Castor

Publicado el 12 septiembre, 2018
Castor
5 (100%) 2 votos

El castor (Castor Canadensis o Castor fiber)  está entre los roedores vivos más grandes del mundo. Tienen piel gruesa, patas palmeadas y colas aplanadas y cubiertas de escamas. Con mandíbulas poderosas y dientes fuertes, talan árboles para construir casas y presas, cambiando a menudo su entorno de la forma en que pocos otros animales pueden hacerlo.

Un castor americano

Un castor americano

Especies

Sólo hay dos especies de castores. El castor americano (Castor canadensis) típicamente pesa 27 kilogramos y miden de 60 a 100 centímetros de largo. La cola añade otros 20 a 30,5 cm a su longitud.

El castor euroasiático (Castor fiber) tiene aproximadamente el mismo tamaño. Por lo general pesan de 13 a 35 kg y miden de 73 a 135 cm de largo. Sus colas son más estrechas y sus cráneos más pequeños que los del castor americano.

Características

Tienen dientes grandes. Sus incisivos superiores tienen una longitud de 20 a 25 mm. Siguen creciendo a lo largo de su vida. Los castores se han adaptado a una existencia semi-acuática con orificios nasales y orejas cerrables, y membranas oculares transparentes.

Tanto los castores macho como las hembras tienen un par de glándulas aromáticas, llamadas ruedas, en la base de sus colas. Usan las secreciones de estas glándulas, una sustancia parecida al almizcle llamada castóreo, para marcar el territorio.

Piel

Ambas especies poseen dos capas separadas de sus pelajes. La parte superior del manto, que es gruesa, ofrece beneficios defensivos. Aunque todos los castores tienen una base suave y lisa, lo es especialmente para los castores euroasiáticos. Los castores norteamericanos suelen tener el pelo negro parduzco o rojizo. Sus amigos euroasiáticos también suelen tener pelo rojizo. Sin embargo, los castores euroasiáticos en los lugares del sur generalmente exhiben abrigos más ligeros.

Rasgos faciales

Todos los castores tienen cabezas muy grandes, ojos diminutos y orejas apenas perceptibles. Uno de sus rasgos físicos más memorables son sus dientes, todos ellos tienen pares de incisivos de tamaño considerable que son de color naranja vivo. Los dientes de castor crecen durante toda su vida. Los castores euroasiáticos también suelen tener bocas y narices más largas y delgadas.

Cola y patas

Las colas de los castores, que a menudo se emplean con fines de equilibrio, son escamosas y de color oscuro. Las escamas que adornan sus colas son casi negras. En su mayor parte, están desprovistos de pieles. Aunque ambas especies tienen colas ovaladas, los castores norteamericanos son más prominentes. Los castores norteamericanos también tienen colas más anchas. Todos los castores tienen grandes patas palmeadas en la espalda, mientras que sus patas delanteras son pequeñas con grandes garras. Sus pies tienen cinco dígitos.

Comportamiento

El castor es principalmente nocturno, pasa la mayor parte de su tiempo comiendo y construyendo. Los castores crean presas para hacer estanques, su lugar favorito para vivir. Las presas se crean tejiendo ramas, talando árboles con los dientes e impermeabilizando la construcción con barro. Las presas pueden tener varios metros de largo y hasta 2 metros de altura. También excavan canales para llevar el agua a su área de alimentación.

El castor tiene un impacto tremendo en los ecosistemas. Las presas alteran el flujo de los ríos y pueden inundar cientos de acres. Las presas evitan la erosión y elevan el nivel freático, lo que ayuda a purificar el agua a medida que se acumula el limo y descompone las toxinas. A medida que se acumulan sedimentos y escombros, el carbono aumenta y el nitrógeno disminuye. Los cambios químicos alteran el tipo de invertebrados, y la nueva fuente de agua atrae nuevas especies de aves, peces y anfibios. La madera inundada muere y el bosque se convierte en un ecosistema de aguas abiertas. Con el tiempo, las presas abandonadas decaen y aparecen praderas.

Los castores son excelentes nadadores y pueden permanecer bajo el agua hasta 15 minutos. Alarmados, golpean el agua con sus colas, advirtiendo a otros que se refugien bajo el agua. Los castores son principalmente nocturnos, realizando la mayoría de las actividades desde el atardecer hasta el amanecer. No hibernan, sino que salen regularmente del albergue durante todo el invierno para obtener alimento de un escondite sumergido, debajo de la superficie congelada, anclado en las cercanías.

