El oso pertenece a la familia Ursidae de grandes carnívoros de cola corta que habitan en América, Europa y Asia.

Especies

Hay ocho especies distintas de osos que pueden encontrarse en una gran variedad de hábitats, tanto en el hemisferio norte como en el sur.

Subfamilia: Ailuropodinae

  • Género: Ailuropoda
    • Panda gigante (Ailuropoda melanoleuca)

Subfamilia: Tremarctinae

  • Género: Tremarctos
    • Oso de anteojos (Tremarctos ornatus)

Subfamilia: Ursinae

  • Género: Ursus 
    • Oso bezudo​ u oso perezoso (Ursus ursinus)
    • Oso malayo (Ursus malayanus) 
    • Oso tibetano (Ursus thibetanus)
    • Oso negro (Ursus americanus)
    • Oso polar (Ursus maritimus)
    • Oso pardo (Ursus arctos)
Oso grizzly
Oso grizzly

Características

El oso varía en tamaño y peso según a la especie a la que pertenezca. El oso solitario (Helarctos malayanus) es el más pequeño de las especies pesando menos de 50 kg, y el más grande es una subespecie del oso pardo de Alaska conocida como Oso Kodiak (Ursus arctos middendorffi).

La vida de los osos en libertad varía de 15 a 30 años, pero en cautividad pueden sobrevivir mucho más tiempo.

El cráneo es alargado y muy pesado en la parte posterior, y las mandíbulas están controladas en las bisagras por un conjunto de poderosos músculos. Los labios son protrusibles y móviles.

Los dientes de los osos omnívoros no están especializados. Los tres premolares iniciales generalmente faltan o son muy pequeños. A excepción de la variación en cuanto a la presencia de premolares, la fórmula dental ursid es la del carnívoro en general, pero el oso perezoso carece de un par de incisivos en la parte superior de la boca. Los dientes de cizallamiento (carnassiales) están poco desarrollados y los molares tienen coronas anchas y planas.

A diferencia de gatos y cánidos, como perros y lobos, el oso camina en forma plantígrada, es decir, la planta de su pie y el talón toca el suelo (similar a los humanos). Las plantas de los pies carecen de pelo, a excepción del oso polar que las tiene cubiertas de pelo para permitirle andar por el hielo con firmeza.

Cada pie posee cinco dedos terminadas en grandes garras no retráctiles, que en algunas especies está adaptada para excavar como en el oso perezoso asiático. Las garras delanteras están más desarrolladas que las traseras, y se encuentran adaptadas para desenterrar pequeños roedores o raíces de plantas.

Tienen un excelente olfato, y a pesar de su tamaño, son excelentes trepadores de árboles, y nadar con mucha fuerza. También son capaces de correr hasta 22 km/h por periodos breves de tiempo.

Algunas especies tienen características especiales que les ayuda a consumir mejor un determinado alimento, como el oso perezoso asiático (Melursus ursinus) que se especializa en asaltar y destruir nidos de termitas, succionándolas con sus labios en forma de embudo. El panda gigante (Ailuropoda melanoleuca) tiene una formación ósea en el antepié que le permite manipular mejor el bambú.

Comportamiento

La mayoría de osos son animales nocturnos y solitarios, salvo en época de apareamiento donde se reúnen para formar parejas y aparearse en aislamiento.

Establecen territorios individuales que varían en tamaño dependiendo de la cantidad disponible de alimentos y se usan áreas de mayor tamaño cuando el alimento es abundante. Los territorios son marcados frotándose contra árboles y otro objetos, expandiendo así su olor. Algunas especies realizan el marcado con orina y con una sustancia cerosa de sus glándulas anales. Por ejemplo, los osos negros americanos recorren entre 40 – 200 km2 y los osos grizzlies entre 300 – 400 km2. Algunos osos polares deben recorrer hasta 125.000 km2 para encontrar alimento.

