El tejón es el nombre común que recibe cualquiera de las tres subespecies de tejones, que pertenecen a la familia Mustelidae. Dentro de esta familia se encuentran animales como: hurones, comadrejas, nutrias y otros tipos de carnívoros. Así que el tejón se encuentra estrechamente relacionado con ellos.

Especies

Existen 11 especies diferentes divididas en tres subfamilias. Tejón europeo, tejón asiático, ratel o tejón de la miel y el tejón americano.

Características

El cuerpo del tejón es corto y ancho, con patas cortas para excavar, que pueden llegar a medir un metro de longitud incluyendo la cola. El tejón europeo es uno de los más grandes. El tejón americano (Taxidea taxus), el tejón porcino (Arctonyx collaris) y el tejón de la miel (Mellivora capensis)

La cabeza es alargada, similar a la de la comadreja, con orejas pequeñas. La cola varía en su longitud dependiendo de la especie, teniendo unos 46 – 51 cm de longitud en promedio. La cara es totalmente negra con marcas blancas distintivas, cuerpos grises con una raya de color claro que va desde la cabeza hasta la cola, y patas oscuras con un vientre bajo de color claro.

Es difícil distinguir los machos de las hembras, ya que sólo varían en el tamaño. Los machos tienden a ser ligeramente más grandes con una cola potencialmente más larga, delgada y blanca, que las hembras que son un poco más pequeñas.

Los cóndilos mandibulares del tejón están conectados en cavidades alargadas en sus cráneos, que les otorga una resistencia mayor a la dislocación de la mandíbula y aumentando el agarre de la mordida. Ésto a su vez limita el movimiento de la mandíbula al abrirla y cerrarla o deslizandola de lada a lado.

Tejón euroasiático

Tejón euroasiático

Comportamiento

El comportamiento del tejón varía según el tipo de familia a la que pertenezca la especie, pero todos se refugian bajo tierra construyendo madrigueras llamadas adoquines. Algunos son animales solitarios, y se trasladan de casa en casa, mientras otros forman clanes entre 2 – 15 individuos.

Es un animal rápido que puede llegar a correr hasta 30 km/h en distancias cortas. Son nocturnos, cazan por la noche y descansan durante el día en sus madrigueras.

Hábitat

El tejón vive en una gran variedad de hábitats. En Gran Bretaña se pueden encontrar en: bosques y arbustos, matorrales, setos, canteras, páramos, campos abiertos e incluso en urbanizaciones. Uno de los factores para elegir un hábitat, es sin duda, el suministro de alimentos. La disponibilidad de alimento afecta al tamaño de las poblaciones, siendo muy importante la abundancia de lombrices de tierra.

Viven en madrigueras subterráneas excavadas con sus fuertes garras. Suelen estar comunicadas por un laberinto de túneles y cámaras interconectadas y normalmente se excavan en suelos bien drenados y fáciles de excavar. Se han identificado varios tipos de madrigueras. Cada grupo de tejones posee una madriguera principal que es ocupada continuamente y es utilizada para criar. Disponen de otras madrigueras anexas, muy cerca de la madriguera principal que no son usadas habitualmente. En ocasiones son tomadas por conejos y zorros, pues no se usan muy a menudo.

Distribución

El tejón puede encontrarse en bosques de gran parte de Norteamérica, Irlanda, Gran Bretaña y en parte de Europa, tanto al norte como en el sur de Escandinavia. También viven en Japón y China. El tejón turón de Java (Melogale orientalis) vive en Indonesia, y el tejón turón de Borneo (Melogale everetti) vive en Malasia. El tejón de la miel (Mellivora capensis) se encuentra en la mayor parte del África subsahariana, el desierto de Arabia, el sur de Levante, Turkmenistán y la India.

Alimentación

El tejón es un animal omnívoro que se alimenta de raíces y bayas, así como lombrices e insectos. La alimentación varía según la especie de tejón y del lugar donde habite. En ocasiones, comen fruta podrida y se intoxican con el alcohol que éstas producen.

