El zapatero es el nombre común de los insectos pertenecientes a la familia Gerridae, llamados de distinta forma según cada país Es un insecto acuático que se encuentra en las aguas inmóviles del hemisferio norte. Existen más de 1.700 especies distintas de zapateros y el 10% son especies marinas. Como la mayoría de los insectos son muy delicados y son conocidos por poseer la habilidad de “caminar sobre el agua”.

Características

La familia Gerridae se caracteriza por posee pelo hidrófugo, garras preapicales retráctiles y patas y cuerpo alargados. Los pelos hidróficos son micropelos que conforman un pequeño pelo (1.000 micropelos por cada pelo) que le proporciona resistencia al agua, ya sean salpicaduras o gotas de agua. Al no quedarse el agua en el cuerpo, evita que éste pese más de la cuenta y pesen sobre el cuerpo.

Es conocido por su habilidad para “caminar sobre el agua”. Para lograrlo usan la tensión superficial para caminar por la superficie del agua. Detectan las vibraciones y ondulaciones del agua con los pelos sensibles que poseen en sus patas y cuerpos. No sólo pueden andar sobre el agua, también son capaces de detectar el punto exacto en el que cae otro insecto en el agua. Una vez detectando correrá hacía él para cazarlo.

El zapatero es de un tamaño pequeño, de patas y cuerpo alargado. En la mayoría de especies varía entre 2 – 12 mm. En el hemisferio norte habitan las especies más grandes, que varían entre 12 – 25 mm. Las hembras son más grandes que los machos en casi todas las especies a excepción de la especie Gigantometra gigas, que habita al norte de Vietnam y en el sur de China, donde el tamaño se invierte. En esta especie los machos sin alas alcanzan los 36 mm y 32 mm en las hembras aladas (los machos alados simplemente son ligeramente mayores que las hembras). En esta especie cada pata media y trasera puede llegar a superar los 10 cm.

Zapatero en vista isométrica

Zapatero en vista isométrica

Tiene dos antenas divididas en cuatro segmentos. Numerados desde el más cercano a la cabeza hasta el más lejano. Las antenas poseen cerdas cortas y rígidas en el tercer segmento. Los segmentos de las antenas varían en longitud entre las distintas especies, lo que ayuda identificar a las distintas especies dentro de la familia Gerridae. Por normal general, el primer segmento es el más largo de los tres restantes. Los cuatro segmentos combinados no legan a medir más que la cabeza del zapatero.

El tórax es el más largo, estrecho y pequeño. La capa externa del tórax puede ser brillante u opaco, aunque depende de la especie. Puede estar cubierto de micropelos para repeler el agua. El abdomen puede poseer varios segmentos y contiene tanto el metano como el onfalio.

Las patas están formadas por un par de patas delanteras, centrales y traseras. Las delanteras están ubicadas justo detrás de los ojos, son más cortas y poseen garras preacpicales adaptadas para punzar a la presa. No se encuentran al final de la pierna, sino a la mitad. Las patas centrales están ubicadas en la parte central del tórax, muy cerca de las patas traseras y son más alargadas que el primer par, pero más cortas que el último par y están adaptadas para propulsarse por el agua. Al moverlas rápidamente pueden huir de un depredador o para cazar a otro insecto. Las patas traseras son las más largas y son usadas para repartir el peso y guiar al zapatero sobre la superficie.

Algunos zapateros poseen las alas en el dorsal del tórax, aunque no todas las especies las poseen como los Halobates. A lo largo de la evolución ha experimentando un poliformismo en la longitud de la las que ha afectado en su capacidad de vuelo y ha evolucionado de manera filogenética donde algunas poblaciones poseen alas largas, aladas-dimórficas o de alas cortas. Las alas de zapateros cambian según los habitas en donde habitan. En las aguas más bravas poseen alas más cortas y aguas más tranquilas las alas son más largas. Esto se debe al daño potencial de las las y a la capidad de dispersión.

