Hablar de los animales extintos es una parte triste de nuestra historia, es triste pensar que hay animales que nunca podremos ver, animales que nunca hemos podido ni imaginar porque se extinguieron hace millones de años o hace 50 años.

Nosotros, los seres humanos, hemos visto como irremediablemente han desaparecido especies enteras delante de nuestras narices, y vergonzosamente no hemos querido, o no hemos podido hacer nada para evitarlo. Sin embargo, otros animales han desaparecido por causas naturales, lo hablaremos todo aquí.

¿Qué son los animales extintos?

La extinción de una especie animal o vegetal en particular ocurre cuando no hay más individuos de esa especie vivos en ninguna parte del mundo, dando lugar a la desaparición de la especie. Esta es una parte natural de la evolución.

Pero a veces las extinciones ocurren a un ritmo mucho más rápido de lo normal. Por ejemplo, al final del Cretácico, hace 65 millones de años, una extinción masiva causó la muerte de muchos tipos diferentes de animales y plantas, incluyendo los dinosaurios.

Hoy en día la intervención humana también está causando una rápida extinción. La caza, la destrucción del hábitat y la sobreexplotación de la vida silvestre dan paso a que muchos tipos diferentes de plantas y animales están al borde de la extinción. Es este tipo de extinción, causada por los humanos, que tratamos en estas páginas.

Causas naturales de la extinción de los animales

Los factores naturales generalmente ocurren a un ritmo más lento que los factores humanos y por lo tanto causan una tasa de extinción más baja. Las actividades humanas ocurren a un ritmo más rápido y causan mayores tasas de extinción. Las actividades humanas son las principales responsables de las actuales tasas de extinción.

Calentamiento y enfriamiento del clima

El cambio climático es causado por una serie de factores y el efecto que el clima tiene sobre la extinción es muy grande. La biodiversidad de la Tierra no puede seguir el ritmo de los rápidos cambios de temperatura y clima. Las especies no están acostumbradas a condiciones climáticas severas y largas temporadas, ni a una composición química cambiante de su entorno. A medida que mueren más especies, a los supervivientes les resulta más difícil encontrar comida. Los climas más cálidos a los que estamos acostumbrados hoy en día son perfectos para que las enfermedades y las epidemias prosperen.

Cambios en los niveles del mar o corrientes oceánicas

Los cambios en el nivel del mar y las corrientes son el resultado, en parte, del derretimiento del agua dulce. El agua más densa y salada se hunde y forma las corrientes de las que depende la vida marina. La propagación y elevación del suelo oceánico también afecta al nivel del mar. Una pequeña elevación en el fondo del océano puede desplazar mucha agua a la tierra que ya está ocupada. Los gases de la actividad volcánica también pueden ser absorbidos por el agua, cambiando así la composición química, haciéndola inapropiada para la vida.

Asteroides/Radiación Cósmica

Los asteroides golpean la tierra con extrema fuerza. Las reverberaciones se pueden sentir en todo el mundo. El sitio del impacto queda completamente destruido.

La Radiación Cósmica es la radiación que se emite desde el espacio exterior y el Sol. Se plantea la hipótesis de que la exposición a demasiada radiación cósmica puede mutar los genes, lo que puede debilitar potencialmente el patrimonio genético de una especie en el futuro. Dado que la radiación proviene del espacio y del Sol, es extremadamente difícil evitar la radiación. Los restos de supernova son una fuente de radiación cósmica.

Lluvia ácida

La lluvia ácida se forma cuando el dióxido de azufre y/o los óxidos de nitrógeno se emiten a la atmósfera. Las sustancias químicas son absorbidas por las gotas de agua en las nubes, y eventualmente caen a la tierra como precipitación ácida. La lluvia ácida aumenta la acidez del suelo, lo que afecta a la vegetación. También puede perturbar ríos y lagos a un nivel posiblemente letal.

Enfermedad/Epidemia

Cada especie tiene mecanismos de defensa como inmunidades y la capacidad de combatir enfermedades. Con los cambios climáticos y paisajísticos, algunas especies están perdiendo su capacidad de defenderse de las enfermedades. Se están volviendo más susceptibles a las enfermedades y epidemias, lo que puede llevar a su eventual extinción.

