Oveja

Publicado el 9 julio, 2018 a las 21:23

Oveja
5 (100%) 1 voto

La oveja (Ovis orientalis aries) son mamíferos herbívoros de tamaño medio procedente de Europa Central y Asia que pastan en la hierba y comen bayas. Se crían fundamentalmente para obtener carne y lana, pero también para obtener leche (aunque el ordeño de la oveja es mucho más raro que el de la cabra o la vaca).

En el mundo hay, por lo menos, unos 1.000 millones en todo el planeta donde son muy comunes en Nueva Zelanda, Auestralia, partes de América del Norte y el Reino Unido donde se cría para comerciar con ella. La lana de oveja es uno de los materiales más comunes y usados en el mundo.

Fueron los primeros animales en ser domesticados por el ser humano y desde entonces el ganado ovino desempeña un papel importante en la vida ya economía agrícola de todo el mundo. Hoy en día, seguimos consumiendo su carne y leche para alimentarnos y su lana para calentarnos.

En muchos países y culturas a lo largo de la historia ha sido usado como animal de sacrificios en múltiples rituales, especialmente en las tradiciones abrahámicas.

Rebaño de ovejas

Rebaño de ovejas

Características

Actualmente existen cerca de 1.300 especies diferentes en todo el mundo, de las cuales 200 son domésticas. Sin embargo, no hay mucha diferencia y todas las distintas especies son muy similares entre ellas y sólo varían en tamaño y peso. Están fuertemente relacionadas con las cabras y aunque puedan parecer muy similares son especies distintas y de la combinación de ambas se obtendrá un híbrido infértil.

Las ovejas es un animal rumiante de pequeña altura cubierto por un pelo rizado conocido como lana y en muchas especies con cuernos formando una espiral lateral. Como resultado de la selección selectiva por parte de los humanos, se han vuelto neoténicas. Aunque conservan algunas características (como las colas cortas) muchas razas han perdido los cuernos sólo en machos, sólo en hembras o en ambos sexos.

La altura y peso depende de la raza de las ovejas. Su crecimiento es un rasgo heredado que es seleccionado por los humanos para la cría. Suelen pesar entre 45 y 100 kg y los carneros entre 45 y 160 kg.

Las más jóvenes tienen 20 dientes pero conforme van madurando terminarán con 32 dientes. Como todos los rumiantes, los dientes delanteros de la mandíbula inferior muerden contra una almohadilla dura y sin dientes en la mandíbula superior. Estos son usados para recoger la vegetación para luego ser molido por los dientes posteriores antes de ser tragado.

Al igual que los caballos, la edad de las ovejas puede ser detectada por sus dientes frontales, ya que cada año un par de dientes de leche son remplazados por dientes adultos. Cuando está completo el conjunto de ocho dientes frontales podemos determinar que la oveja tiene cuatro años de edad. Conforme la oveja va envejeciendo sus dientes delanteros se van perdiendo lo que le dificulta su alimentación, salud y productividad, por esta razón las ovejas domésticas en pastos normales comienzan a diminuir lentamente a partir de los cuatros años. La esperanza de vida de una oveja es de unos 10 – 12 años, aunque algunas han llegado a alcanzar los 20 años.

Tienen una buena audición, por tanto son muy sensibles al ruido. La visión es periférica de alrededor de 270º a 320º y sus pupilas son horizontales con forma de hendidura. Son capaces de ver detrás suya sin mover la cabeza. Algunas razas tienen lana en la cara, por tanto, su visión periférica se reduce a no ser que hayan sido esquiladas. Entienden la profundidad de forma deficiente, las sombras y las zambullidas pueden hacer que las ovejas se resbalen así que tienden a huir de la oscuridad y buscar zonas iluminadas.

Su sentido del olfato es bastante bueno. Tienen glándulas olfativas justo delante de los ojos e interdigitalmente en los pies. El propósito de esas glándulas de los pies es incierto aunque se cree que podrían estar relacionadas con la reproducción, la secreción de un producto de desecho, marcador de olor para encontrar al resto del rebaño cuando se ha perdido. Las de la cara son usadas en comportamientos reproductivos.

El color en las ovejas domésticas es bastante amplio respecto a las ovejas salvajes. El color más característicos de la oveja es el blanco, pero sus colores van desde el blanco puro hasta el marrón chocolate oscuro. La razón por lo que la mayoría de las ovejas son blancas, es porque desde el comienzo de la domesticación se seleccionaron sólo las ovejas con el vello blanco que es el fácil de teñir de varios colores. Pese a la selección, en ocasiones, pueden salir otros colores como un rasgo recesivo en los rebaños blancos. Aunque también hay mercado para el vellón de otros colores.