Con la llega del frío, los osos comen una gran cantidad de comida antes de entrar en un largo período de sueño profundo durante todo el invierno. Cada especie de oso tiene una forma determinada de invernar, por ejemplo, el oso polar excava una madriguera en la nieve, mientras que los osos grises construyen grandes montículos de tierra frente a sus madrigueras.

Aunque sean conocidos por hibernar, el aumento de peso produce que la mayoría de osos duerman con gran dificultad durante gran parte del invierno, por lo que realmente no invernan ya que carecen de las características fisiológicas (menor frecuencia cardíaca, temperatura corporal, frecuencia respiratoria y presión arterial) necesarias para hibernan realmente.

Comunicación

Para comunicarse producen una serie sonidos vocales y no vocales. El chasquido de la lengua, los gruñidos o el gorjeo se realizan en situaciones cordiales, como entre madres y crías o entre cónyuges, mientras que los gemidos, las rabietas o el soplido de aire se realizando cuando están estresados.

En momentos de alarma se usa el ladrido para indicar o relevar la presencia de un animal. Los sonidos de peligro consisten en chasquidos de mandíbula y chasquidos de labios, mientras que en los encuentros agresivos se producen chasquidos de dientes, fuelles, gruñidos, rugidos y sonidos pulsantes. Las crías chillan, lloran, balan o gritan cuando se encuentran en apuros y hacen zumbidos motores cuando están cómodas o amamantando.

Oso exibiéndose a dos patas
Oso exibiéndose a dos patas

También se comunican mediante exhibiciones visuales tales como estar de pie en las buscan intimidar al rival exagerando su tamaño. Las marcas del pecho en algunas especies contribuyen aún más en la intimidación. Los individuos se pueden acercar unos a otros andando con las piernas rígidas y la cabeza baja. El oso dominante se manifiesta mediante una orientación frontal, mostrando los dientes caninos, torsión del hocico y estiramiento del cuello. Un subordinado puede reaccionar con una orientación lateral, girando y bajando la cabeza y sentándose o tumbado.

Hábitat

El oso habita en las regiones templadas del norte y se encuentra más al norte que cualquier otro mamífero.

Pueden encontrarse en una gran variedad de hábitat (dependiendo de la especie) que incluyen el bosque tropical húmedo de tierras bajas, tanto bosques de coníferas como de frondosas, praderas, estepas, pastizales montañosos, laderas de cantos rodados alpinos, tundra ártica y, en el caso del oso polar, témpanos de hielo.

Distribución

El oso se distribuye por todo el planeta, presentes en sesenta países en el hemisferio norte concentrándose en Asia, Norteamérica y Europa, con la excepción del oso de anteojos que es nativo de Sudamérica de la región andina. África y Australia carece totalmente de oso.

El oso negro americano está restringido a Norteamérica, y el oso polar está restringido al Mar Ártico.

Alimentación

El oso es clasificado como un animal carnívoro, pero son muchas las especies que se han adaptado a una dieta herbívora. Por ejemplo, el panda gigante (Ailuropoda melanoleuca) posee una diente basada en el bambú y el oso polar es totalmente carnívoro.

Oso panda gigante comiendo hojas de bambú
Oso panda gigante comiendo hojas de bambú

Consumen una gran variedad de alimentos, aunque dependerá de la especie. A pesar de ser grandes pueden consumir: hormigas, abejas, semillas de árboles, raíces, nueces, bayas, larvas de insectos… Muchos osos disfruta de la miel, tanto que al oso malayo (Helarctos malayanus) se lo apoda como el «oso de la miel».

En cuanto a carne consume roedores, peces, ciervos, cerdos y focas. Los osos Grizzlies (Ursus arctos) son conocidos por ser unos grandes pescadores de salmones. La mayoría caza peces por encima de animales terrestres, aunque no es raro ver a osos que no coman nada de pescado.

Depredadores

El oso gracias a su tamaño tiene pocos enemigos naturales. El humano es el mayor depredador de los osos. Aunque en ocasiones, algunos pueden morir por inanición al no llegar a acumular la suficiente grasa para pasar todo el invierno.