Propagación de especies invasoras

Las especies invasoras invaden territorio extranjero. Utilizan recursos de los que dependen las otras especies. Una vez que la competencia sea demasiado grande, comenzará la supervivencia del plan más apto, y una de las especies, generalmente la natural, se extinguirá.

Factores humanos de la extinción de animales

Principales causas humanas de extinción

  • Aumento de la población humana
  • Destrucción/Fragmentación del hábitat
  • Contaminación
  • Cambio Climático/Calentamiento Global

Las extinciones causadas por el hombre se consideran generalmente como un fenómeno reciente. SIN EMBARGO:

  • En Australia los primeros humanos aparecieron hace 64.000 años; la extinción hace de aproximadamente de 30.000 a 60.000 años.
  • En las Américas, el 80% de los animales grandes se extinguieron más o menos al mismo tiempo que la primera presencia humana se asentó ahí.

Sobre la base de estos y otros estudios realizados por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN), las extinciones inducidas por el hombre no son necesariamente un fenómeno nuevo. Sin embargo, la extinción por parte de los humanos hoy en día se está volviendo mucho más rápida.

Algunos expertos estiman que la rápida pérdida de especies en la actualidad es entre 100 y 1.000 veces superior a la tasa de extinción natural, mientras que otros estiman que puede llegar a ser entre 1.000 y 11.000 veces superior.

Degradación de Hábitat

La pérdida y degradación del hábitat afecta al 86% de todas las aves amenazadas, al 86% de los mamíferos y al 88% de los anfibios amenazados. La gran y rápida expansión humana ha creado una disminución de territorios naturales.

Cambio climático y calentamiento global

John W. Williams de UW-Madison sugiere que los cambios en regiones como los Andes peruanos, partes del Himalaya y el sur de Australia podrían tener un profundo impacto en las plantas y animales autóctonos.
Williams y sus socios de investigación usaron modelos computarizados para estimar cómo varias partes del mundo se verían afectadas por cambios regionales consistentes con los modelos climáticos del IPCC.

Sus hallazgos indicaron que «A finales del siglo XXI, grandes porciones de la superficie de la Tierra podrían experimentar climas que no se encuentran actualmente y algunos climas del siglo II podrían desaparecer».

Animales extintos que podrían volver

La famosa película ha adquirido un significado añadido, porque ahora podemos retroceder en el tiempo, más o menos. Los científicos están a punto de encontrar formas de resucitar a las especies de entre los muertos, es decir, de su larga (y en algunos casos, breve) historia de extinción. En preparación para la de-extinción, la Long Now Foundation ha enumerado varias especies que cumplen con los criterios para «volver a la vida», incluyendo las que se indican a continuación:

  • Tigre del Caspio: Este tigre de 130 kilográmos una vez vagó por partes de Turquía y Asia Central, pero la especie se enfrentó a su desaparición en la década de 1960 debido a la caza furtiva y la pérdida de hábitat. Los científicos involucrados en este estudio quieren traer de vuelta al tigre utilizando la especie genéticamente similar, el tigre siberiano.
  • Auroch: Este vacuno se encontró una vez en toda Europa, Asia y el norte de África, y se estimó que medía 2 metros de altura. Los científicos tienen previsto recuperarlos mediante la cría selectiva de especies bovinas, algunas de las cuales son portadoras del ADN de Auroch.
  • Dodo: El famoso Dodo representado en «Alicia en el País de las Maravillas» fue encontrado en Mauricio, pero fue asesinado por la codicia humana. El esqueleto de Dodo casi intacto encontrado en 2007 podría contener valiosas muestras de ADN que los científicos podrían usar para resucitar al ave.
  • Mamut Lanoso: Estas grandes criaturas parecidas a los elefantes fueron encontradas por última vez en la isla Wrangel antes de su extinción hace unos 4.000 años. Afortunadamente, algunos especímenes han sido preservados y congelados, por lo que los científicos pueden acceder a su ADN para la posibilidad de desextinción.
  • Metilacina: Este marsupial también se llama el Tigre de Tasmania. Fue nativa de Australia, Tasmania y Nueva Guinea hasta su extinción en la década de 1960. Los científicos creen que parte de su ADN se encuentra en los demonios de Tasmania, que utilizarían para recuperar la metilacina.

¿Es moral hacer esto?

