Caballo

Publicado el 27 junio, 2018 a las 18:05

Caballo
5 (100%) 2 votos

El caballo (Equus Caballus) han existido desde hace 50 millones de años, y a lo largo de ese tiempo han evolucionado. Los caballos tenían muchos dedos en sus patas hasta los hermosos caballos actuales, que sólo poseen un dedo. El caballo moderno ha sido domesticado por los humanos a lo largo de siglos para el transporte o para la batalla.

Caballo salvaje

Caballo salvaje

Hoy en día existen más de 300 razas de caballos diferentes que han sido criadas con un propósito. Enormes caballos para tirar de carretas pesadas, otros más ligeros para montar, la famosa raza poni para niños y adultos pequeños y pequeños caballos de menos de 30″ usados como mascotas o para guiar a personas ciegas.

Características

Los caballos son animales mamíferos que suelen vivir unos 30 años. El caballo registrado con más edad del mundo vivió 56 años muriendo en 2007.

A los caballos se les llama de forma diferente según su edad y sexo. A una hembra adulta se le llama yegua y a la hembra joven se le llama potra. El macho del caballo adulto se le llama semental, y el joven es llamado potro. Sin embargo, cuando la cría aún no ha sido destetado se le llama potro, independientemente del sexo que tenga. A los caballos machos castrados y hembras esterilizadas se les llama capones.

La altura de los caballos se mide en manos (siendo 1 mano el equivalente a 10 cm). Es determinada por su cruz, es decir, el punto donde se une el cuello con el lomo. Los caballos ligeros suelen medir entre unos 142 – 163 cm y su peso oscila entre unos 380 – 550 kg. Los caballos de silla más grandes pueden medir 157 – 173 cm y pesan 500 – 500 kg. Las razas más pesadas miden 163 – 183 cm y llegan a pesar entre 700 – 1000 kg.

Tienen unos dientes muy preparados para alimentarse de hierba, por eso poseen un mínimo de 36 dientes. A los cuatro o cinco años de edad los machos adultos desarrollan cuatro dientes adicionales conocidos como colmillos. Ocasionalmente, les crece uno o cuatro dientes vestigiales muy pequeños por delante de los molares que son eliminados para evitarles problemas con el bocado, en el futuro. Cómo los dientes del caballo están creciendo constantemente se puede determinar su edad, observando sólo el patrón de crecimiento y desgaste de sus dientes.

Tienen una audición notable y algunos son muy capaces de escuchar 360º. Su sentido del olfato también es muy bueno (mucho más que el del humano) pero suele confiar más en su visión al ser muy potente. Su campo de visión monocular es de casi 360º con un campo binocular más estrecho al frente y ligeramente hacia los lados pero poseen una punto ciego en su nariz y detrás de ellos, por eso, es mucho mejor acercarse lateralmente hacia ellos. También son capaces de ver mucho mejor en la oscuridad que los humanos.

Colores y marcas

Los caballos se pueden encontrar con una gran variedad de colores y manchas con diferentes patrones. A menudo, los caballos son clasificados por el color de su capa, que por su raza o sexo.  Los caballos con la misma capa (único color) son identificados por distintos patrones de manchas de otros colores distintos a la capa base.

Colores

Las capas más comunes son la alazana, castaña y negra. Estos colores son mezclados por los genes para obtener los demás colores. Podemos encontrar las siguientes capas:

