Impala

Publicado el 27 junio, 2018
Impala
5 (100%) 3 votos

El impala (Aepyceros Melampus), es un mamífero antílope de tamaño mediano que habitan por la sabana y los bosques ligeros de África oriental y meridional. En la estación lluviosa, cuando el alimento es abundante, pueden reunirse en grandes manadas de varios cientos de ellos para buscar pastos y hierbas, arbustos, arbustos y brotes.

La diferencia principal entre el impala macho y la hembra es que la hembra no tiene cuernos.

La diferencia principal entre el impala macho y la hembra es que la hembra no tiene cuernos.

Características

Son antílopes de tamaño mediano que tienen una longitud corporal entre 1,1 y 1,5 metros, una longitud de cola entre 25 y 40 cm y un peso entre 40 y 65 kg.

Son de color rojizo/leonado con una cara inferior de color más pálido. Tienen marcas negras en las caderas y en la cola, y marcas blancas sobre cada ojo, debajo de la barbilla y en la parte inferior de la cola.

Tienen glándulas aromáticas en las patas traseras y glándulas en la frente. A diferencia de otros antílopes, tiene mechones grandes, parecidos a pinceladas, de pelo negro largo y grueso que cubren una glándula olfativa situada justo encima del talón de cada pata trasera.

Son animales muy vocales. Los machos emiten gruñidos fuertes y roncos mientras están en celo, los terneros hacen ruidosos balidos y todos ellos emiten fuertes resoplidos de advertencia si perciben peligro.

Su actividad se desarrolla durante el día, siendo el pico de su actividad después del amanecer y antes del anochecer.

Comportamiento

Su organización social permite que se adapten a las condiciones ambientales imperantes. Cuando la comida es abundante, los machos se vuelven territoriales. En áreas de distribución que promedian 5 km cuadradas, de seis a ocho machos dominantes establecen territorios. Se paran con la postura erguida, frotan el olor de las glándulas de la cara y hacen montones de estiércol para marcar su territorio.

Las hembras forman rebaños de 10 a 50 o más y vagan dentro y fuera de los territorios masculinos. Si empiezan a salir del territorio, el macho trata de llevarlos de vuelta al centro, o finge peligro justo más allá de su límite tomando una postura que normalmente se usa como señal de advertencia. Trata de aparearse con hembras en celo y defiende su territorio de machos desafiantes. Los solteros pueden permanecer en territorios masculinos si ignoran a las mujeres.

El desafío del macho territorial habrá ascendido en la jerarquía del grupo de solteros hasta convertirse en el macho dominante. Luego deja el grupo y desafía a un macho territorial a través de duelos de cuernos, en los que los machos se acercan unos a otros con pasos lentos y deliberados. A una señal, como girar los ojos para mostrar a los blancos o asentir ligeramente con la cabeza, se precipitan hacia adelante y chocan con los cuernos, tratando de desequilibrarse unos a otros. Aunque los combates pueden ser fatales, los machos están protegidos por una piel excepcionalmente gruesa sobre las áreas vulnerables. No es la longitud del cuerno lo que le da al macho la ventaja, sino su condición y peso.

Cuando un macho territorial comienza a perder peso por su frenética actividad, es derrotado y debe regresar al grupo de solteros para recuperarse. Sin embargo, hay veces en que no se mantiene este sistema territorial. En los años más secos los animales tienen que viajar más lejos para obtener alimento, y se forman muchas manadas más pequeñas de hembras. Se mueven dentro y fuera de los territorios tan a menudo que los machos se agotan muy rápidamente. Cuando esto sucede, los territorios son abandonados, y se forman grandes y tranquilas manadas mixtas de hembras y machos. Cuando las condiciones de alimentación mejoran, los impalas vuelven al sistema territorial.

El impala es un animal muy sociable y territorial a veces.

El impala es un animal muy sociable y territorial según las condiciones.

Hábitat

El impala se encuentra en los bosques y pastizales abiertos de África y tiende a habitar en áreas cercanas a una fuente de agua.

Las hembras y sus crías formarán rebaños de 15 a 100 individuos. Su área de distribución oscila entre 80 y 180 hectáreas y la defenderán durante la estación húmeda, pero es más probable que se superpongan a otros rebaños durante la estación seca.

Los rebaños de solteros de machos jóvenes están formados por hasta 30 individuos. No son territoriales y durante la estación seca se encuentran mezcladas con rebaños femeninos.

Los machos maduros y reproductores tienen territorios que cambian dependiendo de la estación del año. Durante la temporada de cría su territorio suele ser más pequeño y lo defienden fuertemente.

Alimentación

El impala es un animal herbívoro, lo que quiere decir que su dieta se basa principalmente de hierbas, frutas y hojas. Dependen del agua, así que viven cerca de una fuente de agua.

Depredadores

Los principales depredadores del Impala son leopardos, leones, chacales, caracales y humanos. Los rebaños ofrecen protección contra depredadores, como los leones. Un impala alerta emitirá una alarma que pondrá a toda la manada a correr, y un impala que huye no es una presa fácil.

Los Impalas son corredores muy veloces que pueden saltar distancias de hasta 10 metros. Utilizan esta técnica para escapar de los depredadores y a veces, aparentemente, simplemente para divertirse. El impala también puede despejar arbustos y otros obstáculos al elevarse unos 3 metros en el aire. Típicamente, simplemente salta sobre cualquier cosa en su camino.

Reproducción

Este elegante antílope es conocido por sus largos cuernos en espiral, que los machos usan para desafiarse entre sí en pruebas de fuerza. Los machos más viejos del impala vigilan los territorios de apareamiento y los grupos de manadas de hembras que protegen celosamente contra cualquier rival.

Durante los períodos de apareamiento intenso el macho vocaliza en voz alta, haciendo un sonido entre el rugido de un león y el ladrido de un perro. Agotados por esta actividad, los machos rara vez pueden mantener sus territorios por más de unos pocos meses a la vez.

Durante este agotador período de apareamiento, el macho debe luchar contra los contrincantes, arrear a sus hembras y aparearse con ellas. Las ofertas infructuosas para apoderarse del territorio de un macho suelen terminar cuando el perdedor se retira para unirse a una manada de solteros.

Las hembras suelen dar a luz unos siete meses después de aparearse, por lo general a un solo impala. Tanto la madre como el bebé se unen a una manada de hembras y crías en pocos días.

Estado de conservación

El Impala está catalogado como animal de Preocupación Menor (LC), ya que íborostodavía está relativamente extendido, es común y abundante en numerosas áreas protegidas. La población se estima en casi dos millones de habitantes, de los cuales alrededor del 50% se encuentran en terrenos privados (estables o en aumento) y el 25% en áreas protegidas (estables). El 25% restante es estable o está disminuyendo. Su futuro es seguro mientras continúe ocurriendo en poblaciones grandes, adecuadamente protegidas y manejadas en áreas protegidas y granjas privadas y de conservación. La mayoría de las poblaciones más grandes son estables o están en aumento.

Listado de otros animales interesantes

El búho nival es, a diferencia de otros búhos, diurno.
Podemos distinguir claramente las facciones del abejaruco esmeralda.

Abejaruco Esmeralda

Imagen de una oropéndola
Sapo pata de pala

Sapo pata de pala