El gato (Felis silvestris catus) es un animal doméstico que parece remontarse alrededor de la civilización Egipcia. Durante esa época eran considerados animales sagrados para los dioses, y en consecuencia eran adorados por todos en Egipto. Desde entonces han acompañado al ser humano y se ha convertido en un miembro más de muchas familias actuales por todo el mundo.

Son similares a otros felinos con un cuerpo fuerte, flexible, de reflejos rápidos, garras retráctiles afiladas y dientes adaptados para matar presas pequeñas. Podemos encontrar más de 70 razas de gatos reconocidas.

Gato doméstico

Gato doméstico

Razas de gatos

  • Abisinio
  • American Curl
  • Angora Turco
  • Azul Ruso
  • Balinés
  • Bengalí
  • Bombay
  • Bosque de Noruega
  • Británico de pelo corto
  • Británico de Pelo Corto Azul
  • Británico de pelo largo
  • Burmés
  • Burmilla
  • Cartujo
  • Cornish Rex
  • Devon Rex
  • Europeo de Pelo Corto
  • Exótico de pelo corto
  • German Rex
  • Highland Fold
  • Himalayo
  • Javanés
  • Korat
  • Maine Coon
  • Manx
  • Mau Egipcio
  • Neva Masquerade
  • Ocicat
  • Oriental de Pelo Corto
  • Persa
  • Peterbald
  • Ragdoll
  • Sagrado de Birmania
  • Scottish Fold
  • Selkirk Rex
  • Siamés
  • Siberiano
  • Snowshoe
  • Somalí
  • Sphynx
  • Van Turco

Características

El gato doméstico, al igual que los humanos, ha ido aumento su esperanza de vida conforme la medicina ha evolucionado. En los años 80 el gato vivía unos 7 años y en 1995 aumentó hasta los 9,4 años y en la actualidad pueden llegar a vivir hasta unos 15 años. No obstante, algunos gatos pueden vivir más de 30 años, como el gato llamado Creme Puff que murió a una edad verificada de 38 años.

Son muy semejantes a otros felinos con un tamaño entre 23 – 25 cm de altura y unos 46 cm de longitud (sólo cabeza y cuerpo) con unos 30 cm de cola, pesando entre los 4 y 5 kg, algunas razas han llegado a registros de unos 11 kg y los gatos callejeros que tienen un acceso más limitado a la comida que los domésticos suelen se más ligeros llegando a encontrarse gatos adultos, de menos de 2 kg. El récord mundial del gato más pesado es de 21 kg.

Poseen 13 vertebras torácicas (una más que los humanos), 7 vértebras lumbares (5 para los humanos), 3 vértebras sacras (5 para los humanos) y un número variante de vértebras caudales situadas en la cola, que no tienen los humanos. Estas vertebras adicionales le permite al gato una gran movilidad y flexibilidad que se complementa con que sus patas delanteras están unidas al hombro por los huesos de la clavícula que flotan libremente, lo que les facilita pasar todo su cuerpo por cualquier espacio donde pase su cabeza.

Son capaces de caminar precisamente con gran precisión debido a que colocan cada pata trasera (casi) directamente en la huella de la pata delantera correspondiente, lo que les permite minimizar el ruido y las huellas visibles. Ésto también les proporciona una base segura para sus patas traseras que les ayudará a caminar por terrenos escabrosos. Cuando los gatos caminan mueven las dos piernas de un lado del cuerpo antes que las piernas del otro, rasgo que comparten con las jirafas y camellos. A medida que la caminata se acelera el gato la marcha del gato se convierte en una “macha diagonal”, como en otros mamíferos, donde moverá las patas traseras y delanteras diagonalmente opuestas simultáneamente.

Un espécimen adulto tiene unos 30 dientes compuestos por 12 incisivos, 4 caninos, 10 premolares y 4 molares lo que les permiten morder y desgarrar la carne como un par de tijeras. Cuando agarre a su presa le clavará sus dos largos dientes caninos entre dos de las vértebras de la presa provocándole parálisis irreversible y la muerte. Los gatos domésticos tienen los caninos estrechamente espaciados debido a que se han adaptado su presa preferida, los pequeños roedores.

Aunque en su lengua poseen unas púas con las que limpian cualquier resto de carne de los huesos lo que es muy beneficiosa para que el gato mantenga su higiene bucal, sus dientes también están preparados con una capa de esmalte más gruesa, una saliva menos dañina, menos acumulación de alimentos entre los dientes y una dieta falta de azúcar.

