El tigre (Panthera tigris) es un mamífero felino más grande del mundo. Reconocible por sus patrones de rayas verticales y su tono anaranjado. LA especie pertenece al género Panthera al que también pertenecen el león, el jaguar, el leopardo y el leopardo de las nieves. Es uno de lo más poderosos y es nativo del este y sur de Asia. El tigre es un animal muy temido para los humanos que viven cerca de los territorios, ya que puede matarlos fácilmente.

Especies

Existen seis subespecies distintas de tigre. El tigre blanco no cuenta como especie, ya que en realidad es un tigre de bengala con distinta tonalidad.

  • Tigre de bengala (Panthera tigris tigris) – Este tigre posee un color de piel que varía desde el amarillo claro al amarillo rojizo acompañado de rayas negras verticales. Los machos pueden llegar a mediar entre 270 – 310 cm de longitud y pesan entre 180 –  258 kg. Las hembras son un poco más “pequeñas” y la longitud varía entre 240 – 265 cm y su peso entre 100 – 160 kg. En el norte de la India y Nepal, el promedio es mucho mayor y los machos llegan a pesar hasta 235 kg, mientras que las hembras pesan un promedio de 140 kg. Ésto le convierte en la subespecie más pesada. La especie habita en praderas aluviales, selvas tropicales y subtropicales, bosques de matorral, bosques caducifolios secos y húmedos y en manglares de Bangladesh, Bhután, India y Nepal. En 2014 se estimo la población en 2.226 individuos en la India, 163 – 253 en Nepal y 103 en Bután.
  • Tigre de Corbett o tigre de Indochina (Panthera tigris corbetti) – Es descrito como el tigre de bengala más pequeño. Los machos miden alrededor de 270 cm de longitud y pesan entre 150 – 195 kg. Las hembras miden alrededor de 240 cm y pesan entre 100 – 130 kg. La población se encuentra en Myanmar, Tailandia y Laos. Anteriormente se encontraba en Vietnam pero no se ha registrado ningún individuo desde 1997. En e año 2010 la población en Indochina se estimaba en unas 350 individuos. Las poblaciones de tigre están bajando debido a la caza ilegal del tigre destinada a la medicina tradicional donde son usados los huesos.
  • Tigre malayo (Panthera tigris jacksoni) – Este tigre no es muy diferente al tigre de Indochina. Fue propuesto como subespecie en base a su ADN mitocondrial. Los machos miden entre 190 – 280 cm y pesan entre 47 – 129 kg. Las hembras miden entre 180 – 260 cm y pesan entre 24 – 88 kg. La división geográfica no está clara entre los malayos e indochinos, ya que ambas poblaciones son contiguas a las del sur de Tailandia. En Singapur el último tigre fue abatido en 1932.
  • Tigre sumatra (Panthera tigris sumatrae) – Es el tigre más pequeños de todos los actuales. El macho mide entre 220 – 255 cm y pesa entre 100 – 140 kg. Las hembras miden entre 215 – 230 cm y pesan entre 75 – 110 kg. Se cree que la población es de origen asiático, pero que fue aislada hace unos 6.000 – 12.000 años tras aumentar el nivel de mar en la isla indonesia de Sumatra. Está clasificada como especie en peligro de extinción en la Lista Roja de la UICN. En 2008, la población se estimó entre 441 – 679 individuos en 10 zonas protegidas que cubrían unos 52.000 km2.
  • Tigre siberiano (Panthera tigris altaica) – Es el tigre más grande actualmente en cautiverio. El paleja es grueso con tonos pálidos con pocas rayas, de color marrón oscuro. Los machos miden entre 190 – 230 cm de longitud y pesan entre 180 y 306 kg. Las hembras miden entre 160 – 180 cm y pesan entre 100 – 167 kg. La longitud de la cola es de unos 60 – 110 cm. Habita en la región de Amur-Ussuri de Primorsky Krai y Khabarovsk Krai en el extremo oriental de Siberia. También habita en la Reserva Natural Nacional del Tigre Siberiano Hunchun al noroeste de China. Se encuentra extinto en Mongolia, Corea del Norte y Corea del Sur. En el año 2005 existían entre 331 – 393 individuos adultos y jóvenes, con una población reproductiva de unos 250. En el año 2015 había una población estimada de 480-540 individuos en el Lejano Oriente ruso.
  • Tigre de China meridional (Panthera tigris amoyensis) – Es considerado la subespecie más antigua y se puede distinguir debido al cráneo que es estrecho, su hocico largo y sus rayas tienen forma romboidal y es de color naranja. Los machos miden entre 230 – 240 cm y pesan entre 130 – 180 kg. Las hembras miden entre 220 – 240 cm y pesan entre 100 – 110 kg. Las poblaciones están extintas en estado salvaje y no se ha avistado ningún ejemplar desde los años 70. En cautiverio existen 73 individuos, que derivan de seis individuos salvajes.
  • Tigre persa (Panthera tigris virgata) – Es parecido al tigre de bengala, de hecho su cráneo no difiere mucho entre ambos. Los análisis genéticos apuntan que está estrechamente relacionado con el tigre siberiano. Habitaba en bosques y corredores fluviales desde Anatolia oriental, el Cáucaso meridional y la costa del Mar Caspio, a lo largo de la costa del Mar de Aral, en las cuencas de Amu-Darya y Syr-Darya hasta la orilla meridional del lago Balkhash y en las montañas de Altai. Se registró en estado silvestre hasta principios del decenio de 1970, hasta que a finales del siglo XX se declaró extinto.

