Almeja gigante

Publicado el 26 abril, 2018 a las 20:01

Almeja gigante
5 (100%) 4 votos

La almeja gigante (Tridacna gigas) es el mayor de los moluscos que conocemos, puede llegar a medir hasta un metro y pesar hasta 230 kilogramos, al ser un animal inmóvil, no se mueve de donde se asienta y permanece en ese lugar el resto de su vida.

Una vez que la almeja gigante se asientan no vuelven a moverse nunca.

Almeja gigante adulta en su hábitat natural en un arrecife.

Hábitat y alimentación de la almeja gigante

Las almejas gigantes habitan los arrecifes de coral en el Océano Índico y Pacífico Sur, por la calidez de las aguas tropicales. Pasa la mayor parte de su vida comiendo, su alimentación se basa principalmente en plancton que  filtra con una especie de sifón y la filtra del agua.

Se piensa que la almeja gigante crece tanto gracias a que consumen una cantidad enorme de azúcar y proteínas generadas por las algas donde se asienta. Aunque son animales principalmente omnívoros que comen materia animal y vegetal también comen partículas de pequeños animales  que concurren cerca de su asentamiento.

Depredadores

Aún con su tamaño considerable, las almejas gigantes tienen depredadores, la mayoría son animales más pequeños que la almeja gigante. Principalmente sus depredadores son las anguilas, caracoles, estrellas de mar, algunos peces y  seres humanos, que las cazan para negociar con su carne que es considerada como un deleite gastronómico. Su población a disminuido drásticamente por la caza excesiva.

Reproducción de la almeja gigante

Las almejas gigantes son hermafroditas, lo que quiere decir que tienen órganos reproductores tanto masculinos como femeninos, aunque no se autofecundan, como otras especies hermafroditas, lo que hacen es expulsar óvulos y espermatozoides, donde el espermatozoide fertiliza al óvulo de otra almeja. Pueden llegar a producir 500 millones de huevos en una sola sentada. Cuando están fecundados los huevos se mantienen en el agua aproximadamente unas 12 horas, que es cuando empiezan a eclosionar las larvas y empiezan a crear un caparazón, al cabo de un día son lo bastante grandes para localizar un sitio donde asentarse en el fondo marino y permanecer el resto de su vida anclado en el arrecife. Pueden llegar a vivir más de 100 años.

Curiosidad y leyenda urbana

Corre una leyenda urbana que relata cómo la almeja gigante se come a personas, debido a su tamaño no parecería algo extraño, pero no existe información contrastada ni existe ningún informe verificado de que algo así haya podido ocurrir, lo más normal que pueda ocurrir es que al notar la presencia de un ser humano se esconda dentro de su caparazón.