Los ascidiáceos (Ascidiacea) conocidas comúnmente como ascidias o chorro de mar. Aunque pueda parecer un vegetal, realmente, es un animal invertebrado, como las esponjas y los corales. Se mantienen inmóviles en el fondo del océano filtrando el agua del mar para alimentarse.

Colonia de ascidias

Colonia de ascidias

Son conocidas como “alimentadores de filtro”, ya que para alimentarse filtran el agua de su alrededor para capturar las partículas nutritivas. Para lograrlo poseen unos sifones que se abren para llevar comida y agua y dejando salir desechos y el agua sobrante.

Especies

Existen 2.300 especies de ascidias en los fondos marinos dividas en tres tipos principales: Ascidias solitarias, ascidias sociales que forman pequeñas comunidades aglomeradas al unirse en sus bases y las ascidias compuestas que son colonias de hasta varios metros de diámetro. formadas por individuos pequeños

Características

Las ascidias pueden variar entre 0,5 – 10 cm de longitud dependiendo de la especie y de su hábitat. El extremo de su cuerpo está siempre firmemente fijado a una roca, coral o superficie sólida. LA superficie inferior se encuentra estriada, y ciertas especies poseen extensiones en forma de raíz para ayudarse a anclarse a las distintas superficies.

Se encuentran en una gran variedad de colores y formas, ya que su cuerpo está creado por una estructura sólida al ser animales invertebrados carecen de esqueleto, que se encuentra protegida por una túnica. Es lisa y gruesa, a menudo, bastante rígida compuesta por celulosa, proteínas y sales de calcio. A diferencias de otros moluscos, está formada por tejido vivo y tiene su propio suministro de sangre. En algunas especies coloniales, la túnica se fusiona con la de los otros individuos adyacentes formando una única estructura. La túnica puede tener formas cilíndricas, redondeadas o de campana.

En la superficie superior del animal, opuesta a la inferior donde se sujeta a la superficie, posee dos aberturas o sifones que le otorga el nombre de “chorro de mar”. Muy similar a los insectos, el cuerpo se divide en tres partes: región faríngea, abdomen y postabdomen. En la región faríngea, como su nombre indica, encontramos la faringe. En el abdomen se sitúan la gran mayoría de los órganos y en el postabdomen están el corazón y las gónadas. En algunas ascidias el postabdomen o el abdomen completo están ausentes, localizándose los órganos en otras zonas.

El gran sifón bucal que caracteriza a este animal se encuentra en la región faríngea donde se encuentra la faringe que actúa como boca. La faringe está ciliada y dentro contiene numerosas perforaciones, llamadas estigmas, dispuestos en forma de rejilla alrededor de su circunferencia. Para succionar el agua, actúan los latidos de los cilios a través del sifón y luego a tráves de los estigmas. Un largo surco ciliado, llamado endostile, corre a lo largo de un lado de la faringe, y una cresta saliente a lo largo del otro. El endostilo puede ser homólogo de la glándula tiroides de los vertebrados, a pesar de su diferente función.

La faringe está rodeada por un atrio, donde el agua se expulsa a través del segundo sifón que suele ser más pequeño. Para mantener la forma general del cuerpo los cordones de tejido conectivo atraviesan la aurícula. La pared externa del cuerpo consiste en tejido conectivo, fibras musculares y un simple epitelio directamente debajo de la túnica.

Hábitat

Las ascidias habitan en aguas tropicales que son cálidas y ricas en nutrientes. Prefieren zonas poco profundas con una salinidad superior al 2,5%. Y se encuentran distribuidas por todo el mundo.

Alimentación

Las ascidias capturan principalmente el plancton y los nutrientes del agua del mar junto a las algas que crecen en ellas. Las especies más grandes de ascidias poseen apéndices en forma de tentáculos para atrapar la comida mientras flotan a su paso. Otras especies pueden incluso atrapar e ingerir pequeños animales como peces y medusas.

Depredadores

Las ascidias son una presa fácil para los depredadores, pues al estar ancladas en el fondo marino no pueden defenderse. Los principales depredadores son los caracoles, crustáceos, anguilas,  grandes peces, nudibranquios, gusanos planos, moluscos, cangrejos de roca, estrellas de mar, peces, aves, nutrias de mar y humanos.