El tejón euroasiático se alimenta principalmente de lombrices de tierra (especialmente de Lumbricus terrestris), insectos, larvas, huevos y crías de aves que anidan en el suelo. También pueden alimentarse de pequeños mamíferos, anfibios, reptiles y aves, así como de raíces y frutos. En Gran Bretaña, son los mayores depredadores de erizos, que poseen demostrablemente poblaciones más bajas en áreas donde los tejones son más numerosos, de forma que las protectoras no liberan erizos en territorios de tejones. En ocasiones, son depredadores de pollos domésticos y existen informes que demuestran que pueden colarse en zonas donde un zorro no puede. En el sur de España es habitual que los tejones se alimenten de conejos.

El tejón americano es un carnívoro fósil, es decir, una gran proporción de los alimentos capturados se realizan bajo tierra, excavando. Son capaces de cavar túneles a gran velocidad debajo de sus presas para que éstas caigan y posteriormente sean mordidas.

El tejón de la miel, como su nombre indica consume miel que roban trepando los árboles en busca de nidos de abejas, pero también se alimenta de cuerpoespines e incluso de serpientes venenosas (como la víbora).

Tejón buscando alimento

Tejón buscando alimento

Depredadores

El tejón adulto posee pocos enemigos naturales. Poseen fuertes mandíbulas que pueden dar una gran mordida muy desagradable. Gracias a su gran pelaje y piel gruesa los depredadores tienen dificultades para hacerle daño y el tejón gana un tiempo vital para darse la vuelta, morderle y escapar. Su cara blanca y negra advierte a los animales a alejarse. Este patrón es denominado coloración de advertencia. Otros animales con este patrón son las mofetas y las avispas.

Los jóvenes corren más peligros que los adultos. Son más pequeños y aún no poseen la poderosa mandíbula de un adulto. Sin embargo, si un depredador ataca a uno de ellos, la posibilidad de que un tejón adulto aparezca para ayudarle es bastante alta. Para parecer más grande y peligroso pueden hacerse más grande esponjando su pelaje. Aún así, en Gran Bretaña las crías de tejón son a veces matados y comidos por zorros. De vez en cuando también pueden ser capturados por grandes aves rapaces como águilas reales y ratoneros. En otros países, las crías pueden ser capturadas por lobos, linces, osos, glotones y búhos reales.

Reproducción

La reproducción del tejón implica un fenómeno llamada “implantación retardada”. Los tejones pueden aparearse durante todo el año, pero el embrión no es implantado en el útero y no comienza a crecer hasta que llega del invierno. De esta forma las crías nacen en la misma época del año, principalmente entre los meses de Enero y Marzo.

El tamaño de la camada varía entre 1 – 5 crías, aunque lo más común son 2 o 3 crías, con un peso entre 75 – 130 g. Las crías recién nacidas están cubiertas de canas sedosas y en ocasiones las rayas faciales pueden ser visibles. Durante 5 semanas estarán con los ojos cerrados. Se alimentan de leche materna y permanecen en el lecho hasta que posen al menos 8 semanas de edad. A principios de Julio, la mayoría de las crías son destetadas, aunque pueden seguir dependiendo de su madre, y a veces, acompañándola durante algún tiempo mientras se alimentan.

Estado de conservación

Los tejones están protegidos no porque sean raros o estén en peligro de extinción, sino por el cebo ilegal de los tejones, que implica desenterrar los esquejes y utilizar perros. Se han introducido leyes posteriores, como la Ley de Vida Silvestre y Campo de 1981, que han culminado en la Ley de Protección de Tejones de 1992.

Una encuesta sobre el lance de tejones llevada a cabo por la Agencia de Laboratorios Veterinarios y de Sanidad Animal (Animal Health and Veterinary Laboratories Agency) se realizó a principios de 2014. Se descubrió que el número de colonias de tejones se había duplicado en los últimos 25 años. Hubo al menos 64.000 en Inglaterra en 2013, en comparación con 31.500 en 1988. El estudio revisado por pares fue publicado en Scientific Reports, una publicación de investigación primaria de los editores de Nature.