Los castores parecen ser muy territoriales, siendo agresivos con los intrusos. Para anunciar los límites de su territorio, crean montículos de lodo estratégicamente colocados en los que aplican su almizcle, el castóreo, a partir de las glándulas de ricino en forma de pera situadas en la región anal de ambos sexos.

Hábitat

Todos los castores necesitan agua para sobrevivir. Viven en o cerca de estanques de agua dulce, lagos, ríos y pantanos.

La casa de un castor se llama refugio. Las cabañas son pequeñas casas en forma de cúpula hechas de palos tejidos, pastos y musgo enlucido con barro. Los que pueden tener hasta 2,4 metros de ancho y hasta 1 metro de altura en el interior. Las cabañas se construyen a orillas de estanques, en islas o a orillas de lagos, apenas por encima del nivel del agua. Muchos refugios tienen una puerta trasera submarina para acceso instantáneo a la natación.

El castor es un nadador excepcional.

El castor es un nadador excepcional.

Distribución

Los castores americanos viven en toda Norteamérica, pero se mantienen alejados de los desiertos y de las zonas más septentrionales de Canadá. Los castores euroasiáticos vivían en toda Europa y Asia. En la actualidad, sólo viven en pequeñas cantidades en el sur de Escandinavia, Alemania, Francia, Polonia y Rusia central debido a la caza excesiva.

Alimentación

Los castores no sólo construyen casas de los árboles, sino que también las comen. A diferencia de otros mamíferos, los castores pueden digerir la celulosa, que es un componente importante de su dieta. Los castores comen hojas, raíces y corteza de álamos, sauces, arces y álamos. También comen plantas acuáticas, como los nenúfares.

Si ves un árbol así, sabrás que hay un castor cerca.

Si ves un árbol así, sabrás que hay un castor cerca.

Depredadores

Algunos de los depredadores más comunes de estos roedores son los pescadores, coyotes, halcones, osos pardos y negros, nutrias de río del norte, linces, águilas, pumas, búhos, glotones y lobos. El ser humano también es una seria amenaza para los castores norteamericanos, ya que a veces los cazan por sus pieles.

La depredación es especialmente frecuente en los castores americanos jóvenes, ya que son físicamente mucho más pequeños y, por lo tanto, más fáciles de atacar que sus homólogos adultos. Los castores adultos son lo suficientemente grandes como para disuadir los ataques de algunos depredadores, y pueden protegerse de otros golpeando sus colas contra el agua.

Los castores euroasiáticos también tienen una gran variedad de depredadores, algunos de los cuales son zorros rojos, osos pardos, linces y lobos euroasiáticos. Al igual que los castores norteamericanos, los castores euroasiáticos también son cazados por los humanos por su carne y piel. Aunque la caza del castor es ilegal en Mongolia, se lleva a cabo ocasionalmente.

Al igual que con los castores norteamericanos, los castores euroasiáticos a menudo pueden mantenerse a salvo y a salvo de los depredadores amenazantes simplemente permaneciendo dentro de sus resistentes y bien construidos refugios. Estos castores también son lo suficientemente inteligentes como para mantenerse alejados de los tipos de sustento que retienen los olores de otros depredadores.

Reproducción

Un refugio es a menudo el hogar de una pareja monógama, sus crías y las crías nacidas el año anterior.

Los castores se aparean durante el invierno, de enero a marzo. El castor euroasiático tiene un período de gestación de alrededor de 60 a 128 días. Luego, dan a luz de uno a seis bebés que pesan entre 230 y 630 gramos. Las crías del castor euroasiático suelen destetarse después de seis semanas de vida.

Los castores americanos tienen un período de gestación de alrededor de 105 a 107 días. Dan a luz de uno a cuatro crías que pesan alrededor de 250 a 600 gramos. Los castores americanos suelen ser destetados en unas dos semanas.

Alrededor de los 2 años de edad, las crías salen del albergue y hacen uno suyo. A los 3 años, encuentran una pareja monógama.

Estado de conservación

Los castores fueron una vez cazados casi hasta la extinción porque eran valorados por sus pieles, castoreum y carne. Los sombreros de castor eran en su día el colmo de la moda, y el castoreum se utilizaba en medicina, alimentación y perfumería.

Hoy en día, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), los castores no están considerados en peligro. Están muy extendidas, son comunes en muchas partes de su área de distribución y sus poblaciones son estables.

Listado de otros animales interesantes

Ejemplar macho de la mariposa emperador púrpura

Emperador púrpura

Imagen de una urraca

Urraca común