Comportamiento

La discriminación por parentesco es poco frecuente en la familia Gerridae, y sólo se observa realmente en el género Halobates. Numerosos estudios han demostrado, que sin hambre, que los Aquarius remigis ni los Limnoporus dissortis canibalizan preferentemente a los no parientes. Estas especies no muestran inclinaciones familiares, dejando que sus crías se alimenten sin ayuda. Las hembras son las que más canibalizan, y además lo hacen sobre las crías, por tanto éstas deben dispersarse tan pronto como sus alas estén desatolladas para evitar el canibalismo y otros problemas sociales. Ni los padres ni hermanos son caces de identificarse entre los miembros genéticamente relacionados.

Son insectos territoriales y se lo hacen saber a los demás mediante vibraciones. Tanto las hembras como los machos disponen de sus propios territorios. Durante la época de apareamiento el macho protegerá a la hembra y a su territorio. Fuera de la etapa de reproducción, a veces, viven en grupos para trabajar juntos y obtener más alimentos y refugios. Si el grupo se vuelve demasiado denso obstarán por volar o iniciar el canibalismo.

No pasan todo su tiempo en el agua, cuando llega el inverno deben hibernar para resurgir cuando llegue la primavera.

Dispersión

Cuando la concentración de sal en el agua aumenta repentinamente, puede desencadenar la migración de los zapateros. Cuando ocurra se trasladarán a otras zonas de menos salinidad, lo que dará como resultado la mezcla de los genes dentro de los cuerpos de agua dulce y salobre.

Otro motivo que puede dispersar a los zapateros, es la densidad de la población de ninfas (crías). Por tanto, dará como resultado un mayor porcentaje de adultos braquieros que desarrollan músculos de vuelo. De esta forma pueden volar a otras zonas vecinas, se apareen y así propagar sus genes. Esta propagación y mezcla de genes es beneficiosa para la especie.

Normalmente, se dispersan de forma que disminuya la densidad de zapateros en cierta zona. La mayoría de especies lo realizan mediante el vuelo. Las especies que carecen de alas dependen de la corriente del agua o de las inundaciones. En los Halobates, a menudo, los huevos se depositan en escombros flotantes y por lo tanto consiguen que se extiendan a través del océano.

Hábitat

El zapatero habita en la superficie de los estanques, arroyo lentos, pantanos y otras aguas tranquilas. La mayoría lo hace en zonas de alga dulce, pero existen géneros como Asclepios, Halobates, Stenobates que habitan en agua marina. Normalmente, residen en zonas costeras, aunque algunos Halabates viven en alta mar, siendo los únicos insectos en ese hábitat.

Las aguas deben tener una considerable fuente de insectos o zooplancton y contener rocas o plantas para depositar los huevos. La temperatura del agua debe de ser de 25 °C y no inferior a 22 °C. Ésto es debido a que las jóvenes ninfas (crías) necesitan una determinada temperatura para desarrollarse. Cuanto más altas sean las temperaturas de las aguas, más tiempo tardarán en desarrollarse.

Distribución

Puede ser encontrado fácilmente en toda Europa, Rusia, Canadá, EE.UU., Sudáfrica, Sudamérica, Australia, China y Malasia. Por el momento no se ha encontrado ninguna especie en Nueva Zelanda.

Alimentación

El zapatero es un insecto carnívoro que se alimenta de otros insectos invertebrados, principalmente arañas e insectos o de larvas de otros insectos. A pesar de su apariencia afable, realmente es bastante agresivo como depredador. Cuando un insecto cae en el agua, éste en un intento de salir del agua genera unas ondas que son detectadas por las patas delanteras del zapatero. Al ir hacia él inyecta enzimas salivales que descomponen las estructuras internas de la presa, y luego succiona el líquido resultante. Prefieren presas vivas, aunque se alimenta indiscriminadamente de insectos terrestres.

