El canguro (Macropus Giganteus) es un gran marsupial que sólo se encuentran en Australia. Se identifican por sus colas musculosas, fuertes patas traseras, pies grandes, pelo corto y orejas largas y puntiagudas. Como todos los marsupiales, son un subtipo de mamífero, las hembras tienen bolsas que contienen glándulas mamarias, donde sus crías viven hasta que tienen la edad suficiente para emerger.

El canguro es un gran marsupial.

Especies

Los canguros pertenecen a la familia Macropodidae, que también incluye canguros arbóreos, walabíes, wallaroos, quokkas y pademelones. Cuando la gente piensa en canguros, las cuatro especies que típicamente vienen a la mente son del género Macropus: el walaró antílope, el canguro rojo, el canguro gris occidental y el canguro gris oriental. A veces se les conoce como los «grandes canguros» porque estas especies son mucho más grandes. que otros canguros.

Sin embargo, hay 12 especies de canguro arbóreo en el género Dendrolagus, de acuerdo con el Sistema Integrado de Información Taxonómica. Y, los bettongs, en la familia de los Potoridae, son llamados canguros ratas.

  • Grandes canguros
    • Familia: Macropódidos
    • Subfamilia: Macropodinae
    • Género y especies:
      • Macropus fuliginosus (cang.gris occidental; tres subespecies),
      • Macropus giganteus (cang. gris oriental; dos subespecies),
      • Macropus antilopinus (walaró antílope),
      • Macropus rufus (canguro rojo)
  • Canguros de árbol
    • Familia: Macropódidos
    • Subfamilia: Macropodinae
    • Género: Dendrolagus
    • Especies: 12, incluyendo
      • Dendrolagus bennettianus (cang. arbícola de Bennett),
      • Dendrolagus goodfellowi (cang. arbícola de Goodfellow), Dendrolagus matschiei (cang. arb. de Huon),
      • Dendrolagus spadix.
  • Bettongs (Ratas canguros)
    • Familia: Potoridae
    • Géneros y especies:
      • Aepyprymnus rufescens (Canguro rata rojizo),
      • Bettongia (cuatro especies de bettongs, o canguros de nariz corta),
      • Caloprymnus campestris (Canguro rata del desierto)
  • Canguro rata almizclada
    • Familia: Hipsiprymnodontidae
    • Género y especie: Hypsiprymnodon moschatus (La única especie sobreviviente de este género, llamado igual, Canguro rata almizclada, llamado así por su mal olor).

Características

Con la excepción de los canguros del género Dendrolagus, todos los miembros de la familia de los canguros (Macropodidae) dependen de sus largas patas traseras, que usan de forma poderosa para saltar y desplazarse, sus formas predominantes de locomoción. Sus largas colas, engrosadas en la base, se utilizan para el equilibrio. Esta característica es más obvia en los grandes canguros, que utilizan la cola como tercera pata cuando están parados. Cada pata trasera tiene 4 dedos largos y estrechos, el cuarto dedo grande soporta la mayor parte del peso del animal. El segundo y tercer dedo de la pata son unidos y meramente vestigiales, una condición conocida como sindactilia. Las extremidades delanteras cortas, con cinco dígitos desiguales, se utilizan casi como brazos humanos, pero todos los dígitos de la «mano» son de forma afilada, y el pulgar no es oponible.

La cabeza es relativamente pequeña; las orejas son (en la mayoría de los macropódidos) grandes y redondeadas; y la boca es pequeña, con labios prominentes. El pelaje es generalmente suave y lanoso; en muchas especies es canoso, y puede haber rayas en la cabeza, la espalda o las extremidades superiores. Todos los macropódidos son omnívoros y tienen un estómago con cámara que es funcionalmente similar a los de rumiantes como el ganado vacuno y ovino. Ecológicamente, ocupan el nicho que ocupan los animales que pastan y navegan en otros lugares (las especies más grandes tienden a ser pastores, mientras que las más pequeñas son navegantes).