Características

El tigre pesa aproximadamente 300 kg y puede llegar a medir 2,5 m de longitud, aunque esta longitud y peso puede variar entre las distintivas subespecies.  Es capaz de extender su cuerpo (y cola) hasta unos 4 metros. Alcanzan los 90 km/h, lo que lo convierte en un animal muy rápido en comparación a su peso. Si lo pusiéramos a correr junto a un rinoceronte y a un elefante, ganaría el tigre.

El tigre posee un cuerpo musculado con poderosas patas delanteras, cabeza grande y una cola que mide aproximadamente la mitad de su cuerpo. Las pupilas son circulares con un iris de color amarillo. Las orejas son pequeñas y redondeadas y poseen una mancha blanca que proviene de la espalda, bordeada de negro. Estas falsas “manchas oculares” son conocidas como ocelosis y juegan un papel importante en la comunicación intraespecífica.

El cráneo es muy similar al de un león, con la diferencia de una región frontal menos aplastada, y una región postorbital ligeramente más alargada. Sin embargo, el cráneo del león muestra unas aberturas nasales mucho más grandes, lo que ayuda a los científicos a identificarlos cuando se encuentran sus huesos. Los dientes son bastante robustos. Sus caninos están algo curvados y son los más largos entre los felinos vivos.

El pelaje es denso y pesado, con una coloración que varía entre tonos de naranja y marrón con zonas ventrales blancas y rayas verticales negras que son únicas en cada individuo. Las rayas les otorga una ventaja para camuflarse entre la vegetación. Este patrón camuflaje es habitual entre felinos, aunque se ignora el por qué. Cuando se afeita a un tigre, el patrón aún sigue siendo visible. Esto no ocurre por la pigmentación de la piel, sino a los rastrojos y a los folículos pilosos incrustados en la piel, que son similares a las barbas humanas. Esta característica también es común entre felinos que poseen un fuerte crecimiento del pelo alrededor del cuello y las mandíbulas y largos bigotes.

Primer plano de un tigre

Primer plano de un tigre

Variación de color

En raras ocasiones se produce una tonalidad rara, que los hacen blancos, con rayas regulares y ojos azules. Está tonalidad sólo se produce en los tigres de bengala y se registró por primera vez en el Imperio Mogol a finales del siglo XVI y principios del XVII.

