El Indri (Indri Indri) es una especie de lémur que evolucionó a partir de individuos más pequeños que llegaron a la isla desde África hace unos 50 millones de años. Al no tener otros competidores, se adaptaron a vivir en una gran variedad de hábitats que produciendo una gran variedad de especies.

Primer plano de un indri
Primer plano de un indri

Especies

El indri está estrechamente relacionado con primates primitivos, como los Bushbabies, Pottos y Loris. Actualmente, existen 100 especies distintas de lémures junto a sus subespecies.

El indri es la única especie dentro de su género. Se piensa que en el pasado, cuando los bosques de Madagascar no estaban deforestados, existían otros especies de Indris que habitan las cimas de los bosques orientales de la isla.

Características

El indri es la especie de lémur más grande, con ciertos individuos que llegan a alcanzar casi 1 metro de altura. El promedio suele variar entre 60 – 80 cm de altura con una cola de sólo 5 cm de longitud. Tiene una cola rudimentaria, y grandes manos y pies. La cabeza es redondeada de cara redondeada y peluda.

Los dedos de los pies y de las monos, son muy hábiles, buenos para coger, y con sus largas patas traseras pueden saltar hasta 1 metros entre las ramas verticales del bosque. Antes de dar un salto, miran hacia adelante con sus ojos amarillos para ayudarles a medir la distancia del salto antes de ejecutarlo.

El pelaje es de una sola capa densa de pelo negro sedoso con un número de manchas blancas que varía según a la zona a la que pertenezcan. Cuando más al sur, más blanca serán las manchas y cuando más al norte, más oscuras.

Comportamiento

El indri al igual que los lémures son animales arbóreos, así que pasan la mayor parte de sus vidas de árbol en árbol, comiendo, durmiendo y pareándose en los altos de los árboles.

Establecen una sociedad formando pequeños grupos familiares entre 2 – 6 individuos, formado por una pareja de machos y hembras con sus respectivas crías. Las hembras son las dominantes, así que con las primeras en comer, mientras que los machos protegen el territorio.

El territorio es marcado mediante orina y es reconocido gracias a su gran olfato. Ésto hace que se puedan evitar los enfrentamientos con otros grupos.

Se comunican mediante espeluznantes llantos que son usados tanto para marcas su territorio como para llamarse unos a otros. Estos llantos pueden escucharse hasta 2 km de distancia.

Hábitat

El indrii habita sólo en el selva baja y en los bosques tropicales.

Distribución

El indri como todos los lémures sólo se encuentran en la isla de Madagascar. Actualmente, se encuentran en pequeñas partes del bosque protegido en el este de Madagascar.

Alimentación

El indri es un animales herbívoro que se alimenta de casi todo lo que ve. Son animales diurnos, así que se mantienen activos durante el día donde aprovechan para alimentarse, tanto de los árboles como del suelo.

Las hembras son las primeras en alimentarse y es habitual encontrárselas buscando hojas nuevas. Las hojas son recogidas con sus hábiles dedos, y profieren las hojas jóvenes, junto a frutos, semillas y flores.

Depredadores

El indri aunque habita en los altos de los árbol y se encuentre a salvo de depredadores terrestres, existen determinados animales que no tienen problemas de llegar hasta ellos.

El principal depredador es un mamífero llamado Fosa que es increíblemente ágil que ha evolucionado para cazar lémures. Existen otros depredadores como las aves de presa, como halcones y reptiles, como serpientes.

Sin embargo, actualmente una de los principales depredadores son los humanos, que constantemente limpian cientos de hectáreas de selva natural haciendo que cada vez exista menos espacio para vivir.

Indri agarrado sobre una cuerda en una zona protegida
Indri agarrado sobre una cuerda en una zona protegida

Reproducción

El indri hembra alcanza la madured sexual entorno a los 8 – 9 años. A partir de este momento pueden tener una cría cada dos o tres años. Las crías nacen entre mayo – junio después de un periodo de gestación entre 4 – 5 meses.

La cría se aferra al vientre de la madre durante los primeros meses de vida, pasado este tiempo pasará hacerlo en la espalda. A los ocho meses de edad empiezan a ser independientes pero permanecen junto a ella hasta los 2 – 3 años.

Por desgracia, la mayoría no llegan a vivir más de 2 años de edad, debido a que sufren enfermedades o lesiones. Si supera esta etapa pueden llegar a vivir entre 15 – 18 años y se han registrado ciertos individuos que han llegado hasta los 20 años.

Estado de conservación

El número exacto de Indris es desconocido. Se estima que quedan menos de 10.000 individuos en estado salvaje. Otras estimaciones sugieren que quedan menos de 1.000 pero que están protegido al incluirlos en la lista de especies en peligro de extinción.

Uno de los problemas que encuentra la ciencia, es que está especie no se cría bien en cautiverio, lo que no permite crear programas especializados para la reinserción y así aumentarla población.

Las principales amenazas de esta especie, es la desforestación de su hábitat natural.

Relación con humanos

El indri es respetado entre los humanos nativos al considerarlo animales sagrados, y no para dañarlo o cazarlo. Sin embargo, otros humanos no nativos de la isla han llegado para cazarlo y obtener sus pieles.

Cultura popular

El indri es conocido locamente como «babakoto» que significa «pequeño padre o antepasado del hombre», ya que los nativos creen que el Indi ( con su falta de cola visible) es semejante a sus antepasados, así que tienen un cierto tabú por su consumo, lo que les ofrece protección por sus creencias.

Existen varias leyendas que relacionan al indri y a los humanos. En ciertas regiones creen que dos hermanos vivieron juntos en el bosque hasta que uno de ellos decidió irse y cultivar la tierra. Ese hermano se convirtió en el primer humano y el hermano que se quedó en la isla se convirtió en el primer indri, que llora por su hermano que se extravió.

Otra leyenda cuenta que un hombre fue a cazar al bosque y no regresó. Su hijo salió a buscarlo al preocuparse por su ausencia. Éste también se perdió, así que el resto del pueblo salió a buscarlos y se encentraron con dos lémures. Uno de ellos era un indri (el hijo) y el padre un lémur. Existe otra versión en la que sólo el hijo se transforma, y el llanto del indri emula al llanto del padre por su hijo perdido.

Listado de otros animales interesantes