Sin embargo, los investigadores enfatizaron que su misión había sido establecer y no hacer números de tejón.

Relación con humanos

Los tejones han provocado problemas a los humanos. Existen informes ocasionales de tejones que han sido agresivos con los perros e incluso con los seres humanos. La mordedura del tejón es mu dolorosa y también son portadores de una variante de la rabia.

En muchos países la caza de tejones ha sido un deporte. Se apoyaban con los perros y  la raza de perros Dachshund fue creada para tal fin. Aunque los tejones son dóciles, son muy agresivos cuando se ven acorralados. En Inglaterra, se prohibió esta práctica gracias a la oposición de los naturalistas con la Ley de Crueldad con los Animales de 1835 y la Ley de Protección de Tejones de 1992 penalizó la muerte, lesiones o la captura de un tejón o la injerencia en un lance, a menos que se dispusiera de autorizaci´n legal mediante licencia. Además la Ley de Caza de 2004 prohibió que los cazadores de zorros bloquearán los lances durante las cacerías.

También han sido cazados para comerciar con sus pieles que han sido usadas durante siglos para fabricar brochas de afeitar, debido a que sus pieles son ideales al retener una gran cantidad de agua. Actualmente todo el pelo de tejón disponible para comerciar provienen de granjas de Chinas creadas para tal fin.

El control de la población de tejones se encuentra prohibido en muchos países europeos, ya que se encuentran dentro del Convenio de Berna, pero no están en ningún tratado o legislación internacional. Muchos tejones europeos fueron gaseados en las décadas de 1960 y 1970 para controlar la rabia. Actualmente se llevan a cabo pequeños sacrificios mediante la caza con armas para controlar las poblaciones.

Actualmente se consumen muy pocos tejones en Estados Unidos o Reino Unido, pero años atrás formaron parte de la dieta de los colonos nativos americanos y europeos. También se comían en Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial y en la década de 1950. En algunas regiones de Rusia, todavía se siguen consumiendo. En Francia, la carne de tejón era utilizada en la preparación de varios platos y era un ingrediente común en la cocina rural. En España era consumido, en algunas partes, hasta hace poco tiempo.

Brocha de afeitar hecha de pelo de tejón

Brocha de afeitar hecha de pelo de tejón

Cultura popular

El tejón ha sido representado en la cultura popular desde los tiempos medievales. En esa época se pensaba que los tejones trabajaban juntos para cavar hoyos bajo las montañas.

Se ha incluido en numerosas obras literarias, ya sea como personaje de ficción, emblemas etc. “El Tejón” de John Clare, del siglo XIX es un poema que describe la caza del tejón. El personaje Frances en los libros infantiles de Russell Hoban, Bedtime for Frances (1948-1970), está representado como un tejón. Cazatrufas es un tejón heroico en el libro Crónicas de Narnia Prince Caspian (1951) de C. S. Lewis.

También han aparecido en películas y animaciones. En la saga de videojuegos japonesa “Pokémon” Typhlosion y Linoone están basados en tejones. La película de Walt Disney de 1973, Robin Hood, describe al personaje de Friar Tuck como un tejón.

El 28 de agosto de 2013 el videojuego para PC Shelter desarrollado por Might and Delight, los jugadores pueden controlar a un tejón madre con el fin de proteger a sus cachorros de una serie de amenazas que van surgiendo.

El tejón forma parte del emblema de la casa Hufflepuff de la Escuela Hogwarts de Brujería y Hechicería en la serie de libros Harry Potter de J. K. Rowling (1997-2007). El motivo de esa elección es la similitud del tejón con la casa Hufflepuff, pues ambos son subestimados y pasan desapercibidos, en silencio hasta que son son atacados o provocados que demuestran un gran poder capaz de luchar con animales/humanos más poderosos que ellos.

Representación del tejón en el logo de Hufflepuff

Representación del tejón en el logo de Hufflepuff

Tejón
5 (100%) 1 voto

Listado de otros animales interesantes

Primer plano de una lechuza común

Lechuza común

Luchador de sim en cautividad

Luchador de Siam