Es posible obtener este color debido a una mutación genética mientras las crías se encuentran en el vientre de la madre. Genéticamente, la blancura es recesiva, la cría blanca sólo es posible cuando ambos progenitores poseen el alelo por blancura. No se trata de tigres albinos. El pigmento es visible en las rayas del tigre blanco y en sus ojos azules. Estos tigres, rara vez son capaces de producir crías blancas y normalmente obtienen crías con la tonalidad naranja habitual.

Es más probable que nazca un tigre blanco en cautividad donde el grupo genético es más pequeño y donde es habitual la endogamia. Esta práctica da lugar a que estos tigres nazcan con diversos problemas como: paladar hendido, escoliosis y estrabismo.

A pesar de esta mutación, los tigres albinos si existen. En este color, las rayas son muy débiles, mientras que la cola posee anillos color marrón rojizo pálido. También existe una variación que da lugar a tigres “dorados” que posee un pelaje dorado pálido con una tonalidad rubia y rayas marrones rojizas. Estos tipos rara vez se ven en estado salvaje. Tanto el blanco nieve como el tigre dorado son homocigotos para el gen CORIN.

Tigre albino

Tigre albino

Comportamiento

Cuando no se encuentra influenciado por el ser humano, el tigre es principalmente diurno. Aunque se han registrado algunos casos, no suele subirse a los árboles. Al ser un gran nadador, es habitual verlo en estanques, lagos y ríos donde acude para bañarse y mantenerse fresco durante la calor del día. Pueden nadar hasta 29 kg y pueden cruzar ríos de hasta 7 km de ancho en un sólo día.

Los tigres necesitan dispersarse en distancias de hasta 650 kg entre distintos grupos de tigres. Son muy solitarios y establecen grandes territorios bastante amplios donde deambulan. Los adultos residentes se limitan a moverse por sus territorios donde satisfacen toas sus necesidad y las de sus crías. El tamaño del territorio depende de la abundancia de las presas el área geográfica y el sexo del individuo. En la India, los territorios poseen unas medidas entre 50 – 1.000 km2. En Manchuria es de 500 – 4.000 km2. En Nepal, poseen entre 19 – 151 km2 para los machos y de 10 – 51 km2 para las hembras.

Los tigres jóvenes, establecen sus primeros territorios cerca de los de sus padres. La superposición de ambos territorios se reduce con el tiempo. Sin embargo, los machos avanzarán más rápido que las hembras y se embarcaran antes camino de establecer su propio territorio. Un joven adquiere el territorio buscando una zona donde no haya establecido ningún otro tigre o pasando desapercibido en otros territorios hasta que sea loa suficientemente fuerte para retar al propietario. Esto conlleva a que los machos jóvenes posean una tasa de mortalidad muy alta (30% – 35% por año).

Para identificar un territorio correctamente, se marcan los árboles rociándolos con orina y secreciones de la glándula anal. También se marcan senderos con excrementos, marcando árboles o suelo con sus garras. Las hembras también usan las garras, marcas de orina y excremento. Estas marcas de olor permiten identificar la identidad, sexo, estado reproductivo de otro tigre. Las hembras en celo indicarán su disponibilidad marcando con más frecuencia y aumentando sus vocalizaciones.

Aunque suelen ser solitarios, los tigres no siempre son territoriales y las relaciones pueden llegar a ser muy complejas. En ocasiones, un adulto puede compartir su muerte con otros tigres aunque no tengan relaciones directas. A diferencia de los leones machos, los tigres machos permiten que las hembras y las crías se alimenten de su presa antes que el propio macho.