Como en todos los felinos sus garras son afiladas (más en las delanteras que en las traseras), usadas para agarrar a su presa eficazmente. Son retráctiles lo que les permite no tocar el suelo cuando no es necesario y así mantenerlas afiladas. También son usadas para trepar. En sus patas tienen almohadillas suaves situadas en la parte inferior de sus patas que les permite andar suavemente y correr rápidamente.

Otra habilidad del gato es el llamado “reflejo de enderezamiento” que ayuda al gato a girar su cuerpo durante una caída y enderezándose usando su agudo sentido del equilibrio y flexibilidad. La altura mínima necesaria para que ocurra es de unos 90 cm. Los gatos sin cola como las razas Manx y Cymric también tienen esta capacidad, ya que sólo depende de su cuerpo y del movimiento de sus patas, siendo la cola casi innecesaria para esta pericia. Si lanzáramos un gato sobre unos 3 metros de altura, éste se enderezaría y aterrizaría sobre sus patas.

Sentidos

Los sentidos son uno de los mejores del mundo animal. Tienen una excelente visión nocturna, pero su vista diurna es peor que la humana. Ésto se debe a que refleja cualquier luz que pase a través de su retina de vuelta al ojo. La gama de colores es bastante pobre, ya que tienen dos tipos de conos optimizados para la sensibilidad al azul y al verde amarillento, limitándose mucho el color rojo y el verde.

La audición también es excelente pudiendo detectar una gama extremadamente amplia de frecuencias de 55 Hz a 79.000 Hz, un rango de 10,5 octavas. Puede oír el ultrasonido que es utilizado para detectar a los roedores que usan éstos para comunicarse. Sus grandes orejas amplifican los sonidos y distinguen la dirección del ruido.

El olfato es agudo debido a su desarrollado bulbo olfativo con una superficie de mucosa olfativa de 5,8 cm2 de superficie, que es el doble a la de los humanos. Ésto les permite comunicarse a través de la orina al poder reconocer la fermona 3-mercapto-3-metilbutan-1-ol.

El sentido del gusto está menos desarrollado y tiene muy pocas papilas gustativas comprandolos con las humanas (470 de los gatos, frente a las 9.000 de los humanos). Ésto les limita a la hora de percibir ciertos sabores como la dulzura, sin embargo si pueden saborear los ácidos, aminoácidos como las proteínas y los sabores amargos.

Los bigotes del gato son extremadamente susceptibles al tacto y la mayoría de ellos se encuentran situados en la cara. Son móviles y les ayuda a obtener información sobre el ancho de los huecos y la ubicación de los objetos en la oscuridad. No necesitan tocarlos con sus bigotes, porque también son capaces de detectarlos mediante corrientes de aire. Los bigotes también ayudan al gato a proteger de daños a sus ojos activando reflejos parpadeantes.

Enfermedades

Los gatos domésticos llevan un control por un veterinario  ya que pueden ser afectados por varias enfermedades como infecciones, parásitos, lesiones y enfermedades crónicas. El gato será vacunado para eliminar parásitos como gusanos y pulgas.

Comportamiento

Los gatos son activos tanto por el día como por la noche, aunque tienden a ser más nocturnos. Debido a la convivencia con los humanos su actividad puede variar pues estará influenciada por la del ser humano.

Se pasa prácticamente el día durmiendo con un promedio de 18 horas al día y el tiempo en el que está despierto lo pasa buscando comida. Algunos gatos domésticos disfrutan de la compañía de un humano y de otros animales (como perros), incluso algunos pueden mostrar afecto hacia otros humanos. Etológicamente, el gato puede llegar a ver al humano que le cuida como su madre y usuará sonidos aguados imitando los gritos de un bebé humano para pedir comida, este grito es super efectivo ya que es difícil de ignorar para los humanos. Se cree que los gatos se frotan para establecer lazos sociales.

La gran mayoría tienen una fascinación por establecerse en lugares altos o en aseladeros. En libertad, un lugar más alto puede servir como un escondite, un lugar donde buscar las próximas presas o vigilar su territorio. Para un gato doméstico, al igual que un leopardo, es sencillo golpear a sus presas saltando desde la rama de un árbol.

Comunicación

Para comunicarse con otros gatos o humanos usarán ronroneo, trinos, silbidos, gruñidos y varias formas de maullidos. También se comunicará con varios tipos de lenguaje corporal, indicando con la posición de su cola, orejas y el amasamiento de las patas su estado de ánimo. Por ejemplo, una cola levantada indica un saludo amistoso y las orejas aplastadas indican hostilidad. Si están en grupo, el levantamiento de la cola indica el lugar de jerarquía que posee.

