El koala (Phascolarctos cinereus) es un pequeño mamífero que, a pesar de su apariencia son en realidad animales marsupiales, pero son tan diferentes que están clasificados en un grupo propio.

Foto frontal de un koala
Foto frontal de un koala

Características

El Koala mide entre 60 – 85 cm de longitud y pesa hasta 14 kg en la parte sur de su área de distribución (Victoria), pero sólo la mitad de lo que pesa en la Queensland subtropical al norte.

Es uno de los marsupiales más carismáticos. Su gran cara y ancha, y sus orejas redondeadas de pelo blanco que le otorgan una apariencia de un pequeño oso, junto a su falta de cola visible y su nariz ancha, redondeada y coriácea, pequeños ojos amarillos y orejas grandes y esponjosas.

El pelaje es denso y suave, de un color gris o marón grisáceo, siendo más claro en la parte inferior y moteado en la parte posterior.

Al vivir en árboles se ha sufrido adaptaciones que incluyen unas extremidades cortas y poderosas que están inclinadas con garras afiladas. Pueden trepar hasta por la corteza más lisa gracias a dos pulgares opuestos y tres dedos en cada mano.

El cerebro es muy pequeño debido a que este órgano suele requerir una gran cantidad de energía y con su dieta sería imposible mantener uno grande.

Comportamiento

El koala es un animal solitario y nocturno, y se pasa la mayor parte del día durmiendo (entorno a unas 18h). Esta inactividad se debe a que solo se alimenta de hojas de fibrosas de eucaliptos, que les hace llevar un ritmo de vida lento para conservar la mayor energía posible.

Todo se realiza en los árboles, desde comer hasta dormir e incluso criar. Aunque se les ha visto bajar al suelo, solo son capaces de moverse de árbol en árbol.

También es un animal sedentario, que permanece en un área fija que varía en tamaño según la disponibilidad de la comida. Pese a su sedentarismo, machos y hembras establecen territorios que suelen superponerse entre ellos, pero si los machos no toleran que los rivales invadan su territorio y lucharán ferozmente arañándolo y moridéndolo.

Pasa casi toda su vida en los árboles, por tanto es considerado un animal arbóreo. Se mueven saltando de árbol en árbol, primero agarra el tronco con sus patas delanteras (gracias a las almohadillas ásperas y garras) antes de mover ambas patas traseras hacia arriba del árbol, permiténdole subir más alto.

Koala durmiendo
Koala durmiendo

Hábitat

El koala habita en una gran variedad de bosques del sureste de Australia. Al ser resientes y adaptables habitan en varios tipos de bosques, desde los a los bosques de eucaliptos, hasta las regiones costeras e incluso los bosques bajos más al interior.

Distribución

El koala es un animal nativo de Australia y se encuentra disponible únicamente allí. Anteriormente estaba extendido por todo el sudeste y en varias islas circundantes, pero las poblaciones del sur fueron exterminadas en algunas zonas debido a la caza.

Alimentación

El koala es un animal herbívoro que se alimento de las hojas de los eucaliptos donde habitan.

Aunque existen más de 600 especies de eucaliptos, sólo se alimentan de 30 de ellas que depende de la zona donde habiten. Estas hojas son duras y fibrosas, y en ocasiones son tóxicas, lo que las hace incomestible para otros animales herbívoros pero el koala se ha adaptado a su consumo.

Las hojas son almacenadas en unas bolsas intestinal de unos 2 metros de largo, situadas en sus mejillas. Una vez llenas comienza a moler las hojas hasta convertirlas en pulpa usando sus dientes planos, después las toxinas son desintoxicadas por el hígado. El tracto digestivo es realmente largo para romper las hojas duras que son más de tres veces de su longitud corporal.

También son conocidos por alimentarse de tierra, corteza y grava para ayudarles en la digestión de la fibra.

Debido a su dieta, tienen poca necesidad de beber al obtener la cantidad necesaria de las hojas que consumen.

Depredadores

El koala, a pesar de ser pequeños tienen muy pocos depredadores naturales con la excepción de las aves de presa. Sin embargo, los jóvenes koalas son los más vulnerables y son presas de serpientes, animales domésticos como el perro. Los perros también proclaman enfermedades a las poblaciones locales.

Reproducción

El koala es muy ruidoso durante la temporada de reproducción, los machos pueden ser esucchados a ravés del bosque para intentar atraer a una hembra y para persuadir a potenciales rivales.

El macho dominante es el que consigue aparearse con la mayoría de las hembras, pero aunque sean capaces de reproducirse a partir de los dos años de edad, no se reproducirán hasta que tengan entre 4 – 5 años de edad y haya establecido su dominio.

La gestación dura unos 35 días y nacerá sólo una cría del tamaño de una abeja y poco desarrollado. Nada más nacer se arrastra sin ayuda a la bolsa que posee su madre en el vientre. Dentro se alimentará de leche producida por dos pezoneras y permanecerá en la seguridad de su bolsa durante 6 – 7 meses donde crecerá dramáticamente.

Al abandonar la bolsa se aferrará a la espalda de la madre durante unos meses más o hasta que la cría de la próxima temperada se haya desarrollado y esté lista para abandonar la bolsa.

Después de pasar sus primeros meses de vida consumiendo leche, pasará a comer alimentos sólidos. El primero de ellos serán los excrementos blandos de su madre. Se cree que hacen esto porque contienen una serie de microbios que les ayudan a protegerse de diversas enfermedades y empezar a acostumbrarse e digerir las duras fibras del eucalipto.

