El mapache pertenece al género Procyon. También concedido como cola de anillo. El más común y conocido se trata del mapache americano (Procyon lotor) presente en el norte de Canadá, Estados Unidos y Sudamérica.

Podemos observar claramente la "máscara" negra del mapache
Podemos observar claramente la «máscara» negra del mapache

Es fácilmente identificable por su «máscara» negra en los ojos, y por su cola rodeada de bandas negras, que puede variar entre 5 – 10 bandas.

Especies

Existen 3 especies principales de mapaches, que aunque varían en tamaño, mantienen casi igual sus apariencias.

  • Mapache boreal (Procyon lotor) – Norteamérica y Centroamérica.
  • Mapache sudamericano (P. cancrivorus) – Sudamérica.
  • Mapache pigmeo (P. pygmaeus) – Isla Cozumel (México).

Actualmente diversas especies de mapaches, que antes se consideraban especies separadas, actualmente son clasificadas como la misma especie o subespecie del mapache boreal. Estas subespecies son: el mapache de Barbados (P. gloveralleni), el mapache de Nassau (P. maynardi), el mapache de Guadalupe (P. minor), y el mapache de Tres Marías (P. insularis)

Características

El mapache es un mamífero de tamaño mediano, robusto de patas cortas, hocico puntiagudo y orejas pequeñas y erectas. La esperanza de vida de los mapaches salvajes oscila entre 12 – 16 años, pero pocos sobreviven más allá de 5 años. En cautividad puede llegar a vivir hasta los 20 años.

En promedio, miden entre unos 70 – 90 cm de longitud desde la nariz a la punta de la cola. Puede llegar a pesar 10 kg, aunque los machos pueden pesar más de 20 kg. Los que habitan en la regiones septentrionales son más grandes que los que habitan en el meridional.

El aspecto más característico es la máscara negra que posee alrededor de sus ojos. Tiene una capa gruesa de pelo para mantenerse caliente durante el invierno. El pelo del mapache norteamericano es peludo y áspero, y su color es gris-hierro a negruzco con matices marrones. Los mapaches del sur son típicamente más plateados, y los «mapaches» del norte tienden a ser rubios o marrones.

Tienen 40 dientes en total, que incluyen cuatro dientes caninos largos y afiliados en la parte frontal de la boca. Los caninos están afilados en la parte frontal de la boca. Usa sus molares y premolares para triturar y masticar sus alimentos hasta que son capaces de tragarlos.

Las patas delanteras son extremadamente sensibles y diestras, con lo que le permite manipular los pomos de las puertas, abrir frascos o desatar nudos. El sentido del tacto es el más importante y sus ágiles patas cuentan con un revestimiento espinoso para protegerlas cuando no están siendo usadas.

Para trepar por los árboles fácilmente cuentan con cuatro patas con cinco dedos en las patas traseras. La parte inferior de las patas es plana y descalza.

Comportamiento

El mapache tiende a ser nocturno, pero tampoco es nada raro verlos durante el día.

La mayoría de las veces se encuentran cerca del agua, y también son nadadores competentes. Trepan con facilidad y generalmente se esconden en las orillas de los ríos, en árboles huecos o en troncos, o en refugios de castores abandonados.

Mapache ocultándose entre los árboles
Mapache ocultándose entre los árboles

A la hora de buscar alimento, lo hacen cerca del agua. Usa sus patas delanteras para agarrar la comida.

Existe un mito de que los mapaches «lavan» la comida que consumen antes de comérsela, si hay agua cerca. Esta idea es totalmente errónea y surge de su hábito de buscar comida dentro o cerca del agua y luego manipularla mientras comen.

Cuando llega el invierno y los alimentos escasean, el mapache se enfrenta al frío quedándose dormido. Este período puede durar desde unos pocos días, en respuesta a los ocasionales períodos de frío del sur, hasta cuatro a seis meses en las latitudes septentrionales. Los mapaches del norte son capaces de hacerlo acumulando grandes cantidades de grasa corporal durante el final del verano y el otoño. La mayoría duplicará su peso corporal en primavera para poder dormir durante el invierno.

Hábitat

El mapache habitaba en zonas densamente arboladas, praderas y grandes bosques, pero actualmente se ha adaptado a vivir en hábitats montañosos y húmedos.

También se han aproximado a asentamientos humanos, donde pueden conseguir comida fácilmente, pero algunas personas los consideran plaga.

Cuando se sienten amenazados suelen trepar por estructuras verticales, por eso evitan el terreno abierto y las zonas con altas concentraciones de hayas, ya que la corteza es muy lisa como para treparla.

Mapache habitando en la nieve
Mapache habitando en la nieve

Distribución

El mapache se encuentra presenten Norteamérica desde Canadá hasta Panamá, donde la subespecie Procyon lotor pumilus coexiste con el mapache cangrejero (Procyon cancrivorus).

La población de La Española fue exterminada ya en 1513 por los colonos españoles que los cazaban por su carne. También fueron exterminados en Cuba y Jamaica, donde se reportaron los últimos avistamientos en 1687. Cuando todavía se consideraban especies separadas, los mapaches de Bahamas, Guadalupe y Tres Marías fueron clasificados como amenazados por la UICN en 1996.

Fue introducido deliberadamente a medidos del siglo XX, se encuentra presente en varios países europeos y asiáticos. Alemania alberga la mayor población de mapaches fuera de América del Norte. Existe otra población estable al norte de Francia, introducidos por miembros de la Fuerza Aérea de los EE.UU cerca de la Base Aérea de Laon de Laon-Couvron en 1966. También se encuentran en Madrid desde los años setenta. En 2013, se autorizó «la captura y muerte de cualquier ejemplar» debido a una plaga, pues no posee depredadores al ser una especie invasiva. Actualmente siguen extiendo los mismos problemas. También está presente en Italia, con una población reproductiva en Lombardía.