Reproducción

Casi todas las ascideas son hermafroditas. Las gónadas se encuentran en el abdomen o el postabdomen e incluyen un testículo y un ovario, cada uno de ellos se abre a través de un conducto hacia la cloaca. Entre los diferentes tipos de ascidias tienen diferentes formas de reproducirse: pueden reproducirse tanto sexualmente como asexualmente.

Reproducción sexual

Las ascidias que optan por la reproducción sexual liberan una gran cantidad de óvulos de sus sifones auriculares a través de la cloaca, que se mezclaran con otras partículas del agua. La fertilización ocurre externamente cuando el esperma de otros individuos entra en contacto con los óvulos liberados. Una vez fertilizado, el óvulo pasa de 12 horas a unos días desarrollándose para terminar en una larva muy similar a un renacuajo que nadará hasta el fondo del océano para asentarse y metamorfosearse en una ascideas juvenil. Este proceso tarda sobre unas 36 horas.

La larva selecciona y se asienta en superficies apropiadas utilizando receptores sensibles a la luz, orientación a la gravedad y estímulos táctiles. Cuando su extremo anterior toca una superficie, las papilas (pequeñas proyecciones nerviosas en forma de dedos) secretan un adhesivo para su fijación. La secreción adhesiva provoca una metamorfosis irreversible donde pierden la capacidad de nadar (cola y aletas), otros órganos se reubican hacia su posición adulta, la faringe se agranda y los órganos llamados ampollas crecen desde el cuerpo para unirse permanentemente al sustrato.

La madurez sexual puede ser alcanzada en tan sólo unas pocas semanas.

Reproducción asexual

Las ascidias que optan por la reproducción asexual pueden realizarlo de varias formas dependiendo la especie. La forma más simple los miembros de la colonia están unidos sólo por proyecciones en forma de raíz de sus partes inferiores conocidas como estolones. Las yemas que contienen células de almacenamiento de alimentos pueden desarrollarse dentro de los estolones y, cuando están suficientemente separadas del “padre”, pueden convertirse en un nuevo individuo adulto.

En otras especies, el posabdomen se alarga y se rompe en una serie de cogollos separados que pueden formar otra colonia. En algunos casos, la parte faríngea del animal se deteriora y el abdomen se descompone en parches de tejido germinal, cada uno de los cuales combina partes de la epidermis, el peritoneo y el tracto digestivo, y es capaz de evolucionar hacia nuevos individuos.

En otros, el brote comienza justo después de que la larva se haya asentado en el sustrato. Por ejemplo, en la familia Didemnidae un individuo se divide en dos con la faringe creciendo un nuevo tracto digestivo y el tracto digestivo original crece una nueva faringe.

Estado de conservación

Las ascidias se encuentran generalmente amenazadas debido a la alta concentración de químicos vertidos en el mar y que filtran.

Relación con humanos

El filtrado de las ascidias es tan excelente que provoca que acumulen sustancias contaminantes que pueden ser tóxicas para embriones y larvas, impidiendo la función enzimática en los tejidos de los adultos. Esta característica ha convertido a algunas especies en señales de contaminación.

En el último siglo, la mayoría de los puertos del mundo han sido invadidos por ascidias no autóctonas que se aferran a los cascos de los barcos o ostras o algas marinas. Aquí crecen rápidamente, pues al alcanzan rápidamente la madurez sexual y no poseen depredadores. Esto causa problemas económicos ya que modifican el ecosistema al asfixiar a las especies autóctonas que no carecen de defensas para detener la invasión.

En muchas partes del mundo, son consumidos por los humanos en países como Japón, Corea, Chile y en ciertas zonas de Europa.

Algunas ascidias toman y mantienen una concentración extremadamente alta de vanadio en la sangre y tienen un pH muy bajo de la túnica debido al ácido en las células de la vejiga que se rompen fácilmente o producen metabolitos secundarios dañinos para los depredadores e invasores. Algunos de estos metabolitos son tóxicos para las células y son de uso potencial en productos farmacéuticos.

Ascidias
5 (100%) 3 votos

Listado de otros animales interesantes

Un búho chico posado.