Gato doméstico durmiendo

Gato doméstico durmiendo

Aseo personal

El aseo personal del gato es muy conocido, pues pasan mucho tiempo lamiéndose el pelo para mantenerse limpio. La lengua es especial pues sus papilas contienen queratina que las hace rígidas de forma actúan como un cepillo para el pelo.

Los gatos con el pelo más largo, a menudo, vomitan bolas de pelo. Ésto se debe a que se tragan los restos de pelo que se han acumulado en sus papilas al asearse, por este motivo es recomendable cepillarle ocasionalmente.

Agresividad

Algunos gatos domésticos pueden ser agresivos, los machos serán más propensos a serlo que las hembras. En gatos callejeros la razón más común es la lucha entre dos gatos machos para aparearse con una hembra. En gatos domésticos la razón más común puede ser la disputa entre territorios en un hogar pequeño o la protección de los gatitos.

Cuando un gato es agresivo mostrará la espalda arqueada, pelo levantando y silbará mostrando sus dientes para intimidar más aún a su oponente. Las orejas apuntarán hacia atrás para proteger la retaguardia, ya que el gato estará enfocado en su delantera. Normalmente en las peleas tratan de abofetear y agarrar al rival a la cara y al cuerpo usando las patas delanteras y si la situación lo requiere morderá. También pueden usar sus patas traseras para defenderse lanzándose al suelo para rastrillar el vientre.

Raramente se producen daños graves, ya que las peleas son cortas y el perdedor huirá con poco más que un par de arañazos en la cara. No obstante, las peleas más severas existen y se dan lugar en época de apareamiento y las peleas pueden incluir heridas profundas y laceraciones, que pueden llegar a infectarse y si no se tratan podrían matar al gato. También tenemos que tener en cuenta que las mordeduras son la principal vía de transmisión del virus de la inmunodeficiencia felina. Los gatos más afectados por las peleas son los machos sexualmente activos.

Para prevenir los comportamientos agresivos lo mejor es acudir a la esterilización, ya que la mayoría de casos la agresividad en un gato doméstico proviene de las hormonas sexuales.

Velocidad

Los gatos son ágiles y flexibles pero también son increíblemente rápidos. El gato doméstico promedio puede superar en velocidad a un perro doméstico promedio (excluyendo a razas nacidas para correr como el galgo) en un sprint. En carreras de distancias medias y largas ganará el perro, es por eso que lo más eficaz para el gato es encontrar rápidamente un refugio inalcanzable para un perro.

Las razas de gato más rápidas son el Mau egipcio, el gato abisinio, el gato somalí, el gato de Bengala, el gato de Savannah, el gato de Manx (capaz de acelarar y saltar por la caza como si no hubiese un mañana con giros bruscos), el gato siamés, el gato ocicat y el Oriental Shorthair.

Juegos

Los gatos domésticos son muy juguetones. Para los gatos más jóvenes este comportamiento imita a caza y es muy importante para su desarrollo ya que les ayudará a aprender a acechar, capturar, matar a sus presas o enfrentarse a otros gatos.

Debido a las similitudes los gatos prefieren juguetes que imiten a sus presas, en especial aquellos peludos que se muevan rápidamente aunque cuando se habitúen a él se aburrirán del juguete. Otro juguete común es una bola de la lana, pero ésta puede traer problemas ya que puede ser tragado (el hilo) y puede traerle problemas al gato, inclusive la intervención quirúrgica. Aunque puede ser sustituido por un puntero láser.

Gatos callejeros

Su comportamiento es muy variable y va desde individuos muy dispersos hasta colonias de gastos asilvestrados que se reúnen alrededor de una fuente de alimento y de hembras cooperantes. Dentro de esos grupos habrá un gato dominante. Estos grupos formarán grandes territorios marcados mediante la orina donde los territorios de los machos serán el triple de grande que el de las hembras.

Si un gato entra en un territorio los poseedores de éste intentará ahuyentarle mirándole fijamente, silbando y gruñendo, si no funciona procederá a atacarle mediante ataques cortos. Sin embargo, también existen territorios neutrales donde se saludan los unos a los otros sin ningún tipo de conflicto. Pese a pertenecer a grandes colonias el gato no tiene sentimiento de manada y es muy solitario, así que cazará solo.

Sin embargo, algunos gatos no socializan muy bien, en particular los más mayores, que pueden llegar a tener una agresividad hacia gatos recién llegados, atacándoles. Este tipo de comportamiento es llamado “Agresión asocial felina”

Hábitat

El gato es un animal muy adaptable y pueden vivir en las montañas más altas y en los desiertos más cálidos y por eso se encuentran por todo el mundo, a excepción de la Antártida. Los gatos callejeros pueden llegar vivir en bosques, praderas, tundra, costa, tierras agrícolas, áreas urbanas y humedales. El gato doméstico aún posee ciertas similitudes con sus parientes cercanos como el gato montés africano y el gato de arena árabe que habitan en ambientes desérticos, lo que le convierte en la especie animal más invasora del mundo.