Entre 1936 y 1958 se liberaron unos 1.240 animales en nueve regiones de la antigua Unión Soviética con el fin de establecer una población para la caza de sus pieles. Dos de estas introducciones fueron exitosas: una en el sur de Bielorrusia entre 1954 y 1958, y otra en Azerbaiyán entre 1941 y 1957. Con una cosecha estacional de entre 1.000 y 1.500 animales, en 1974 el tamaño estimado de la población distribuida en la región del Cáucaso era de unos 20.000 animales y la densidad era de cuatro animales por kilómetro cuadrado (10 animales por milla cuadrada).

En Japón, fueron introducidos unos 1.500 ejemplares importadas como mascotas después del éxito del anime Rascal the Raccoon (1977). En 2004 la población creció por todo Japón como consecuencia de los animales abandonados o fugados llegando a estar presentes en 42 de 47 prefecturas, cubriendo el total de prefecturas en 2008. Se calcula que causan treinta millones de yenes de daño agrícola sólo en Hokkaido.

Gracias a su adaptabilidad también se encuentra en zonas urbanas como hábitat. Se han visto en ciudades como Washington, DC, Chicago y Toronto.

Alimentación

El mapache se encuentra clasificado como un animal carnívoro, pero realmente es omnívoro. Se alimenta de cangrejos de río y otros artrópodos, roedores, ranas, peces, insectos, frutas y otras materias vegetales, incluidos los cultivos.

A veces, se acercan demasiado a asentamientos humanos y prosperan con una dieta de basura, comida para mascotas y cualquier producto comestible.

Depredadores

El mapache, a pesar de su gran tamaño y vigorosa defensa es presa de gatos monteses, coyotes y pumas. Sin embargo, la mayoría de las muertas son producidas por humanos y enfermedades, especialmente el moquillo canino, el parvovirus y la rabia.

Reproducción

El mapache comienza el apareamiento a principios de la primavera. El macho se aparea con más de una hembra. No obstante, algunos mapaches del sur se aparean más tarde y puede duran hasta junio.

Las crías nacen después de un período de gestación de 60 – 73 días. La camada contiene entre 1 – 6 crías anuales, que alcanzan los 10 cm de longitud y pesan unos 75 g. Éstas nacen ciegas y sordas, y tardarán en desarrollarse un mes. No poseen pelos, pero si una capa de piel de color claro y su máscara negra es visible desde el nacimiento.

La hembra se interesa mucho por sus crías y las cuida durante aproximadamente un año, aunque las crías empiezan a cazar alimentos y son destetadas a los dos meses aproximadamente.

Estado de conservación

El mapache no se encuentra en peligro, salvo el Mapache pigmeo (P. pygmaeus) que se encuentra clasificado en peligro de extinción por la IUCN. Las poblaciones continúan decreciendo debido a la desforestación, el cambio climático y la introducción de especies invasoras. Para más información, puedes consultar su ficha aquí.

Relación con humanos

El mapache se adapta fácilmente a cada entorno, por eso no es difícil verlos junto a los humanos. De hecho, dado que la principal factor es la disponibilidad del alimento, las mayores densidades de poblaciones se encuentran junto a grandes ciudades.

Debido a su afición por los huevos, los pollos, el maíz, los melones y la basura, el mapache no es bienvenido en algunas zonas. Aún es cazado (a menudo con perros de caza) y atrapado por su piel y carne.

En las primeras décadas del siglo XX, los abrigos de mapache eran de rigor para el escenario deportivo. Como resultado del valor de la piel, se introdujeron mapaches en Francia, los Países Bajos, Alemania y Rusia, donde se han convertido en una molestia.

En la última parte del siglo XX, los mapaches expandieron su área de distribución hacia el norte en Canadá, probablemente debido a la conversión de bosques en tierras agrícolas. Temperaturas más cálidas e inviernos menos severos permitirían a los mapaches extender su rango aún más lejos.

Cultura popular

En la mitología de los pueblos indígenas de las Américas se realizaban cuentos populares. Historias como «Cómo los mapaches capturan tantos cangrejos de río» de la Tuscarora se centraban en sus habilidades de búsqueda de alimento. En otros cuentos, el mapache desempeñaba el papel del embaucador, que es más listo que otros animales, como los coyotes y los lobo.

Los Dakota soiux creían que el mapache poseía poderes espirituales naturales, ya que su máscara se asemejaba la pintura facial de los mapaches. Los aztecas vinculaban las habilidades sobrenatarales, especialmente con las mujeres, cuyo compromiso con sus crías era asociado con el papel de las mujeres sabias en su sociedad.

El mapache ha sido representado por varias culturas en novelas, que hablan sobre la vida de un mapache, en especial para niños. El más conocido es el Rascal de Sterling North, que cuenta cómo crió un equipo durante la Primera Guerra Mundial.

En los últimos años ha tomado especial presencia como mapaches antropomórficos desempeñaron un papel principal en la serie de televisión animada The Raccoons, la película animada por ordenador Over the Hedge, la película de acción en vivo Guardians of the Galaxy (y los cómics en los que se basó) y la serie de videojuegos Sly Cooper.

El personaje de animación llamado «Doraemon» a pesar de ser un gato robot, es a menudo, confundido con un mapache por los personajes descocidos debido a sus grandes ojos y su cara redondeada.

Listado de otros animales interesantes