Al alimentarse de vegetales poseen un complejo sistema, al igual que cabras o vacas, para digerir la hierba compuesto por cuatro cámaras que les permite descomponer la celulosa de tallos, hojas, y cáscaras de semillas en carbohidratos más simples.

Ovejas salvajes

Las ovejas salvajes son más grandes que las ovejas domésticas y tienen mayores cuernos que son usados para defenderse de depredadores o otros machos y son grandes alpinistas. El color de estas especies se limita a varios tonos marrones.

Oveja adulta

Oveja adulta

Hábitat

Las ovejas se encuentran por todo el mundo, pero predominan en Australia, Nueva Zelanda, sur de África, Sudamérica, al oeste de los Estados Unidos y en ciertas zonas de la península ibérica.

En estado salvaje son muy versátiles pues pueden vivir en zonas desérticas, zonas de gran altitud, incluso pueden vivir en zonas polares con las temperaturas muy bajas. En cautividad, las ovejas domésticas están acostumbradas a cualquier tipo de ambiente, ya que el ser humano les proporcionará protección contra el frío o la calor en corrales y permanecerán ahí hasta que sean sacrificadas o mueran de viejas.

Alimentación

Las ovejas son animales completamente herbívoros. La mayoría de razas prefieren pastar en pastos y otros forrajes cortos, evitando las partes más duras de las plantas que las cabras comen fácilmente. Como las cabras, las ovejas usan su lengua para seleccionar con su lengua la parte más fácil de digerir o nutritiva de la planta.

Otro alimento consumido por las ovejas es el heno, normalmente durante los meses de invierno. La posibilidad de sobrevivir sólo con pastos (incluso sin heno) varía según la raza pero la mayoría puede sobrevivir con esta dieta.

Depredadores

Las ovejas son presas de numerosos animales salvajes, grades carnívoros como perros, lobos y gatos salvajes. Se mantienen en rebaño para protegerse entre ellas y evitar que los depredadores maten a una oveja solitaria o desprevenida. En zonas donde no tienen depredadores las ovejas son más descuidas y no se mantienen en rebaño tan fácilmente, y en caso de que estén bajo el control humano habrá que hacer uso de los perros.

Reproducción

La gran mayoría de las especies sólo se reproducen una vez al año. Similar a otros animales de rebaño, un determinado número de ovejas (ovejas hembras) se aparearan con un único carnero (oveja macho). En libertad el carnero habrá disputado una feroz lucha por la hembra, mientras que en cautividad el criador habrá elegido al carnero. Cada hembra tendrá entre uno o dos corderos pero el número cambiará dependiendo de la especie y otras incluso pueden reproducirse durante todo el año en lugar de una vez al año.

Alcanzan su madurez sexual a los seis o ocho meses cuando son hembras, los carneros lo alcanzan a los cuatro o seis meses. No obstante, en otras especies la pubertad puede llegar a los 3 o 4 meses y varía por especie. El ciclo sexual es aproximadamente cada 17 días, los cuales la hembra emitirán un olor para indicarle a los carneros que están listas. Aunque no todos acudirán a su llamada ya que entre los carneros una minoría (un 8% en promedio) son homosexuales.

Durante la reproducción debido al aumento de hormonas, los machos dóciles pueden volverse extremadamente agresivos y atacar a los humanos. En libertad, esto se da por hecho y no sólo competirán por las hembras, también por el dominio territorial.

La hembra se vacuna tres semanas antes de parir para proporcionar altas concentraciones de anticuerpos en el calostros durante las primeras horas del parto.

Los corderitos nacerán en primavera, de esta forma tienen tiempo para crecer sanos hasta que llegue el invierno. Y el periodo de gestación durará unos cinco meses y el parto durará unas tres horas. La mayoría dará a luz a un sólo cordero y en ocasiones a gemelos, aunque otra razas pueden parir más cantidades.

Los primeros pasos de un cordero

Cuando un cordero nace en cautividad un criador después del parto llevará a los corderitos a pequeños corrales donde serán observados. El parto en cautividad no es sencillo y pasa por muchas dificultades, una de las principales se debe al tamaño de los corderos que ha aumento con la cría selectiva y en numerosas ocasiones el criador debe ayudar a la oveja a parir.