Alimentación

La visión del gato durante el día no difiere mucho de la vista humana, por tanto prefieren cazar de noche pequeños roedores y aves, ya que su visión nocturna está más desarrollada. Prefieren los alimentos con una temperatura alrededor de unos 38 °C, que es muy similar a la de una presa recién muerta. Si el alimento está frío o congelado, le indicará al gato que la presa no es reciente y puede ser tóxica, en descomposición o letal.

Depredadores

Se puede pensar que los gatos no tienen depredadores, pues están al cuidado de los humanos pero eso no significa que no estén fuera de peligro. En zonas urbanas pueden ser cazados por perros o por humanos que los ven malos ojos por las plagas que causan o son victimas de químicos. Al aire libre o en zonas campestres pueden ser presa fáciles para aves de rapiña, búhos o mamíferos grandes como coyotes, lobos o otros gatos como el gato montés.

Reproducción

Las gatas son poliestras estacionalmente, es decir, pueden tener varios periodos de celos que duran entre 4 – 7 días ocurriendo cada dos semanas comenzando en primavera y terminando a finales de otoño.

Cortejo

Los gatos machos se pelearan por las hembras y el gato vencedor se ganará el derecho a aparear con ella. En un principio la hembra rechazará al macho, pero acabará por dejarle aparearse. En el proceso del apareamiento la hembra emitirá un fuerte aullido debido a que el pene del macho posee unas 120 – 150 espinas ( de 1 mm de largo) apuntando hacía atrás y al retirar el pene desgarrará las paredes de la vagina de la gata, lo que actúa como inductor de la ovulación. También sirve para limpiar la vagina de otros espermatozoides ajenos, en caso de que la hembra se haya apareado con otros aumentando así la probabilidad de concepción.

Apareamiento

Posteriormente al apareamiento, la gata se limpiará la vulva. Mientras lo realiza la hembra rechazará a otros machos atacándole, pero pasados unos 30 minutos (una vez se ha limpiado) estará dispuesta a volver a aparearse.

En los gatos la ovulación no está desalentada por un único apareamiento, ya que la hembra se aparecerá con varios machos mientras esté en celos y no pueden ser impregnadas por el primer macho con el que se aparean. Además los gatos son superfectos, por tanto, una hembra al aparearse con varios machos puede dar lugar a que en una camada pueda tener diferentes padres.

Gestación

La gestación dura entre 64 y 67 días con un promedio de 66 días. La camada tiene entre tres a cinco gatitos y pueden tener dos o tres camadas al año, así que en una década una gata puede tener hasta 150 gatitos pero el tamaño de la camada variará pues la primera  será más pequeña que las siguientes.

Nacimiento

Los gatitos son destetados entre las seis y siete semanas de edad, alcanzando su madurez sexual a las 5 – 10 meses en las hembras y a los 5 – 7 en los machos aunque cambiará según la raza del gato. A las 12 semanas están listos para abandonar a su madre y vivir por si mismos y a las siete semanas pueden ser castrados para evitar reproducciones no deseadas y todo el comportamiento indeseable que acompaña a la reproducción del gato.

Estado de conservación

El gato doméstico está catalogado como una especie de preocupación menor, pues se encuentra extendido por todo el mundo y habita en numerosos hogares. Incluso en muchas ocasiones se puede considerar como una plaga y pueden llegar a sacrificarse ejemplares o a controlarlos ya que es una especie muy invasora.

Relación con humanos

Los gatos son mascotas muy comunes en todo el mundo y su población supera ya los 500 millones. Aunque en el pasado los gatos se asociasen con las mujeres, una encuesta en Estados Unidos del Gallup de 2007 asignó la misma probabilidad de tener un gato entre hombres y mujeres.

Además de ser usados como mascotas, también son útiles en la industria ya que son útiles de para crear pieles y cueros para realizar abrigos, sombreros, mantas y juguetes de peluche, zapatos, guantes  instrumentos musicales respectivamente (se necesarios 24 gatos para realizarlo) pero este uso ha sido prohibido en los Estados Unidos, Australia y la Unión Europea.