En el género halobatos, que se encentran en mar abierto, se alimentas de insectos flotantes, zooplancton y en ocasiones recurren al canibalismo comiéndose sus propias crías. Esto ayuda indirectamente a controlar el tamaño de las poblaciones y para reducir los conflictos territoriales. Cuando no se encuentran en época de apareamiento y forman grupos cooperativos, y no las tasas de canibalismo son bajas, los zapateros compartirán grandes matanzas con otros a su alrededor.

Algunas especies de zapateros son insectos recolectores que se alimentan de sedimentos o de la superficie de los depósitos.

Depredadores

El zapatero por su tamaño y su aspecto destacado, inmóvil en la superficie del agua es fácilmente reconocible por otros animales acuáticos. Los principales depredadores  son peces y tritones desde el agua y pájaros, ranas y sapos desde la superficie.

De los halobatos se alimentan petreles, gaviotines y otros peces marinos. Los peces no suelen alimentarse de zapateros, pero lo harán en caso de escasez. Una de los motivos es que unas glándulas ubicadas en el tórax de los zapateros segrega un aroma que repele a los peces de comerlos.

Las ranas se alimentan de ellos. Pero al igual que los peces, lo harán cuando escasee el alimento. Los mayores depredadores son las aves. En ocasiones, son los propios zapateros los que se convierten en depredadores, pues en algunas especies se practica el canibalismo.

Para escapar de los depredadores pueden volar a otros estanques o sumergirse bajo el agua.

Reproducción

El zapatero se reproduce en la superficie del agua. El apareamiento empieza en primavera y principios de verano. El apareamiento se realiza a través de la comunicación de la frecuencia de ondulación producida por la superficie del agua. Los machos realizan estas ondulaciones emitiéndolas en tes frecuencias principales: 25 Hz como señal de repelencia, 10 Hz como señal de amenaza y 3Hz como señal de cortejo. Emitirá primero la señal de repelencia para que el otro sepa que está en su territorio. Si no recibe una respuesta de repelencia, entiende que es una hembra y cambiará a la señal de cortejo. Si la hembra está receptiva bajará su abdomen y permitirá el apareamiento. Si no se encuentra receptiva emitirá una señal de repulsión. Los machos que se han apareados permanecerán unidos a la hembra durante toda la temporada reproductiva para asegurarse de que no se apareen con otros machos y así sus genes se propaguen.

Zapatero realizando ondas

Zapatero realizando ondas

Ponen sus huevos en rocas o vegetación sumergida usando una sustancia gelatinosa. Ciertas especies ponen los huevos en la orilla del agua si éstas están lo suficientemente tranquilas. La cantidad de huevos desovados depende de la cantidad de alimento que haya disponible. Las hembras llevan entre dos y viente huevos. Los huevos son de color blanco cremoso o translúcido, pero se vuelven de color naranja brillante.

Los huevos pasarán por cinco etapas de estadios de formas ninfales hasta la etapa adulta. Cada fase del estadio posee la misma duración. Cada etapa ninfal tiene una duración de 7 – 10 días y  en el agua muda su vieja cutícula a través de una sutura en forma de Y dorsal a la cabeza y el tórax. Las ninfas son muy similares a los adultos, tanto en su comportamiento como en su dieta, pero son más pequeñas (1 mm de longitud), más pálidas y carecen de diferenciación en los segmentos tarsiano y genital.

Cuando eclosionan, las larvas se sumergen en el agua donde se desarrollaran hasta que emerjan a la superficie como zapateros adultos. Este proceso puede durar entre 60 – 70 días, aunque puede variar según la temperatura a la que se encuentre el agua.

Estado de conservación

El zapatero aunque es muy numeroso tiene problemas para mantener su población. En las zonas donde empieza a escasear el cultivo se están viendo afectados por los crecientes niveles de contaminación de las fuentes naturales de agua dulce donde habitan.

Zapatero
5 (100%) 1 voto

Listado de otros animales interesantes

Sapo común en el bosque
Pez mariposa

Pez mariposa