Para amenazar a otros tigres usan expresiones faciales donde muestran sus dientes, aplanan sus orejas y sus pupilas se agrandan. Tantos machos como hembras usan la respuesta Flehmen, que consiste en una mueca que retrae el labio superior, al olfatear las marcas de orina de otros tigres. Aunque estas muecas están más asociadas a los machos cuando identifican el olor de una hembra en celo. Los tigres rugen, al igual que otros miembros de la familia Panthera, en situaciones muy agresivas que suele coincidir con el apareamiento o las matanzas. Realizan dos tipos de rugidos: El llamado “rugido verdadero” que se realiza con el aparato hioides y se fuerza a través de una boca abierta a medida que ésta se cierra progresivamente y el “rugido de tos” que es más corto y duro que se realiza con la boca abierta y los dientes expuestos. El rugido verdadero puede llegar a ser escuchado a una distancia de 3 km y en ocasiones se emite tres o cuatro veces seguidas. Cuando se encuentran tensos emitirán un rugido, pero más apagado y producido cuando la boca se encuentra parcialmente o totalmente cerrada. Se oyen a una distancia de 400 m. En momentos agradables, se puede oír un resoplido suave y de baja frecuencia similar al ronroneo de un gato pequeño.

Hábitat

El tigre se encuentra presentan en una gran variedad de hábitat, pero requiere un gran territorio, proximidad al agua y una gran abundancia de presas. Prefieren zonas de vegetación densas, donde piel es ideal para el camuflaje, y donde puede cazar en solitario. Otro de los requisitos necesarios, es la necesidad de distintas ubicaciones aisladas de la madriguera que pueden ser cuevas, árboles huecos o vegetación densa. Los tigres de bengala, en particular, se puede adaptar a distintos tipos de bosques como: bosques húmedos, perennes y semi perennes, pantanosos de manglares y caducifolios espinosos. Además en algún momento de su historia vivió en praderas y sabanas particularmente abiertas, incluso en bosques de la taiga y zonas rocosas.

Distribución

En el pasado el tigre se extendió por toda Asia, desde el Mar Negro (Oeste) hasta Kolyma y Sumatra (este) y el Océano Índico (sur). Pero en el último siglo la especie ha perdido el 93% de área de distribución siendo erradicada de Asia occidental y central, las islas de Java y Bali y grandes áreas del sudeste, sur y este de Asia. Actualmente, se han extinguido en regiones como: Afganistán, Ucrania, Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán, Irán, Pakistán y Singapur.

Los tigres necesitan una gran cantidad de tierra para vivir adecuadamente y actualmente la extensión ocupada se estima en menos de 1.184.911 km2, que supone un 41% menos del territorio que ocupaban en 1990. La población mundial silvestre es estimada entre 3.062 – 3.948 individuos, frente a los 100.000 individuos que existían a principios del sigo XX. La gran mayoría de las poblaciones restante viven en zonas aisladas entre sí y 2.000 individuos viven en India.

En 2016, en la Tercera Conferencia Ministerial de Asia sobre Conservación del Tigre se mostró un informa que estimaba que la población mundial era de unos 3.890 individuos silvestres. Posteriormente, el WWF publicó que el número de tigres a nivel mundial aumento por primera vez en un siglo.

Alimentación

El tigre en su hábitat natural se alimenta de animales medios y grandes, prefiriendo los que pesan menos de 90 kg. Como muchos otros depredadores, son oportunistas y pueden que se alimenten de especies más pequeñas, como: monos, papagayos y otras aves terrestres, liebres, puercoespines y peces. La alimentación varía según la zona donde habiten:

  • India: El venado sambar, el chital, el barasingha, el jabalí, el gaur, el nilgai y los búfalos de agua y los búfalos domésticos. También pueden alimentarse de otros animales como: perros, leopardos, pitones, osos perezosos y cocodrilos.
  • Siberia: El wapiti manchú, el jabalí, el venado sika, el alce, el corzo y el ciervo almizclero. En ocasiones, también pueden cazar osos pardos.
  • Sumatra:  El ciervo sambar, muntjac, jabalíes, tapires malayos y orangutanes.

No es habitual que el tigre cace elefantes asiáticos, pero se han registrados algunos casos. Los tigres cazan por la noche cuando los humanos no habitan en esa zona, pero las trampas con cámaras ocultas y controladas por control remoto han avistado a tigres cazando durante el día. Normalmente cazan en solitario, emboscando a sus presas de la misma forma que lo hacen los gatos.

