El dragón de mar foliáceo (Phycodurus eques) es un animal marino perteneciente a la familia Syngnathidae que incluye a dragones marinos, peces pipa y caballitos de mar. Es el único miembro del género Phycodurus.

El nombre procede de su apariencia que posee largas largas protuberancias en forma de hoja por todo su cuerpo y de su parecido con el mítico dragón. Son usadas únicamente para camuflarse, conviertiéndose así en el rey del camuflaje.

Dragón de mar foliáceo

Dragón de mar foliáceo visto de perfil

Características

El dragón de mar foliáceo son más grandes que los caballitos de mar, llegando a crecer hasta unos 20 – 24 cm y las hembras son ligeramente más pequeñas que los machos. Su piel le da la apariencia de un alga marina y es capaz de imitarla al nadar, pareciendo un alga marina flotando. También puede modificar su color para camuflarse con el entorno pero está habilidad depende de la alimentación, edad, ubicación y el nivel de estrés que posea el animal.

Se propulsa mediante una aleta pectoral situada en la cresta de su cuello y otra aleta dorsal en su lomo ubicada cerca del extremo de la cola. Las aletas son muy pequeñas y casi totalmente transparentes y difíciles de ver por el movimiento que realizan para simular ser un alga flotante.

A pesar de su similar apariencia con el caballito de mar, posee ciertas diferencias a en su forma de nadar y es incapaz de agarrar cosas con la cola, pues casi careza de ella. A diferencia de otros peces donde las aberturas de sus branquias tienen forma de media luna, en el dragón de mar foliáceo tienen forma circulares.

Comportamiento

Son capaces de viajar cientos de metros en busca de comida, desde su zona habitual y volver después hacía el punto de partida pero son extremadamente lentos moviéndose aproximadamente a 150 m por hora. Por lo que son clasificados como los más lentos de su familia.

En el mar permanece inmóvil durante la mayor parte de su tiempo (hasta 68 horas) y cuando no se alimenta dedica su tiempo a descansar, ya que se agota con mucha facilidad. Cuando hay tormentas y el agua está muy agitada corren el riesgo de morir por agotamiento.

Hábitat

El dragón de mar foliáceo habita en aguas del sur de Australia desde Wilson’s Promontory en Victoria hasta  la bahía de Jurien. Antiguamente se creía que su distribución era más limitada pero se descubrió que los dragones marinos foliáceo poseen una gran sentido de la orientación.

Se localizan en aguas de hasta 50 m de profundidad que posean rocas cubiertas de algas marinas y alrededor de bancos de arena.

Alimentación

El dragón de mar foliáceo se alimenta de plancton, pequeños crustáceos como anfípodos y camarones mísidos y peces larvales. Al igual que el caballito de mar, no tiene dientes y succiona los alimentos por su boca en forma de tubo. Al tragarse el alimento completamente debe de ser lo suficientemente pequeño como para digerirlo completamente.

Depredadores

El dragón de mar foliáceo está rodeado de depredadores en su entorno natural pero son tan buenos camuflándose que pasan inadvertidos aunque su depredador esté delante de ellos. Sin embargo, cuando son crías aún no disponen de la capacidad de camuflarse sí son víctimas de diversos depredadores, que los consumen en grupos y imposibilitan su expansión.

Fuera de su entorno natural si posee depredadores. ¿Cuales? Como siempre, los humanos. El hombre ha contaminado sus aguas haciéndoles muy difícil vivir en su entorno natural, y si su hábitat es deterioro no podrían camuflarse y serían victimas de otros peces que ahora no tendrían problemas para verlos.

También son presas de redes de pesca o de la captura para venderlos como mascotas para acuarios de agua salada. Debido a su rareza y a su aspecto físico son muy apreciados por los humanos, pero no saben criarlos y en la mayoría de las veces sólo ponen en riesgos sus vidas.

Dragón de mar foliáceo camuflado

Dragón de mar foliáceo camuflado

Reproducción

Los dragones de mar foliáceo son muy solitarios, pero cuando llega el momento de aparearse se vuelven agresivos para conseguir una hembra. El cortejo consiste en nadar en sincronía, lleva algo de tiempo pero cuando se logra están listos para aparearse.

Como los caballitos de mar, el macho es quien cuida los huevos. La hembra pone hasta 250 huevos de un color rosa brillante, que luego son depositados con el ovipositor en la bolsa del macho. Pasadas unas 9 semanas, los huevos eclosionan dependiendo de la temperatura del agua.

Los huevos se vuelven de un color color púrpura o anaranjado durante ese periodo, al terminar el macho extraerá a sus crías en un proceso que dura entre 24 – 48 horas. Para ayudarlos a eclosionar el macho sacude la cola y la frota contra algas y rocas. Sólo un 5% de los huevos sobreviven.

Una vez que nacen el joven dragón de mar foliáce es totalmente independiente y comerá plancton hasta que pueda ser capaz de cazar mísidos. Cuando cumpla dos años de vida se considerarán adultos y podrá reproducirse.

Estado de conservación

El dragón de mar foliáceo están expuestos a muchos peligros tanto naturales como artificiales. Son cazados por humanos para acuarios o para medicina alternativa. En su entorno habitual pueden sufrir por fenómenos atmosféricos ya que no poseen una cola donde agarrarse como si hacen sus parientes los caballitos de mar. También son nadadores extremadamente lentos, por tanto cuando son jóvenes y carecen de camuflaje no pueden escapar de los depredadores.

La especie está protegida en Australia Meridional desde 1987, en Victoria desde al menos 1995 y en Australia Occidental desde 1991. Y está incluida en la Ley de Protección del Medio Ambiente y Conservación de la Biodiversidad de 1999 que considera a la especie como parte de cualquier proyecto de desarrollo. Por tanto, podríamos considerar que actualmente no se encuentra en peligro.

Cultura popular

El dragón de mar foliáceo es el emblema marino oficial  del estado de Australia Meridional y también lo es de las siguientes organizaciones: Australia Meridional: Adelaide University Scuba Club Inc. y Marine Life Society of South Australia Inc.

Cada dos años se celebra el festival del Dragón del Mar de Hoja, en el distrito de Yankalilla en Australia del Sur. Es un festival del medio ambiente, las artes y la cultura de la Península de Fleurieu, con el dragón de mar foliáceo como protagonista.

En el año 2006, en nombre de las organizaciones de Australia Meridional, se realizó la película The Amazing Adventures of Gavin, a Leafy Seadragon (Las increíbles aventuras de Gavin, un dragón de mar foliáceo) con el fin de concienciar sobre la protección marina de las biorregiones de Australia Meridional para niños de 8 a 12 años que se distribuyó en DVD por los colegios del país.

Dragón de mar foliáceo
5 (100%) 3 votos

Listado de otros animales interesantes

Caballito de mar

Caballito de mar

Manada de focas