Dentición

Las especies más grandes de canguros tienen dientes complejos y muy coronados. Los cuatro molares permanentes a cada lado de ambas mandíbulas erupcionan en secuencia de adelante hacia atrás y se mueven hacia adelante en la mandíbula, siendo eventualmente empujados hacia adelante. Por lo tanto, un canguro viejo puede tener sólo los dos últimos molares en su lugar, los dos primeros (y el premolar) hace tiempo que se han desprendido. Los molares poseen crestas transversales, de modo que la hierba dura se corta entre los dientes opuestos. Los molares de los macropódidos más pequeños son mucho más simples. Los dientes canguros grandes siguen creciendo a lo largo de la vida, especialmente los machos (más marcadamente en el canguro rojo), mientras que los macropódidos más pequeños no lo hacen.

Comportamiento

Los canguros son sociables y viven en grupos llamados manadas o tropa. Los canguros en una manada se protegen entre sí del peligro. Si un canguro sospecha que hay peligro en la zona, pisará el suelo para alertar a los demás. Si llega a los golpes, un canguro boxeará y pateará a su oponente.

Hábitat

Como habrás adivinado por su número, los canguros pueden sobrevivir en diferentes hábitats. Esto es lo que ha permitido que su número aumente a una población tan grande. Podemos encontrar canguros en bosques, sabanas, matorrales, desiertos, llanuras herbosas y más.

Distribución

La mayoría de los canguros viven en el continente de Australia, aunque cada especie tiene un lugar diferente al que le gusta llamar hogar. Por ejemplo, al Hypsiprymnodon moschatus le gusta anidar en pequeños nidos en el suelo de los bosques tropicales del noreste de Queensland. Los canguros grises en los bosques de Australia y Tasmania, por otro lado. El canguro antilopino se encuentra en los bosques monzónicos de eucalipto del extremo norte de Australia. Los canguros arbícolas viven en las ramas superiores de los árboles en los bosques tropicales de Queensland, así como en la isla de Nueva Guinea.

El canguro es un animal musculoso y fuerte, defenderá su territorio y sus crías duramente,

Alimentación

Los canguros son omnívoros, aunque principalmente si dieta se base de hierbas, no podemos considerarlo animales totalmente herbívoros ya que la dieta del canguro se compone de hierbas, flores, hojas, helechos, musgo e insectos.

Como las vacas, los canguros regurgitan su comida y la mastican de nuevo antes de que esté lista para ser totalmente digerida.

Depredadores

Además de los humanos y los perros salvajes llamados dingos, los canguros se enfrentan a pocos depredadores naturales. El calor, la sequía y el hambre debido a la desaparición del hábitat son los mayores peligros a los que se enfrentan los canguros.

Varias especies más pequeñas se han extinguido o están gravemente amenazadas, probablemente debido a la depredación de los zorros introducidos. El águila audaz (Aquila audax) es uno de los pocos depredadores naturales de los macropódidos.

Reproducción

Probablemente el hecho más conocido de los canguros es que llevan a sus crías en una bolsa. Una canguro hembra está embarazada de 21 a 38 días, y puede dar a luz hasta cuatro crías a la vez, aunque esto es inusual.

Al nacer, el bebé puede ser tan pequeño como un grano de arroz, o tan grande como una abeja, de 5 a 25 milímetros, según el Zoológico de San Diego. Cuando nace, es guiado con seguridad dentro de la cómoda bolsa, donde gesta durante otros 120 a 450 días.

Dentro de la bolsa, la pequeña cría del canguro está protegido y puede alimentarse amamantando desde los pezones de su madre. Los chicos orinan y defecan en la bolsa de la madre. El forro de la bolsa absorbe parte del deshecho, pero ocasionalmente la madre tendrá que limpiarlo, lo cual hace insertando su largo hocico en la bolsa y usando su lengua para quitar el contenido. Una cría joven permanecerá agarrada a un pezón mientras la madre hace esta limpieza, pero a las crías más grandes las saca de la bolsa temporalmente mientras limpia.

Otro hecho interesante sobre la madre canguro es que es capaz de amamantar a dos crías en diferentes etapas de desarrollo al mismo tiempo con leche que tiene un contenido nutricional diferente.

Los canguros crecen rápidamente, sin embargo, a los 14 a 20 meses para las hembras o a los 2 a 4 años para los machos, estarán completamente maduros.

Podemos apreciar a una mamá canguro portando a su cría.