A pesar de que disponen de una gran velocidad, ésta sólo lo es en distancias cortas así que el tigre debe asegurarse de que está cerca de su presa, antes de romper su cobertura. Si la presa se percata antes de tiempo, el tigre suele abandonar la caza y buscar otra presa, en vez de dedicarse a perseguirla. A la hora de atacar, prefiere dar un largo salto sobre su presa. El mayor salto registrado fue de unos 10 m de altura. y normalmente, 2 de cada 20 cacerías termina en una muerte exitosa.

Cuando se trata de cazar una gran presa, suelen morder la garganta y usar sus poderosas patas delanteras para aferrarse a su presa. Si la presa es pequeña, prefiere morder la nuca, rompiéndole la médula espinal, perforando la tráquea o cortando la vena yugular.

Una vez la presa ha muerto, el tigre, arrastra a su presa hacia una zona vegetal que le permite ocultarla. Para ello tira de ella con la boca del mismo lugar donde realizó la primera mordedura. Lo que en ocasiones requiere una gran fuerza física. Un tigre adulto puede estar sin comer durante dos semanas, y luego atiborrarse de 34 kg de carne de una sentada. En cautividad se acostumbra a alimentarlos continuamente así que sólo necesita de 3 a 6 kg de carne diarios.

Competidores

Durante la caza pueden tener problemas con otros animales que compiten por la misma presa. Normalmente prefieren alimentarse de presas que ellos mismos han cazado, pero en tiempos de escasez pueden alimentarse de carroña y hasta pueden piratear presas de otros grandes carnívoros. Si la presa está bajo disputa, pueden mostrarse agresivos. Si la muestra de agresividad no es suficiente amenazante, pueden llegar a surgir conflictos violentos llegando incluso a matarlas. Los competidores habituales son: los leopardos, dholes, hienas rayadas, lobos, osos, pitones y cocodrilos en ocasiones.  Los cocodrilos, osos y grandes manadas de animales pueden ocasionarles grandes problemas al tigre, que en caso de conflictos pueden llegar a matarle.

Estos conflictos no suelen darse, y normalmente los animales suelen evitarse entre sí.

Depredadores

El tigre se encuentra en la cima de la cadena alimenticia, por tanto posee pocos depredadores. Éstos suelen ser los animales más grandes como el búfalo o los osos, que debido a su gran tamaño, fuerza y ferocidad pueden acabar con el tigre fácilmente. Normalmente cuando el tigre entra en contacto con otros depredadores evitará los conflictos, excepto si se encuentra en su territorio el cual defenderá.

Actualmente el mayor depredador de los tigres son los humanos, que desforestan bosques para obtener madera o construir nuevas viviendas.

Reproducción

El tigre se puede aparear durante todo el año, pero es más frecuente entre Noviembre y Abril. La hembra se encuentra receptiva en un periodo de tres a seis días. El apareamiento es ruidoso y frecuente durante ese tiempo. El período de gestación es de unos 3 meses y la hembra estará lactando entre cinco y seis meses.

Da luz una camada entre 1 – 3 crías. Al nacer pesan entre 680 – 1.400 g cada uno. Carecen de visión, por tanto, son ciegos. Al ser sumamente vulnerables, deberán ser cuidados hasta los 18 meses de edad cuando son capaces de cazar por sí mismos. Las crías de tigre crecen a un ritmo increíble y pueden engordar 100 g diarios. Acompañaran a su madre durante los 2 o 3 primeros años de su vida. A partir de aquí son lo suficientemente grandes y fuertes para adentrarse en la selva y comenzar una vida en solitario.

La crianza es una labor de la hembra en una guarida, como un matorral, una cueva o una grieta rocosa. En esta etapa la hembra es diligente y feroz y pocos depredares se atreven a atacar a la camada.  El macho normalmente no participa en la crianza. Los tigres machos errantes sin parentesco, en ocasiones matan a las crías para volver a aparearse con la hembra ya que puede dar a luz de nuevo dentro de cinco meses si pierden a la camada anterior. La tasa de mortalidad de una cría es de un 50% durante los primeros años. Las causas más comunes de mortalidad son: el hambre, la congelación y los accidentes.