Los osos más vulnerables son los jóvenes, por su inexperiencia y su escaso tamaño, y pueden ser victimas de lobos o pumas, pero sobre todo, por otros osos machos. Esta razón convierta a la hembra en animales altamente protectores con sus crías.

Reproducción

El oso es maduro sexualmente entre los cuatro y seis años. Los machos suelen madurar mucho más tardes que las hembras.

Cuando se aparea no juega ningún papel en la crianza, ya que tras el apareamiento la abandona. Se reproducen una vez al año y muchas especies de osos sólo se reproducen cada dos o cuatro años. La temporada de reproducción suelen ser a finales de primavera o principio del verano.

El periodo de gestación es variable ya que el óvulo fertilizado se mantiene latente en el útero para asegurarse que las crías nacen durante en el invierno mientra la hembra se encuentra en la madriguera y salen al exterior en primavera, cuando abunda el alimento.

Cría de oso
Cría de oso

Los osos recién nacidos pesan unos 500 gramos y miden unos 23 cm de longitud, desde la nariz hasta la punta de su corta cola. Los gemelos son muy comunes, aunque pueden tener hasta cinco crías.

Las crías son alimentadas durante unos meses, aunque la mayoría puede valerse por si mismo a partir de los seis meses… las hembras son muy protectoras debido a los ataques de otros depredadores, así que permanecerán con ella durante todo un año.

Estado de conservación

El oso actualmente se encuentra sometido debido a la invasión de sus hábitats y al comercio ilegal, incluyendo al mercado asiático de osos biliares, aunque se encuentra prohibida.

La UICN ha clasificado a seis especies de osos como animales vulnerables, incluyendo a dos especies menos preocupantes como son el oso pardo y el oso negro estadounidense, que corren el peligro de ser extintos en ciertas regiones. Ambas especies viven en zonas donde los humanos no se están presentes y las casas no naturales de mortalidad son: la caza, la captura, la muerte en carretera y la depredación.

Oso marrón en un zoológico
Oso marrón en un zoológico

Para intentar prevenir la extinción del oso, se han aprobado leyes para su conservación que impiden la destrucción de sus hábitats. Estas leyes se han visto de forma positiva en todo el mundo, ya que algunas personas se sienten muy identificadas con los oso por sus similitudes con los humanos (dietas omnívoras, su capacidad para pararse sobre dos patas y su importancia simbólica). Se espera que con la colaboración de todos, las especies de osos salgan adelante.

Relación con humanos

El oso puede ser domesticado con bastante facilidad si el entrenamiento comienza cuando son jóvenes y son usados en circos o en películas. Esto ha hecho que muchas personas crean que los osos son inofensivos y a dado lugar a muchas tragedias para ambos.

Los osos mas peligros para el ser humano son los osos pardos y polares, aunque también atacan los osos pardos euroasiáticos y los osos negros americanos. Los osos negros asiáticos y americanos, en ocasiones, pueden atacar al ganado, destruir fruta o cultivos, como el maíz.

Las pieles de osos han sido usadas para crear diferentes productos como: alfombras o ropa. La carne también es consumida muy a menudo, sobretodo, la de osos negros y polares. Las garras y dientes son usadas eran usadas por los indígenas americanos para crear adornos. La grasa es usada para cocinar y de las vesículas biliares son usadas para fines farmacéuticos en Asia.

Cultura popular

Los vikingos creían que llevar una camiseta hecha de piel de oso adoptarían la fuerza del animal como la fuerza o el coraje. Cuenta la leyenda que la palabra «berserk» tiene origen en esa creencia, por la forma en la que se comportaban los hombres «afectados» por los atributos del oso. Aunque se desconoce si es cierto al 100%.

El oso también es frecuente en literatura y en filmaciones audiovisuales, posiblemente el más famoso es Winnie de Pooh, un oso que disfruta de comer miel y convivir con otros animales.

Listado de otros animales interesantes