León marino

Publicado el 30 julio, 2018
León marino
5 (100%) 2 votos

El león marino (Otariidae) es un animal mamífero perteneciente a la familia de los pinnípedos, junto a las focas y morsas. Suele confundirse con el lobo marino sudaméricano (Otaria flavescens) debido a que son muy similares aunque éste último es mucho mas pequeño.

León marino

León marino

Especies

Dentro de los leones marinos encontramos a 7 especies:

  • León marino de Steller (Eumetopias jubatus)
  • León marino australiano (Neophoca cinerea)
  • Lobo marino sudamericano (Otaria flavescens)
  • León marino de Nueva Zelanda (Phocarctos hookeri)
  • León marino de las Galápagos (Zalophus wollebaeki)
  • León marino del Japón (Zalophus japonicus) [Extinto]
  • León marino de California (Zalophus californianus)

Características

Al pertenecer a la misma familia, son muy similares a las focas pero ha diferencias de éstas, el león marino tiene oídos externos, piel gruesa, pelo corto y abultado. Esta especie presenta dimorfismo sexual ya que las hembras son hasta cinco veces más grandes que los machos teniendo esto 1,8 – 3,0 m de longitud y de 100 – 1.000 kg de peso. Las mayores dimensiones se encuentran en la especie de los leones marinos de Steller. La esperanza de vida de un león marino es de entre 20 – 30 años de edad.

Como todos los animales pertenecientes a los pinnípedos posee unos cuerpos adaptados para sobrevivir en aguas frías conservando muchísimo el calor corporal gracias a una capa de grasa bajo la piel que les ayuda a repartir el calor, guardar energía y proporcionarles la forma hidrodinámica para desplazarse por el agua.

Tiene 4 aletas en total, y algunas especies son capaces de girarlas para cuando estén en tierra firma y así poder caminar, aunque lentamente. El león marino adulto posee cinco garras en cada aleta delantera que usan para agarrar a su presa y ayudarle a caminar en tierra firma, teniendo un mayor agarre a la superficie.

Una vez en el agua, las aletas están perfectamente adaptadas para moverse rápidamente a través del agua. Aunque no siempre son visibles, en cada aleta hay cinco dígitos esqueléticos (como dedos de los pies) que otorgarles un movimiento más preciso, junto a las aletas delanteras que son usadas como estabilizadores con lo que no se usan mucho para la nadar.

Son grandes buceadores y pueden sumergirse a grandes profundidades. La mayor distancia registrada es de unos 200 metros y tienen que volver a la superficie rápidamente para volver a coger aire, aunque son capaces de volver una y otra vez a gran velocidad.

Comportamiento

El león marino vive junto a otros de la misma especie, en grandes grupos subdivido en parejas con las que cazan. Durante la época de apareamiento el número de grupos suele aumentar. También es son juguetones y pueden pasarse horas jugando en el agua.

Existen casos donde los seres humanos han sido atacados por leones marinos dentro del agua, se cree que el principal motivo se debe a que el macho se ve amenazado y defiende su territorio. En el caso de leones jóvenes simplemente quieren jugar, pero no controlan su fuerza con lo que les provoca problemas a los humanos.  A pesar de este comportamiento, se consiguió domesticarlos.

Manada de leones marinos

Manada de leones marinos

Hábitat

El león marino habita en áreas costeras donde hay abundante alimentos y tierra cerca donde puede suplir todas sus necesidades. Prácticamente se localizan en todos los climas, tanto en regiones del hemisferio norte y sur, con la excepción del océano Atlántico. A veces, es posible verlos en los puertos de las grandes ciudades donde se reúnen para alimentarse y tomar el sol.

La distribución de las distintas especies se puede adivinar por su nombre, por ejemplo, el lobo marino sudamericano habitan en las aguas cálidas de América del Sur, mientras que el león marino ce California se encuentran en las aguas de la costa de California.

Alimentación

El león marino es un animal carnívoro, aunque no estricto ya que se conoce que, a veces, también comen maleza marina y plantas acuáticas. El alimento preferido son los peces, y los comen en grandes cantidades. Entre las especies consumidas se encuentran el arenque, la caballa, la palometa, el salmón y el capelán.

En ocasiones, los leones marinos compiten junto a los pescadores por los grandes bancos de peces. Si los humanos se hacen con la mayoría de peces en esa zona, al león marino no le queda más remedio que recurrir a otros alimentos como pequeños invertebrados como cangrejos y almejas.

En casos extremos de falta de alimentos, los leones marinos recurren a comerse a las crías que se encuentren a su alrededor. Se cree que también es una medida extrema para reducir la población y así haber más alimento por cada individuo.

Depredadores

El león marino tiene dos depredadores naturales: el tiburón y la orca. Aunque con el desarrollo de la tecnología, los humanos se han convertido en su mayor amenaza. Los investigadores asumen que los leones marinos son capaces de nadar más rápido que los tiburones y las orcas, así que quizás sea la sorpresa la diferencia principal para atraparlos. También, debemos asumir que los más jóvenes y los enfermos no pueden huir tan rápido y tienen más posibilidades de ser capturados. La única defensa que posee es llegar más rápido a tierra, aún así, sus depredadores pueden saltar a tierra si están demasiado cerca de la costa.

Reproducción

El león marino se agrupa en terrenos rocosos y costeros para iniciar la reproducción. Son animales polígamos, es decir, que el macho se reproducirá con varias hembras, para ello establece un perímetro que será su territorio que deberá defender de otros machos. El número de hembras dentro de ese territorio será su harén particular.

La hembra elegirá a su compañero con el que aparearse para la siguiente temporada, pues algo muy curioso, es que antes de aparearse con el actual dará a luz la cría del macho con el que se apareó la temporada anterior. Y así se repetirá el ciclo constantemente.

Tienen una sola cría al año y dará a luz en tierra firme, pero tampoco es raro de dar a luz dentro del agua. Las crías son criadas por la hembra durante seis meses y aprenden a nadar cuando tienen un par de meses donde aprenderán a cazar junto a su madre.

León marino macho mostrándose agresivo

León marino macho mostrándose agresivo

Estado de conservación

El león marino se encuentra catalogado como especie en peligro y con algunas especies ya extintas o en peligro de extinción. La especie se encuentra al borde de desaparecer completamente, por eso se han puesto en marchas protocolos y leyes para la conservación de la especie.

El problema que a pesar de que se haya prohibido su caza, no impide de que algunos humanos los cacen ilegalmente. Por ejemplo, en japón existen leyes para protegerlos pero luego no se aplican. También deben enfrentarse, como todos los animales del planeta, a los problema naturales como la contaminación del agua o el cambio climático.

Como medida preventiva se han movido a algunos ejemplaras para criarlos en cautividad, pero todas las organizaciones de conservación están de acuerdo en que se debe luchar por aumentar su población en su hábitat natural.

La especie del león marino japonés es la única extinta. Se cree que desapareció en la década de 1950 por su caza y el aumento de la pesca comercial.

Relación con los humanos

El león marino puede encontrarse en numerosos zoológicos y parques. En estos lugares son entrenados para realizar diversos trucos como jugar con aros y pelotas. Debido a su inteligencia y su carácter peculiar de muchos individuos son muy populares entre todas las edades.

Listado de otros animales interesantes

Imagen de un zorro polar
Rana centroeuropea

Rana verde centroeuropea