Animales aéreos

Publicado el 18 mayo, 2018 a las 22:15

Animales aéreos
5 (100%) 2 votos

Los animales aéreos son animales que tienen la suficiencia para volar gracias a sus propios medios. Mayoritariamente son aves o insectos y se caracterizan por la presencia de alas o plumas, aunque no todos tienen esa característica. Todos son animales ovíparos, es decir, que ponen huevos. Su hábitat no es obligatoriamente el aire, pueden vivir en el mar o en la tierra. Existen dos grupos bien diferenciados: aves e insectos.

Casi todos los animales aéreos basan su dieta y alimentación en semillas, insectos y frutas, aunque también hay animales aéreos carnívoros, es decir, que comen carne y también hay aves carroñeras, que basan su alimentación aprovechándose de la carne de animales muertos.

Animales aéreos - Águila en pleno vuelo

Águila en pleno vuelo

Tipos de animales aéreos

Las aves

Son por lo general pequeños animales bípedos, vertebrados y de sangre caliente, con la capacidad de volar, dar pequeños saltos y a veces andar. Sus patas traseras son muy variables aunque todas las especies tienen pies con forma de garra y pueden tener de 2 a 4 partes diferenciadas. En lugar de patas delanteras tienen alas, que es su principal característica, y aunque casi todas las usen para volar, no todas las aves pueden hacerlo y por lo tanto no lo consideraremos animales aéreos, como el pingüino o el avestruz. Su cuerpo es similar a la de otra clase animales, con la característica de estar recubierto de plumas en lugar de pelos. Las plumas le brindan a las aves protección contra el viento, humedad y el sol. Controlan la temperatura corporal. Son ligeras lo que les permite volar.

Otra característica de las aves es que tienen pico en lugar de boca y la mayoría no tienen dientes, por lo que engullen y digieren la comida completamente en su estómago, además de para comer, es una herramienta para cazar, construir sus nidos y además como arma defensiva y en algunos casos como seducción.

En su tamaño podemos ver muchísimas variaciones según la especie, desde la más pequeña (6 centímetros como los colibríes) hasta la más grande (2 metros como algún tipo de águila).

En cuanto a otras particularidades podemos encontrar cómo alimentan a sus crías, de boca a boca y migran dependiendo de la época del año. Sus huesos son ligeros y tienen una composición seca, resultando en un menor peso corporal. Lo más destacable es su visión y muestran aptitudes cognitivas muy superiores.

Insectos

Los insectos son animales invertebrados, es decir, que carecen de columna vertebral. Por el contrario tienen un exoesqueleto que recubre su cuerpo. Su fisionomía está compuesta, en el mayor de los casos por dos antenas, alas y 3 pares de patas. Existen más de un millón de especies registradas y se dice que 30 millones de especies sin registrar.

Como pasa con las aves, no son animales estrictamente aéreos, estos animales tienen una capacidad súper desarrollada para adaptarse a cualquier clase de hábitat. Son capaces de detectar peligro y esconderse rápidamente gracias a sus antenas, que son su órgano más importante ya que con ellas huelen, tocan y oyen, en cualquier situación (Ya sea de riesgo, apareamiento o para ubicarse).

En sus extremidades se ubican las alas, compuestas por un tejido transparente y ligero. Sus patas tienen muchas articulaciones, por lo que tienen una gran cantidad de movimientos. La boca de estos animales aéreos son muy complejas, su aparato les permite masticar, triturar y roer alimentos duros.

Tipos de vuelo

Los animales aéreos se dividen según el tipo de locomoción que ejecutan y hay dos tipos, motorizadas y sin motor. Las motorizadas son aquellas en las que el animal ejecuta su fuerza y sus músculos para crear la aerodinámica necesaria para volar. Por el contrario, la locomoción sin motor carece de fuera y la manera de volar es basada en la capacidad de algunos animales para ayudarse del viento creando así la fuerza aerodinámica, el viento las arrastran y usan su alas para ir en la dirección a la que quieran desplazarse pero no les permite controlar la velocidad ni la altitud, por lo que su vuelo siempre es descendiente y limitan su alimentación por lo que muchos no son cazadores y comen frutas o semillas que caen de los árboles mientras que los motorizados ingieren las frutas de las plantas más altas y pueden cazar, brindándoles una dieta más variada.

El vuelo de los animales aéreos

El vuelo de los animales aéreos está producido gracias a que estos animales impulsan el aire con mayor rapidez hacia abajo que hacia arriba.

La composición del medio es muy distinto en el agua o en tierra firme, ya que no disponen de una superficie estable donde apoyarse y están obligados a mantenerse volando por sus propios medios.