Medusa

Publicado el 1 agosto, 2018
Medusa
5 (100%) 2 votos

La medusa es el nombre común que se le dice a los miembros gelatinosos pertenecientes del subfilo Medusozoa, una parte importante del filo Cnidaria. Son animales invertebrados que flotan en libertad por los océanos del planeta, específicamente en zonas costeras. Se pueden hallar en diversas formas y tamaños, desde unos pocos centímetros hasta más de un metro.

Existen, aproximadamente unas 2.000 especies diferentes y se clasifican en cuatro tipos diferentes según su forma y su comportamiento. Han vagado por los mares durante al menos 500 millones de años y posiblemente la cifra ascienda a los 700 millones de años, lo que le convierte en el grupo animal multiorgánico más antiguo.

Medusa

Medusa

Características

La medusa no es en realidad un pez, ya que se clasifican en un grupo distinto al ser diferentes a otros tipos de animales. El cuerpo ésta compuesto por una sustancia gelatinosa no viviente llamada mesoglea, creado principalmente por agua (un 90%). Esta gelatina está envuelta por una capa de piel de un sólo espesor celular.

Pesan escasos gramos, porque son muy livianas para flotar en el agua y moverse con las corrientes. El tamaño oscila entre 12 – 200 cm y la mayor medusa registrada media unos 35 m de largo. Su esperanza de vida varía entre especies, algunas pueden durar unas horas, otras 6 años y la medusa Turritopsis nutricula es una especie puede vivir eternamente (capacidad reconocida recientemente), siempre y cuando no sea cazada por un depredador.

El cuerpo es simétrico, lo que les permite localizar el peligro o el alimento en cualquier dirección. Carecen de cerebro y en su lugar tienen receptores nerviosos y sólo el 5% de su cuerpo está compuesto de materiales sólidos.

Nadan por el mar horizontalmente aprovechando las corrientes o el viento, sin embargo, también son capaces de nadar verticalmente.

Los tentáculos de la medusa están cerca de la boca oscilando entre cuatro u ocho (dependiendo de la especie), varían en longitud y son usados para atrapar y picar a sus presas. Cada tentáculo está cubierto de una piel que incluye células urticantes, algunas pican, otras agarran y otras se pegan. Estas células son producidas por la propia medusa a un ritmo inquietante, por lo que son desechables.

Las picaduras tienen veneno que es usado para diversos fines como aturdir y matar a sus presas. Por ejemplo, la avispa de mar o medusa caja, procedente de Australia, posee un aguijón que es capaz de matar a un humano. El tentáculo más largo es el que produce la picadura. Los científicos han probado que la parte superior de la medusa se puede tocar sin ningún problema, pero recomendamos no jugársela y huir de ellas cuando se divisen.

Colonia de medusas

Colonia de medusas

Hábitat

Con más de 2.000 especies de medusas, habitan por todas las aguas del mundo. Algunas especies habitan en las frías aguas del Ártico y otras en las aguas más cálidas como las zonas tropicales o prefieren las aguas poco profundas y otras las aguas muy profundas.

La mayoría viven en agua en el mar, pero existen algunas especies de agua dulce como la Craspedacusta sowerbii. Otras habitan en los lagos como  la medusa de los lagos en Palau.

Alimentación

La medusa es un animal carnívoro, y a pesar de su aspecto es un gran depredador. Sus grandes tentáculos aturdirán a la presa, la agarrarán y se la llevarán a la boca. Se alimentan de animales acuáticos como plancton, peces pequeños, huevas de peces e invertebrados y otras medusas. Los alimentos y los desechos son ingeridos y evacuados por la boca.

Depredadores

La medusa tiene pocos depredadores, pues la mayoría de especies son traslúcidas y difíciles de ver para los depredadores. Sin embargo, se mueven muy lentamente y en solitario, por lo que una vez localizadas son muy fáciles de atrapar.

Son consumidas por tiburones, atunes, peces espada, tortugas marinas, pingüinos, calamares y, en ocasiones cuando las medusas aparecen muertas en la orilla, algunas especies de cangrejo como el cangrejo nadador azul desmenuza y se come el tejido gelatinoso y el restante son comidas por otros mamíferos terrestres y por aves. Los humanos también consumen ciertas especies. También existen otras especies de medusas especializadas en cazar a otras medusas.

La carabela portuguesa es una de las más tóxicas

La carabela portuguesa es una de las más tóxicas

Reproducción

Las medusas pueden ser machos o hembras pero un sólo individuo puede crear tanto óvulos como espermatozoides, creando una nueva vida asexualmente. Se pueden aparear en cualquier momento del año, pero el momento ideal será una combinación de temperatura cálida más abundancia de alimentos.

Se liberarán los óvulos y espermatozoides en el mar. Cuando éstos se encuentran se fecundadas los óvulos y las larvas, son redondeadas para ayudarles en el movimiento y crecerán adheridas en los tentáculos de sus progenitores hasta que se separan flotando en el agua hasta que encuentren algo donde adherirse (de nuevo).

Una vez encontrado un lugar empezará su segunda etapa conocida como la fase de pólipo donde se desarrollaran las partes sólidas de su cuerpo, como la boca y los tentáculos. Esta etapa tendrá una duración de aproximadamente un año. Cuando alcanzan la madurez se desprenderán y comenzarán su etapa como medusas.

Estado de conservación

Es difícil catalogar la conservación de todas las especies diferentes de medusas, pero por lo general la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza no define a la medusa en peligro de extinción.

Listado de otros animales interesantes

Las alas del cárabo común le permiten volar en silencio.

Cárabo común