El casuario (Casuarius) mide entre 1,5 y 2 metros de altura y ambos sexos tienen una apariencia similar. Los adultos destacan por su plumaje negro brillante y su cuello azul brillante con toques rojos. La hembra es más grande que el macho y es también la más agresiva de las dos. Son, asimismo, el ave más pesada de Australia.

La cresta del casuario sigue siendo un misterio hoy en día.

La cresta del casuario sigue siendo un misterio hoy en día.

Características

El casuario es miembro de un grupo de grandes aves no voladoras llamadas rátidas. Hay tres especies que se pueden encontrar en Nueva Guinea y en el noreste de Australia. Vive en bosques húmedos tropicales, bosques densos de tierras bajas y tierras altas. Debido a la vida en los bosques profundos, esta ave es raramente vista en la naturaleza.

La principal amenaza para su supervivencia es la deforestación y la introducción de nuevas especies como perros, zorros y gatos (que se alimentan de sus huevos). Está clasificado como especie vulnerable, lo que significa que puede llegar a estar en peligro en un futuro próximo.

Hábitat

Viven principalmente en el bosque tropical lluvioso de tierras bajas, pero también utilizan otros tipos de bosque como eucaliptos, manglares y árboles de té. También se les ve en las playas adyacentes a estos hábitats. Como la mayoría de los animales, los necesitan acceso a agua limpia y fresca para beber… Los casuarios también pueden aventurarse en los suburbios y las tierras agrícolas si están cerca de sus territorios o en momentos de escasez de alimentos, como después de los ciclones, cuando el viento y la lluvia han destruido los árboles y los frutos de la selva tropical.

Cada adulto mantiene un área de distribución o territorio de aproximadamente 100Ha. Las áreas de distribución de los machos pueden solaparse entre sí y con las de las hembras. La pérdida del hábitat debido a la agricultura y al desarrollo residencial en el norte de Queensland está afectando el número de casuarios que el medio ambiente puede soportar. La pérdida de hábitat de buena calidad (degradación) y la compra de pequeñas parcelas de tierra para viviendas (fragmentación) también está afectando a estas aves. Las aves que viven en áreas de hábitat degradado o fragmentado y de baja calidad necesitan mayores áreas de distribución y, por lo tanto, el medio ambiente no puede soportar tantas aves.

Se considera al casuario como el jardinero de la selva tropical, ya que es una “especie clave” que mantiene el equilibrio y la diversidad de su hogar en la selva tropical a través de su papel como dispersor de semillas. El alimento principal son las frutas de la selva tropical, y el tratamiento suave de las frutas a través del sistema digestivo primitivo hacen que las semillas pasen ilesas y listas para la germinación en su propio “montón de abono” de estiércol.

Alimentación

El casuario come frutas de la selva, brotes y otros vegetales. Su manera de alimentarse es arrojar la comida al aire y tragarla de un solo trago. Muchos árboles de la selva tropical dependen de este ave para comer y dispersar sus semillas, muchas de las cuales sólo germinarán después de haber pasado por el intestino del casuario.

También se puede alimentar de pequeños insectos para conseguir los nutrientes necesarios, así como de arañas, pequeños invertebrados y aunque en situaciones más extrañas, también pueden alimentarse de pequeños lagartos. Lo que lo hace un animal omnívoro.

El casuario es un ave terrestre

El casuario es un ave terrestre.

Depredadores

Principalmente sus depredadores son cocodrilos, perros salvajes y dingos. Aunque si están acompañados suelen defenderse en grupo.

Reproducción

No se aparean de por vida ni forman lazos permanentes. La hembra puede aparearse con varios machos en una sola temporada de cría, produciendo así varios nidos. El macho incuba los tres o cuatro huevos, que son de color verde claro y ásperos por fuera. El nido está formado por palos, hojas y otros restos forestales. La temporada de reproducción suele limitarse a los meses de junio y octubre. Una vez que los huevos son puestos, depende del macho incubar los huevos durante 2 meses y luego criar a los polluelos durante otros 9 meses.

Estado de conservación

Las últimas estimaciones sugieren que el total de la población australiana del casuario se sitúa entre 1.200 y 1.500 adultos. Algunos de los muchos problemas que enfrentan los casuarios son la pérdida de hábitat por desbroce para asentamientos residenciales y expansión agrícola. Hábitat fragmentado (especialmente de caminos y subdivisiones). Tráfico de vehículos (los accidentes mortales en carretera son la principal causa de muerte entre los adultos).Perros (especialmente agresivos para pollos y juveniles), jabalíes (impacto en el hábitat del casuario).

Curiosidades

Nombraremos algunas curiosidades que merece la pena mencionar acerca de este gran y curioso animal. Todos los pájaros son dinosaurios vivos, pero el casuario con garras de daga se ve especialmente bien. Aquí están todos los datos curiosos que necesitas saber sobre estos majestuosos y aterradores pájaros.

Es el segundo ave más grande del planete

Actualmente, los científicos reconocen tres especies vivas de casuario, todas ellas restringidas a Nueva Guinea, el noreste de Australia y las islas cercanas. Entre ellos, el enano es el más pequeño. Luego está el casuario del norte, un gigante de garganta anaranjada que puede llegar a medir casi 1,5 metros de altura. Pero el casuario del sur es más grande: Desde el dedo del pie hasta la cresta de la cabeza, esta ave puede medir 1,7 metros de alto. Las únicas dos aves que le superan son el avestruz y el emú. Sin embargo, los casuarios del sur exceden a estos últimos en peso; los adultos a menudo pueden llegar a pesar hasta 56 kilos. Detrás del avestruz, son la segunda ave más pesadas del planeta.

Tienen patas peligrosas

En ciertas partes de su área de distribución australiana, puede que te encuentres con carteles de advertencia. Normalmente, el casuario es un animal tímido y solitario, pero cuando se ven amenazados o acorralados, pueden volverse agresivos, contraatacando con potentes cabezazos y picoteos. El arma más peligrosa de su arsenal es una garra afilada como una navaja en la parte interna del pie de cada pie, que, en los casuarios del sur, crece hasta tener 12 centímetros de largo. Las aves dan una serie de patadas hacia abajo con sus patas traseras que se sabe que rompen los huesos y causan serias laceraciones. Con un buen golpe, las garras pueden abrir el vientre o la garganta de un ser humano.

Las peligrosas patas del casuario

Las peligrosas patas del casuario

Sorprendentemente, son buenos saltarines

¿Qué puede haber más aterrador que un dinosaurio moderno de 56 kilos con garras asesinas? Uno que puede saltar 1,5 metros del suelo. Para sacar el máximo provecho de esas dagas en los dedos de los pies, los casuarios a veces saltan de pies a cabeza hacia un atacante, con las garras cortando hacia abajo en el aire. Alcanzan grandes velocidades, con una velocidad máxima de 54 km por hora.

Poseen un clavo escondido en cada ala

El casuario es muy parecido al avestruz, al emú y al kiwi. Al igual que sus primos más conocidos, los pájaros cascados tienen alas vestigiales inútiles. En la punta de cada uno hay una pequeña garra que probablemente no sirve para nada.

Casuario
5 (100%) 3 votos

Listado de otros animales interesantes

Ranas arboleas

Ranas arbóreas (Hayla)