Animales omnívoros

Publicado el 18 mayo, 2018 a las 22:28

Animales omnívoros
5 (100%) 3 votos

Los animales omnívoros son todos aquellos animales que se alimentan de cualquier tipo de alimento, ya sea carne animal o vegetal, son los animales con la dieta más equilibrada, ya que obtienen todo tipo de nutrientes.

Los animales omnívoros comen todo tipos de alimentos

Los animales omnívoros comen todo tipos de alimentos

Características

Los animales omnívoros tienen un tracto digestivo capaz de digerir cualquier tipo de alimento.

Generalmente son depredadores y tienen una mayor esperanza de vida que los animales carnívoros estrictos ya que en ausencia de presas, pueden alimentarse de frutos y plantas y normalmente si viven en un lugar con abundante vegetación no suelen cazar, ahorran energías consumiendo vegetales.

Gracias a esto se les considera animales oportunistas, ya que suelen escoger la opción más fácil y cómoda a la hora de alimentarse.

Su dentadura es también su mayor limitación, ya que no está preparada para aprovechar bien la carne al no tener grandes colmillos ni unas garras fuertes, tal como se da en los primates. La hierba no es nutritiva para una gran parte de los animales omnívoros ya que su aparato digestivo no está lo suficientemente desarrollado.

Ventajas y desventajas de ser un animal omnívoro

Ser un omnívoro tiene varias ventajas, tales como ser capaz de comer una amplia variedad de productos y también tener una dieta más flexible. Los omnívoros son capaces de seleccionar sus componentes de la dieta de las especies tanto de la flora y fauna a su alrededor y por lo tanto tienen más opciones que los herbívoros y los carnívoros. Esto es beneficioso para los omnívoros ya que si un alimento se convierte en escaso, pueden pasar a un alimento más abundante.

Por otra parte debido a los cambios en las estaciones y la disponibilidad de alimentos, algunos omnívoros tienen que ser flexibles en sus dietas. Por ejemplo, la dieta omnívora de muchos osos cambia en función de las estaciones. En primavera y verano, comen gusanos y presas grandes como los ciervos y se alimentan de la vegetación joven, que es más tierna y fácil de digerir. Durante los meses de otoño e invierno, los osos comen presas más pequeñas, como las hormigas, y comen más raíces de las plantas y los frutos secos.