Esa es la pregunta de oro que se hace cuando se trata de resucitar a estos animales de la extinción. Algunos creen que centrarse en especies individuales es un desperdicio, especialmente porque la tasa de extinción no parece estar disminuyendo, incluso con el descubrimiento de nuevas especies. Otros ven el renacimiento de una especie como una oportunidad para una revitalización del hábitat natural y un aumento de la flora y la fauna. De cualquier manera, los avances en los descubrimientos científicos no parecen estar disminuyendo, así que la pregunta a considerar ahora es «¿Por qué no?».

En pocas palabras, cada animal de la Tierra tiene una función particular en un ecosistema. La pérdida de una especie podría llevar a una reacción en cadena no deseada de extinciones, ya sean menores o catastróficas. Si los científicos quisieran devolver el equilibrio a los ecosistemas de la Tierra a través de este proceso de de-extinción, tendrían que seguir el protocolo adecuado para elegir a los mejores candidatos. Douglas McCauley, ecologista de la UCSB, establece tres criterios que deben cumplirse:

  1. Seleccionar especies objetivo con funciones únicas.
  2. Concentrarse en especies que se extinguieron recientemente.
  3. Trabajar sólo con especies que puedan ser restauradas a niveles de abundancia.

Aparte de la viabilidad, los científicos e investigadores se enfrentan a otras cuestiones como si la especie en particular será deseable, si sus muestras de tejido preservado tienen ADN de buena calidad, o incluso si su reintroducción en el medio silvestre sería un éxito. Michael Archer, paleontólogo de la Universidad de Nueva Gales del Sur, señala que tenemos la responsabilidad moral de devolver la vida a los animales, sin importar los obstáculos a los que nos enfrentemos en el camino. En referencia a los comentarios de que la extinción promueve la idea de «jugar a ser Dios», Archer responde: «Creo que jugamos a ser Dios cuando exterminamos a estos animales para empezar».

De-extinción

Entonces, ¿Qué es la de-extinción? También conocida como Resurrección Biológica, el proceso de resucitar especies que han muerto o se han extinguido. Aunque alguna vez se consideró una noción imaginativa, la posibilidad de devolver la vida a las especies extintas ha sido planteada por los avances en la reproducción selectiva, la genética y las tecnologías de clonación reproductiva. Uno de los principales avances fue el desarrollo en la década de 1990 de una técnica conocida como transferencia nuclear de células somáticas (TNCS), que se utilizó para producir el primer clon de mamíferos, la oveja Dolly (nacida en 1996 y fallecida en 2003).

Animales extintos
5 (100%) 2 voto[s]

Listado de animales extintos

El dodo es un animal extinto desde hace muchísimos años.

Dodo

El dodo (Raphus Cucullatus) es un ave no voladora extinta de Mauricio (una isla del Océano Índico), una de las tres especies que constituían la familia Raphidae, generalmente colocada con palomas en el orden Columbiformes pero a veces separadas como una orden (Raphiformes). Las otras dos especies, también encontradas en las islas del Océano Índico, fueron los solitarios (Raphus solitarius de Reunión y Pezophaps solitaria de Rodrigues).

Una pareja de guacamayos disfrutando del amor.

Guacamayo

El guacamayo (Ara) es un ave famoso, de la familia de los loros, con un plumaje vibrante. El colorido es adecuado para la vida en las selvas tropicales de Centro y Sudamérica, con sus copas verdes y coloridas frutas y flores. Las aves se jactan de tener picos grandes y poderosos que rompen fácilmente nueces y semillas, mientras que sus lenguas secas y escamosas tienen un hueso dentro de ellas que las hace una herramienta efectiva para golpear las frutas.

Perezoso agarrado a un árbol

Perezoso

El perezoso o pereza es conocido por la comunidad científica como folívoros (Folivora) o filófagos (Phyllophaga) y pertenecen al suborden de mamíferos placentarios del orden Pilosa. Es conicido popularmente por su movimientos lentos.

Dibujo de la vaca marina de Steller

Vaca marina de Steller

La vaca marina de Steller fue un mamífero sirénido actualmente extinto, perteneciente a la familia de los Dugongiae que habitaba el Pacífico Norte. Podían llegar a medir hasta 8 metros y podía llegar a pesar hasta 10 toneladas.