Estado de conservación

Las poblaciones actuales del koala se encuentran estables y están muy extendidas. Están clasificados por la UCIN como «preocupación menor».

Aún así se están viendo afectados por la perdida de hábitat debido a la basta deforestación de tierra para apoyar el desarrollo creciente. También están sufriendo las poblaciones, aislándolas unas de otras.

Sin embargo, no sólo los humanos han participado en la disminución de la especie, los incendios forestales pueden devastar grandes zonas en cuestión de minutos y afectar gravemente a las poblaciones locales.

Algunas poblaciones pueden ser infectadas por bacterias, aunque la más predominante es la bacteria Chlamydia, que puede ser tratada con antibióticos.

Las poblaciones asentadas en islas se ven afectadas por la sobrepoblación, ya que a más individuos, menor alimento a repartir.

Relación con humanos

Actualmente es considerado como uno de los mamíferos más emblemáticos, pero en el pasado no fue así. Cuando los primeros colonos europeos llegaron a Australia, fueron cazados miles de ellos para obtener sus pieles.

Era muy abundante en todos los bosques del sudeste de Australia, pero la intensa caza de las pieles, a principios del XX, provocó una disminución de las poblaciones e incluso la extinción en algunas zonas. La industria llegó a su punto máximo en 1924 cuando se comercializaron dos millones de pieles, lo que provocó diversas protestas públicas que hicieron que se estableciesen leyes para prohibir la caza y protegerlos. Desde entonces las poblaciones han vuelto a aumentar.

Cultura popular

El koala es a menudo reciben el nombre de «oso koala» debido a su parecido con ellos, pero en realidad no lo son. Es extramadamente popular debido a sus proprociones coporales infantiles y a su cara de oso de peluche.

Si se hiciera un sondeo de paja del animal más estrechamente asociado con Australia, es justo apostar a que el koala saldría marginalmente delante del canguro

Según el biólogo Stephen Jackson.

Es habitual encontrarles entre las leyendas de los indígenas australianos, mencionándose en mitos, leyendas e historias del país. El pueblo tharawal pensaba que el animal les ayudaba a remar en el bote que los condujo hasta el continente. Otra leyenda cuenta como un cazador perdió a su bumerán y decidió buscarlo, y éste mató a un koala. Estiró el cuerpo para crear un puente hacia otra tierra muy lejana. Muchas personas cruzaron ese puente para llegar por primera vez a lo que hoy es conocido por Australia. El puente se tornó de los colores del arcoíris y convierténdose un niño en el primer koala. Existe una versión alternativa que dice que el puente fue creado con sus largos intestinos.

Otras historias cuentan como perdió su cola larga cola. En una de ellas un canguro se lo cortó para castigarle por ser un animal perezoso y codicioso.

Los primeros colonos europeos le consideraban un animal perezoso perezoso merodeador con una «mirada feroz y amenazadora» pero durante el siglo XX adquirió una gran poplaridad debido a diversos cuentos infantiles.

  • Ethel Pedley escribió un libro en 1899 titulado «Dot and the Kangaroo» (Punto y el canguro) en el que es representado como un «oso nativo gracioso».
  • En 1904 en las caricaturas de The Bulletin de Norman Lindsay se puede ver un koala antropomórfico. El mismo personaje apareció como Bunyip Bluegum en otro libro del mismo autor The Magic Pudding , 1918.
  • El Koala ficticio más famoso es conocido como Blinky Bill. fue creado en 1933 por Dorothy Wall. Este personaje ha aparecido en libros, películas, series de televisión, mercancía y en una canción de John Williamson en 1986.
  • En 1930 se emitió un sello australiano por la compañía Commonwealth.
  • En 1967 la auerolínea Qantas, realizó una campaña publicitaria de TV que duró varias décadas, que incluyó a un koala vivo (con la voz de Howard Morris) que insistía en que acudían demasiados turistas a Australia con el lema «I hate Qantas» (Odio a Qantas). Fue premiado como el mejor comercial jamás creados.

También es mencionado en la canción «Oda a un oso Koala» aparece en el lado B del single a dúo Paul McCartney/Michael Jackson de 1983 Say Say Say.

En The Kwicky Koala Show de Hanna-Barbera y Noozles de Nippon Animation, aparece como personaje principal, ambos dibujos animados de principios de la década de 1980. Los productos alimenticios con forma de koala incluyen la barra de chocolate Caramello Koala y el bocadillo de galletas de tamaño pequeño Koala’s March.

El puente Dadswells en Victoria presenta un complejo turístico con forma de koala gigante y el equipo de rugby Queensland Reds tiene un koala como mascota.

La moneda Platinum Koala presenta el animal en el reverso y Elizabeth II en el anverso.

El oso de la gota es una criatura imaginaria en el folklore australiano contemporáneo que presenta una versión depredadora y carnívora del koala. Este animal de broma se habla comúnmente en cuentos diseñados para asustar a los turistas.

Mientras que los koalas son típicamente herbívoros dóciles, los osos de peluche se describen como marsupiales inusualmente grandes y viciosos que habitan en las copas de los árboles y atacan a personas confiadas (u otras presas) que caminan por debajo de ellos arrojándose sobre sus cabezas desde arriba.

Listado de otros animales interesantes