Concursos de gatos

Se realizan concursos de gatos para competir por la belleza, agilidad y temperamento. Los gatos se compararán con una serie de requisitos que deberán cumplir según el estándar de raza y el gato más cercano ganará y su dueño recibirá un premio. En algunos países se suman los puntos acumulados en varios concursos locales, para otorgar premios regionales y nacionales. Compiten tanto gatos con pedigrí como sin, aunque serán juzgados de forma diferente según la raza y la organización.

Café para gatos

Este tipo de café usan a los gatos como reclamo. El cliente paga por horas y podrá acariciar y jugar con los gatos durante el tiempo que haya pagado, básicamente es como un alquiler de gatos de forma supervisada. Este tipo de café son muy populares en Japón donde tener un animal doméstico es muy caro.

Ailurofobia

Aunque el término es asociado a los humanos que odian a los gatos, realmente la Ailurofobia es una fobia humana a los gatos.

Mordeduras de gato

Los gatos pueden morder cuando son provocados durante el juego con ellos o son agresivos. Una mordedura de un gato es muy distintas a otras mascotas y pueden llegar a complicarse. Esto se debe a que los diente del gato al ser afiliados y puntiagudos perfora la piel profundamente, y generalmente, la piel se cierra sobre la mordedura encerrando las bacterias en el organismo y causando la infección.

Infecciones transmitidas de gatos a humanos

Los gatos pueden trasmitir infecciones a los humanos y infectarlos con bacterias, virus, hongos, protozoos, artrópodos o gusanos que pueden acabar en enfermedades graves. Los humanos más propensos a ser infectado por un gato son sus dueños, y en menor medida personas ajenas por medio de heces y parásitos que salen del cuerpo del gato pero también dependerá de la edad y el estado inmunológico. Las enfermedades más peligrosas son la salmonella, la enfermedad por arañazo de gato y la toxoplasmosis.

Historia y mitología

Siempre se ha creído que el gato fue domesticado hace 3.600 años de antigüedad, en Egipto debido a todas las pinturas de gatos domésticos que se han encontrado pero en el año 2004 se encontró una tumba del neolítico en Shillourokambos, Chipre que contenía el esqueleto de un humano y de un gato que era bastante grande, muy similar, al actual gato salvaje africano. Se estima que esa cueva tiene unos 9.5000 años de antigüedad lo que nos obliga a desplazar el origen de la domesticación del gato. Este descubrimiento, junto a estudios genéticos, sitúa el principio de los gatos domésticos en el Medio Oriente, en el Creciente Fértil alrededor de la época del desarrollo de la agricultura, y luego fueron traídos a Chipre y Egipto.

En el antiguo Egipto el gato era un animal sagrado, al igual que el Ibis. La diosa Bastet, a menudo, era representada como en forma de gato y matar a un gato estaba absolutamente prohibido. El historiador Heródoto informó que cuando moría un gato doméstico toda la familia lloraba y se afeitaban las cejas. Llevaban a los gatos a Bubastis (la ciudad sagrada de los gatos) donde eran embalsamados y enterrados en depósitos sagrados.

Los gatos y la peste negra

Si los egipcios consideraban a los gatos como dioses, tiempo más atrás, en la Edad Media fueron catalogados como compañeros de brujos y hechiceros ( entre 1180 a 1200). La Iglesia católica consideraba que Sátanas se reencarnaba en los gatos para aconsejar a sus diablescos adláteres. Sobre el año 1400 los gatos estaban prácticamente exterminados en Europa.

Pero en 1348 la Europa Medieval pagó muy cara la ignorancia y la Peste Negra se extendió por todo el territorio durante 200 años (aproximadamente) que causó la muerte de la cuarta parte de la población, es decir, de los 100 millones de habitantes europeos 25 millones fallecieron. Las familias se vieron muy afectadas pues en cada una había más de un muerto.

El causante de la Peste Negra fue la bacteria llamada Yersinia Pestis  que infectaba a las ratas y era trasmitida a los humanos mediante sus pulgas, después era trasmitida de humano a humano. ¿Y quién mantenía a raya la población de ratas? Los gatos, pero con la quema de gatos por parte de la Iglesia la población de ratas aumentó y la pulga de rata tenía vía libre para extenderse a los humanos. La reacción de los humanos de la época fue considerar a la Peste Negra como un hechizo de brujas y las matanzas de gatos se multiplicaron.

Hasta el siglo XVIII el gató no volvió a florecer en Europa llevando al continente a su equilibrio natural y erradicando la Peste Negra.

Gato doméstico
3.7 (73.33%) 6 votos

Listado de otros animales interesantes

El pez cirujano azul también es conocido como el pez con el número 6.

Pez cirujano

El colimbo grande es un pescador nato.

Colimbo grande