga.

Las precipitaciones localizadas en el centro de la taiga reciben de 300 a 500 mm de precipitaciones anuales. Son cifras realmente modestas en estos lugares al encontrarse a una distancia significativas de los océanos descongelados que suministran humedad. Anualmente las precipitaciones más altas se registran en el este de Norteamérica y el norte de Europa llegando a superar los 1.000 mm.

Adaptaciones de los animales de la taiga

La mayoría de los animales de la taiga se adaptan bien al frío y lo sobreviven fácilmente si tienen suficiente comida para mantener un equilibrio energético durante el invierno.

Debido a la capa de nieve que cubre el suelo, característica confiable dela taiga, los mamíferos se han tenido que adaptar. La liebre, por ejemplo, cambia anualmente el color de su pelaje, o de su piel, de marrón a gris en verano a blanco puro en invierno proporcionándole un camuflaje efectivo. Para no hundirse en la nieve tiene unos pies grandes en proporción a su peso corporal. El mismo efecto consiguen los humanos al ponerse unas raquetas en los pies.

El lince es el principal depredador de la liebre raqueta de nieve. También tiene pies grandes, con pelo entre los dedos, lo que le permite permanecer en la superficie de la nieve.

Curiosidades interesantes

  • Los incendios son muy numerosos y comunes para eliminar a los árboles viejos o enfermos.
  • La madera de los árboles de las coníferas son usados para realizar papel.
  • La mayoría de la regiones consideradas taiga están desatibadas por humanos, con la excepciones de Toronto y Moscú.
  • La temporada de crecimiento sólo dura tres meses, durante el verano donde la temperatura es favorable.
  • Las temperaturas pueden llegar a alcanzar hasta los -60°C. La temperatura está por debajo del punto de congelación durante seis meses al año.
  • Algunas especies están adaptadas con gruesas pieles, plumas para resistir el frío y otras migran a zonas más cálidas o hibernan durante el invierno.
  • Los insectos son los animales más comunes de la taiga y las aves acuden para alimentarse de ellos.
  • El cambio de temperatura es bastante extremista. Cálido en verano y frío en invierno. La primera y el otoño son estaciones muy cortas que apenas son notables.

Conservación de la taiga

Como resultado de la tala descontrolada, grandes extensiones de taiga han desaparecido poniendo en peligro la integridad de las especies que ahí habitan.

Existen especies animales en peligro de extinción como la marta o el visón debido a la gran demanda de sus pieles para la fabricación de prendas de vestir y artículos de moda, principalmente abrigos y accesorios para el frío.

Actualmente esto se está controlando por algunas organizaciones alrededor del mundo, pero debido a las grandes ganancias que se obtienen con la venta de esos productos, muchos optan por poner como prioridad sus intereses económicos y no preocuparse por estas especies que están desapareciendo.