Estado de conservación

De acuerdo con la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN, 16 especies de canguros arbóreos y canguros rata están clasificadas como casi amenazadas, amenazadas, vulnerables, en peligro o en peligro crítico. La rata canguro del desierto y el enano de Nullarbor bettong se consideran extintos. Los estudios demuestran que el calentamiento global también podría matar al canguro más pequeño del mundo. Las cuatro especies de grandes canguros no están en peligro de extinción.

El salto del canguro

Los canguros son los únicos animales grandes que saltan como medio principal de locomoción. Sus elásticas patas traseras y pies son mucho más fuertes y grandes que sus brazos (o «extremidades anteriores»). Según el zoológico de San Diego, los canguros pueden cubrir 7 metros en un solo salto y pueden saltar a una velocidad de hasta 48 km/h. Usualmente, 32 km/h se considera su velocidad de crucero. Cuando se alimentan, los canguros usan un movimiento más lento al caminar, y para eso usan su cola muscular como una especie de quinta pata, empujando desde el suelo a medida que se mueven.

Relación con humanos

A lo largo de la historia de Australia, los canguros han sido un recurso importante para los aborígenes. Los aborígenes utilizan carne de canguro cazada, pieles, tendones y huesos. Cuando los europeos comenzaron a establecerse en Australia, los canguros se beneficiaron enormemente de los cambios. Las tierras de pastoreo para el ganado dan a los canguros mucha vegetación de la que alimentarse, y el número de dingos se redujo.

La alta población de estos animales ha causado un efecto similar en las colisiones de tráfico que el venado cola blanca. Los canguros a menudo se asustan por el ruido del motor, o son deslumbrados por los faros, lo que hace que salten delante de los coches. Estas colisiones pueden matar o herir a los canguros y causar daños extremos a los vehículos.

Domesticación

Aunque la carne de canguro se vende con frecuencia, esta carne proviene de animales en programas de control de población. Los cazadores deben obtener licencias para cazar canguros y seguir las pautas y protocolos establecidos. Debido a que las poblaciones silvestres son tan abundantes, no hay razón para cultivarlas o domesticarlas.

¿El canguro es una buena mascota?

En general, a la mayoría de los civiles no les gustan los canguros. Debido a que son saltadores tan prolíficos y saltan a altas velocidades, requieren grandes áreas cercadas para que puedan hacer ejercicio. También deben ser alimentados con vegetación que replique su ingesta natural. Si se les da el cuidado adecuado, los canguros pueden ser buenas mascotas.

En 2003, un canguro criado a mano llamado Lulu salvó a un agricultor que había quedado atrapado por la caída de una rama de un árbol. Llevó a los miembros de la familia, al más puro estilo Lassie, a donde el granjero había sido herido. Por sus acciones, recibió el Premio Nacional de Valor Animal.

Cuidado del canguro

A los canguros se les debe proporcionar mucho espacio para hacer ejercicio y refugio para escapar de los elementos. Se debe tener una cerca de 2 metros que los canguros no puedan escalar o atravesar.

Como animales sociales, nunca deben ser mantenidos en solitario. Hay que ofrecer muchas oportunidades de pastoreo, con pasto y ramas frescas. Son alimentados con alimento peletizado, heno y verduras como un suplemento.

Curiosidades

Hay un rico registro fósil de ancestros canguro y parientes antiguos; canguros gigantescos que se desplazaron a través del Pleistoceno (2,6 millones a 11.700 años atrás) y el Plioceno (5,3 millones a 2,6 millones de años atrás). Y hace unos 20 millones de años, pequeños antepasados de los canguros modernos y un grupo afín de canguros con colmillos corrían a través de densos bosques en el noroeste de Queensland, Australia, una región que ahora es un árido desierto.

En un estudio publicado en febrero de 2016, los científicos describieron un nuevo género de canguro, Cookeroo, y dos nuevas especies: Cookeroo bulwidarri, con una antigüedad de 23 millones de años, y Cookeroo hortusensis, que vivió hace entre 18 y 20 millones de años. Los cuerpos de estos antiguos canguros probablemente medían de 42 a 52 centímetros de largo. C. bulwidarri y C. hortusensis no saltaron, navegando a gatas por el bosque y compartiéndolo con una diversa colección de animales: topos marsupiales, zarigüeyas de cola de pluma, antiguos koalas y cocodrilos.

Listado de otros animales interesantes