El ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus) también conocido como ornitorrinco de pico de pato, es un animal acuático nativo de Australia (Este) y Trasmania. El ornitorrinco es un animal extremamente raro en todos los sentidos, no sólo por su apariencia, si no porque pertenece a una de las cinco especie conocidas como monotremas, llamado así a los mamíferos que ponen huevos, en lugar de dar a luz a crías vivas. Las otras cuatro especies pertenecen a las equidnas.

Especies

El ornitorrinco es único representante de su familia (Ornithorhynchidae) y género (Ornithorhynchus). Aunque se han encontrado varias especies relacionadas en el registro de fósiles. Los primeros científicos que se encontraron con el animal en 1793, lo describieron como “varios animales cosidos juntos”.

Características

El ornitorrinco posee una apariencia extremadamente extraña, pues tiene patas de nutria, pico de pato y cola de castor. Sus patas traseras también están palmeadas como las de un ave acuática.

El peso varía notablemente entre distintos individuos de 0,7 a 2,4 kg. A la hora del tamaño, el macho es más grande que la hembra con un promedio de 50 cm de longitud. Las hembras miden un promedio de 43 cm y varía según la región donde habite. No sigue ninguna regla climática en particular y no se sabe con seguridad a que se debe pero se sospecha que puede deberse a factores ambientales como la depredación y la invasión humana.

Tanto el cuerpo y la cola ancha están cubiertos de un denso pelaje de color marrón que le otorga al animal una capa aislante que lo mantiene caliente. También es impermeable y su textura es similar a la de un topo. La cola es usada como un almacén de grasa (característica que comparte con el demonio de Tasmania). Las membranas interdigital de sus pies son más importantes en los pies delanteros y se doblan hacia atrás cuando camina sobre la superficie de la tierra. El alargado hocico y la mandíbula inferior se encuentran cubiertas por una piel suave, formando así el pico. En la superficie dorsal del hicio se encuentran las fosas nasales, mientras que los ojos y las orejas se ubican en un surco situado justo detrás del hocico. El surco es capaz de cerrarse cuando nada. Cuando se les molesta emiten un gruñido bajo y en cautividad se han detectado varias vocalizaciones para distintas situaciones.

Normalmente la temperatura corporal en los mamíferos placentarios es de unos 37 °C, pero en el ornitorrinco existe una variación y su cuerpo se sitúa en un promedio de unos 32 °C. Los investigadores creen que es debido a una adaptación al medio que los rodea, en vez de una característica histórica de los monotremas.

Los jóvenes ornitorrincos poseen tres dientes en cada uno de sus maxilares (un premolar y dos molares) y dentales (tres molares), que pierden antes o después de abandonar la madriguera por primera vez. Los adultos poseen almohadillas fuertemente queratinizadas en lugar de dientes.

A la hora de caminar su paso es similar a la de un reptil. Tiene las piernas a los lados del cuerpo en vez de por debajo. Cuando camina por tierra camina con los nudillos sobre sus pies delanteros para proteger las correas entre los dedos de los pies.

Veneno

Una de las características más desconocidas del ornitorrinco es su peligrosidad, ya que posee unos espolones que liberan veneno ubicados en su pie trasero. A pesar de que tanto hembra como macho poseen los espolones sólo el macho genera el veneno. Este veneno es usado para la autodefensa y para causar lisis a bacterias y hongos, aunque es suficiente para matar a animales pequeños como perros, y aunque el venenoso no es mortal para los humanos es suficiente para causarle grandes dolores pudiendo llegar a incapacitarlo.

Cuando el veneno es administrado se genera un edema que se desarrolla rápidamente alrededor de la herida y se extiende por toda la parte afectada. La información obtenida de historiales clínicos indican que el dolor se desarrolla en una hiperalgesia de larga duración (una mayor sensibilidad al dolor) que persiste durante días o incluso meses.

El veneno es desarrollado en las glándulas crurales que son glándulas alveolares en forma de riñón conectadas por un conducto de pared delgada a un espolón del calcáneo en cada miembro posterior. La hembra posee cogollos rudimentarios que no llegan a desarrollarse (caen antes del final de su primer año) y carecen de glándulas crurales funcionales.

La cantidad del veneno aumenta en época de reproducción para ser usado en las bifurcas con otros machos. Aunque no llega a ser potencialmente mortal, si deja a la victima con graves daños.

Ornitorrinco

Ornitorrinco

Electrorecepción

Es un mamífero monotrema que son los únicos capaces de detectar los campos eléctricos que producen sus presas generados por sus contracciones musculares. El electrorecepción del ornitorrinco es el más sensible de todos los monotremos.