Dentro de la camada emerge una cría dominante, que suele ser macho. Esta cría es la más activa de la camada y siempre toma la iniciativa, dejando a su madre y haciéndose más independiente mucho antes que el resto. Las crías dejan de ser ciegas entre los seis y catorce días de vida donde ya poseen los ojos abiertos. Cuando tienen ocho semanas empiezan a realizar pequeñas aventuras fuera de la madriguera acompañados de su madre. A la hora del destete, comienzan a realizar aventuras más largas en caminatas territoriales donde aprenden a cazar. A los once meses de edad se convierten en cazadores completos.

Las crías se independizan a los dieciocho meses de edad, pero no se separan completamente de la madre hasta los dos años de edad. La madurez sexual es alcanzada a los tres años por parte de las hembras y a cuatro años por parte de los machos.

Estado de conservación

Actualmente, el tigre es una especie en peligro de extinción. Sólo un pequeño grupo habita actualmente en las selvas asiáticas. Sigue siendo un depredador completamente dominante en su hábitat, debido a su poder extremo y su habilidades para correr, nadar, saltar y trepar árboles de forma efectiva.

Entre las principales amenazas para el tigre se incluyen: destrucción del hábitat, fragmetnación y caza furtiva de pieles y partes del cuerpo. En la India, la deforestación del hábitat ha reducido la población hasta llegar a un 11%. Otra amenaza importante es la demanda de partes del cuerpo para su uso en la medicina tradicional china.

Al principio del siglo XX, se estimó la población en unos 100.000 tigres, pero ha disminuido fuera del cautiverio a entre 1.500 y 3.500 ejemplares. Algunas estimaciones son aún más drásticas y establecen la población del tigre en unos 2.500 individuos reproductores maduros, sin que ninguna subpoblación contenga más de 250 individuos. La población mundial de tigres silvestres fue estimada por el Fondo Mundial para la Naturaleza en 3.200 en 2011 y 3.890 en 2015.

Proyectos de reforestación y reintroducción

En e año 1978, el conservacionista indio Billy Arjan Singh intentó recuperar un tigre en el Parque Nacional de Dudhwa. Se trataba de una tigresa llamada Tara que fue criada en cautiverio. Tiempo después de liberación, numerosas personas murieron y fueron devoradas por una tigresa a la que se le tuvo que disparar. Algunos funcionarios del gobierno afirmaron que esa tigresa era Tara, aunque Billy Arjan Singh lo estuvo cuestionando. También hubo controversia al descubrir que Tara era, en parte, un tigre siberiano.

En el sur de China se ha intentado recuperar a los tigres por parte de la organización Save China’s Tigers. La organización estableció un programa de cría y entrenamiento en una reserva sudafricana conocida como Reserva del Valle de Laohu (LVR) para ser reintroducirlos en la naturaleza de China.

En Rusia se propuso un proyecto futuro de recuperación para los tigres siberianos que serán reintroducidos en el parque del Pleistoceno en el norte.

Relación con humanos

El tamaño del tigre y su gran deseo de poseer una gran zona territorial en solitario ha hecho que requiera grandes zonas que soporten las demandas de sus presas. Esta necesidad ha entrado en conflicto con los humanos, al disputarse el mismo territorio constantemente.

Cultura popular

El tigre es una de las megafaunas (animales reconocidos por ser gigantes, muy grandes o grandes) más reconocidas y populares entre todas las culturas del planeta. Está presenta en la mayoría de las culturas, donde destaca la mitología y el folclore antiguo. Actualmente sigue siendo vigente en el cine y la literatura moderna y aparece en banderas, escudos de armas y en diversas mascotas de eventos. También es considerado animal nacional en países como: la India, Bangladesh, Malasia y Corea del Sur.

Tigre
5 (100%) 2 votos

Listado de otros animales interesantes

Dibujo de la vaca marina de Steller

Vaca marina de Steller

Ornitorrinco

Ornitorrinco