Durante el parto las ovejas romperán el saco amniótico y lamerán al corderito para limpiarlo. En apenas unas horas el cordero podrá levantarse y empezará a ser amantado recibiendo leche vital para sus primeros días de vida. En ocasiones pueden ser rechazados por sus madres y necesitan ayuda para poder sobrevivir que será otorgada por los criaderos que los alimentan con biberones o por otra oveja que los haya “adoptado”.

Cuando tienen varias semanas de edad son marcados en las orejas con números para facilitar la identificación posterior y llevar así un control sobre el animal. Los corderos no destinados a la cría son castrados, aunque algunos pastores no lo harán por cuestiones éticas o económicas. Si se decide castrar, existe una controversia con respecto al momento oportuno. Generalmente, se realiza después de las 24h y no más de una semana para reducir el dolor al mínimo posible, las complicaciones y el tiempo de recuperación. Si el cordero es macho que serán sacrificados o separados de las ovejas antes de la madurez sexual no suelen ser castrados.

Las primera vacunaciones llegan a las 10 – 12 semanas cuando se considera que ya ha empezado a desarrollar su sistema inmunológico.

Por el bienestar del animal se les corta la cola para reducir el riesgo de los ataques de mosca. Esto no ha gustado mucho a los grupos de defensa de los derechos animales pero los criadores se defienden argumentando que resuelven muchos problemas prácticos y veterinarios. También añaden que el dolor es sólo temporal.

Un corderito en el campo

Un corderito en el campo

Estado de conservación

La oveja está listada como preocupación menor debido a su condición como animal doméstico productor de carne, leche y lana.

Cultura popular

Popularmente se dice que contar ovejas sirve para conciliar el sueño, y algunos sistemas antiguos para contar ovejas siguen persistiendo a día de hoy.

Las ovejas han estado presente en la cultura popular desde hace mileneos. En inglés, llamarle a alguien “oveja” refiriéndose a que es tímido y fácil de guiar. Sin embargo, también se usan imágenes de ovejas machos como poder y virilidad, por ejemplo, los equipos de fútbol Rams de Los Ángeles y la camioneta Dodge Ram aluden a los machos del borrego cimarrón, Ovis canadensis.

También es usada la expresión “oveja negra” que implica que una persona es extraña o de dudosa reputación dentro de un grupo. Esto se debe a que ocasionalmente nace un cordero negro entre un rebaño blanco. Estos corderos eran rechazados por los pastores ya que la lana negra no se comercia tanto como la blanca.

Religión y folclore

Antiguamente la oveja estaba muy presenten en las religiones, tanto como animal sagrado como animal de sacrificio. Las calaveras de los carneros ocupaban un lugar central en santuarios del asentamiento de Çatalhöyük en el año 8.000 a.C. En la religión egipcia, el carnero era el simbolo de los dioses Khnum, Heryshaf y Amón (en su encarnación como un dios de la fertilidad). Ocasionalmente también aparecería la diosa Ishtar, el dios fenicio Baal-Hamón, y el dios babilónico Ea-Oannes. En Madagascar no se comían ovejas pues había la creencia de que eran familiares reencarnados.

En la antigua Grecia también hay varias referencias a las ovejas, en astrología Aries es el primer signo del zodíaco del griego clásico. También aparece en el zodíaco chino siendo el octavo animal. En Mongolia, los shagai son unos dados antiguos realizados con huesos de ovejas, usados para la adivinación de la fortuna.

En las religiones abrahámicas; Abraham, Isaac, Jacob, Moisés, el rey David y el profeta islámico Mahoma eran todos pastores. A los practicantes del cristianismo, coloquialmente se les llama “rebaño” con Cristo como el Buen Pastor y las ovejas como elemento iconográfico del nacimiento de Jesús. Cristo también es representado como el cordero de Dios sacrificado (Agnus Dei). En Grecia y Rumania se ofrece cordero pascual.

Las ovejas eran sacrificadas en las culturas islámicas para conmemorar acontecimientos seculares importantes. También los griegos y romanos sacrificaban ovejas habitualmente en la práctica religiosa. Y el judaísmo una vez sacrificó ovejas como un Korban (sacrificio), tal como el cordero de Pascua.

Cultura

Está presente en forma de fábulas y rimas infantiles como “El lobo con piel de oveja”, novelas como “Animal Farm” (Rebelión en la granja) de George Orwell, la canción de Bach “Ls ovejas pastan en paz” y poemas como “El cordero” de William Blake.