Los electrorreceptores se encuentran en filas rostrocaudales en la piel del pico, mientras que los mecanorreceptores (que sirven para detectar el tacto) están distribuidos uniformemente a lo largo del pico. De esta forma es capaz de determinar la dirección de las fuentes eléctricas que percibe, comparando las diferencias entre las intensidades de la señal a a través de la lámina de los electrorreceptores. Esto explica el movimiento de la cabeza de lado a lado que realiza cuando caza, que también se observa en el tiburón martillo. La coincidencia de las entradas táctiles y electrosensoriales sugiere un mecanismo que determina la distancia de las presas que, al desplazarse, emiten tanto señales eléctricas como pulsos mecánicos de presión. El ornitorrinco utiliza la diferencia entre los tiempos de llegada de las dos señales para detectar la distancia a la que se encuentra su presa.

Los electrorrecptores también le permite detectar a los objetos animados e inanimados debido que al sumergirse cierra sus ojos, oídos y nariz.

Comportamiento

La mayor parte de su vida la pasa en el agua en busca de alimento fresco, pero también es posible verlo en tierra con bastante frecuencia. Concretamente suele pasar unas 12 horas diarias cazando en el agua y el resto del tiempo (fuera de la época de apareamiento) lo pasa en una madriguera de unos 30 cm de profundidad.

Hábitat

El ornitorrinco es un animal que tiene una vida semi-acuática, por tanto puede ser hallado en arroyos y ríos en las latitudes más alta de Australia (Este) y Tasmania. También es posible ubicarlo en selvas tropicales.

Ornitorrinco nadando

Ornitorrinco nadando

Alimentación

El ornitorrinco es un animal carnívoro que se alimenta de gusanos anélidos, larvas anélidos, larvas de insectos, camarones de agua dulce, y yabby de agua dulce. Los caza mientras nada o los saca de sus escondites cavando en el lecho del río con su hocico cuando los detecta con sus electrorreceptores. Pasa unas 12 horas diarias buscando comida porque necesita comer alrededor del 20% de su propio peso.

Depredadores

El ornitorrinco puede ser presa de muchos depredadores que incluyen zorros, serpientes y cocodrilos. En Australia hay una población muy pequeña de ornitorrincos debido a la gran cantidad de cocodrilos que habitan en ese área.

Reproducción

El ornitorrinco comienza el apareamiento entre los meses de invierno. De Junio hasta Octubre, con ciertas variaciones locales entre diferentes poblaciones de su área de distribución. Se cree que la hembra posee mayor probabilidad de madurar sexualmente en su segundo año de vida. También se ha confirmado que en hembras de más de nuevo años de edad todavía pueden reproducirse.

Normalmente vive en una madriguera de unos 30 cm por encima del nivel del agua, pero después de aparearse la hembra  realiza la madriguera más profundamente y elaborada de más de 20 m de largo y la bloquea a intervalos con tapones, que actúa como una protección frente a aguas crecientes o a depredadores. También regulan la temperatura y humedad. Al fondo de la madriguera la hembra realiza una superficie acolchada con hojas mojadas, dobladas y húmedas. Este material se introduce en la madriguera arrastrando hasta el nido metiéndolo por debajo de su cola rizada. El macho no participa en la crianza de las crías y se retira a su madriguera.

El ornitorrinco femenino posee un par de ovarios, pero sólo el izquierdo es funcional. La puesta es de uno a tres huevos, normalmente dos. Son pequeños y coriáceos (muy similares a los de reptiles) con un tamaño de 11 mm. Antes de ponerlos, los huevos se desarrollan en el útero durante unos 28 días y tan sólo bastan 10 días de incubación externa. Después de la puesta, la hembra se enrosca alrededor de ellos para incubarlos. El periodo de incubación se divide en tres fases. En la primera fase, el embrión no tiene órganos funcionales y depende del saco vitelino para su sustento. La yema es absorbida por la cría en desarrollo. Durante la segunda fase, los dígitos se desarrollan, y en la última fase, aparece el diente del huevo.

Las crías al nacer son ciegas y sin pelos, por lo que son extremadamente vulnerables. Se alimentan de leche materna pero aunque la hembra posee glándulas mamarias no tienen pezones y la leche es expulsada por los poros de su piel y es acumulada en los surcos de su abdomen. La madre sólo abandona la madriguera durante periodos cortos para alimentarse, pero antes crea una serie de finos tapones de tierra a lo largo de la madriguera para proteger a las crías de los depredadores. Al empujarlos hacia el exterior, a de su piel regrese y permite que la madriguera permanezca seca.

Pasado unas cinco semanas, la hembra empieza a estar más lejos de sus crías y al llegar los cuatro meses, las crías abandonan la madriguera.

Estado de conservación

El ornitorrinco es una especie amenazada ya que es muy sensible a la suciedad el agua. El aumento de la contaminación de las aguas no le ayuda en absoluto y disminuye su población.

Cultura popular

En un relato de David Collins sobre la nueva colonia entre 1788 y 1801, describe al ornitorrinco como “un animal anfibio muy parecido a un topo” e incluye el dibujo del animal.

Ornitorrinco
5 (100%) 2 votos

Listado de otros animales interesantes

Rana cohete rayada

Rana cohete rayada