  • Alazán: Cuerpo de color marrón claro o de un tono rojizo.
  • Albino: A estos caballos les falta melanina, y sus cabellos son blancos, con ojos rojos y son hipersensibles a la luz. Por tanto, no es realmente un color. No se usan para la reproducción al considerarse defectuoso.
  • Bayo: Posee un color blanco amarillento.
  • Blanco: Es un color muy raro de encontrar ya que el cuerpo debe de ser blanco completamente, sin ningún otro tono.
  • Castaño, mulato o zaino: Es de color marrón oscuro y a veces casi negro; crin y cola pardas o negras.
  • Isabelo: Su cuerpo es de color crema y la crin y su cola es de un color más oscuro pero distinto a un caballo con una capa baya.
  • Negro: Su capa es totalmente negra, aunque se admiten algunas zonas blancas en pies y cabeza.
  • Palomino: De un color marrón muy claro con cola y crin blancas o claras. Esta capa no es muy común, pero bastante apreciada en algunas razas.
  • Pío: Es una capa de dos colores, en ocasiones con tres, en formas de manchas. Por lo general, blanco y negro llamado pío negro, blanco y rojo llamado pío alazán, etc. Existen numerosas variantes según el tamaño y la forma de las manchas (overo, tobiano, apalusa, etc)
  • Ruano: Tiene pelo de distintos colores, que están entremezclados y con diversos tonos. Puedes ir del alazán hasta el blanco o el negro.
  • Tordo: No es completamente blanco, sino que mezcla pelos blancos, grises y negros. Hay diferentes tipos según sus tonos oscuros y su distribución. Este tipo nace de color negro hasta volverse blanco conforme va haciéndose adulto. Si se mira debajo del pelo blanco se podrá apreciar la piel negra.

Manchas

Las manchas de los caballos son de todo tipos, formas y tamaños. Son de color blanco situadas en capas más o menos oscuras. Suelen destacar las capas localizadas en la cabeza y en las extremidades. La mancha más característica es la «raya de mulo» que es una línea oscura que recorre toda la espina dorsal del caballo desde la cruz hasta la cola.

Manchas de la cabeza
  • Barra o cordón: Este caballo tiene una línea blanca, que va desde el hocico hasta los ojos variando el ancho.
  • Cabeza de moro: Caracterizado por tener la cabeza de un tono ligeramente distinto a la capa del cuerpo.
  • Carablanca: El frontal de su cara es completamente blanca.
  • Careto: Similar a la barra, pero se va ensanchando desde la frente hasta el hocico.
  • Corte: La mancha está localizada sólo en el hocico.
  • Lucero: La mancha de color blanca en la frente de diversas formas como rombos, medias lunas, cruces, etc.
Manchas en las extremidades
  • Cuando algunas extremidades son blancas, el caballo se denomina albo y se diferencian en:
    • Calzado alto: Las manchas van desde el casco hasta la mitad de la pata (correspondiente al codo o la rodilla).
    • Calzado medio: Va desde el casco hasta la mitad de la caña.
    • Calzado bajo: Se encuentra desde el casco hasta el menudillo.
    • Calcetín: Una fina línea junto al casco.
  • Cuando un caballo tiene alrededor de su corona manchas negras se dice que está armiñado. 
  • Cuando el caballo dispone de varias manchas en más de una extremidad, se dirá que es:
    • Unialbo: Cuando sólo tiene manchada una extremidad.
    • Bialbo: Cuando tiene varias extremidades manchadas, sin importar cuales sean.
    • Tresalbo: Cuando tiene manchada tres extremidades.
    • Cuatrialbo: Cuando tiene manchada las cuatro extremidades.

Remolinos

Es una variación en la dirección del crecimiento del pelo en unas zonas muy concretas del cuerpo, como en la cruz.

Comportamiento

El caballo ha sido un animal salvaje y aún mantiene su instinto, por tanto, al verse amenazados tenderán a huir y pero cuando no tienen otra opción o deben defender a sus crías no dudaran en defenderse usando sus patas. Aunque no siempre huyen cuando hay peligro porque son capaces de identificar la causa de su miedo y su peligrosidad. Algunas razas usadas como el caballo de silla son veloces, ágiles y resistente porque sus ancestros salvajes necesitaban esas cualidades para sobrevivir ante sus depredadores. Otras razas como el caballo de tiro son más dóciles debido a la selección de crías que han hecho los humanos a lo largo de la historia.

Los caballos van en manada y poseen una fuerte jerarquía bastante definida donde estarán liderados por el caballo dominante (asiduamente será una hembra) pero son animales muy sociales tanto con sus semejantes como con los animales o humanos. Se comunican mediante vocalizaciones y relinchos de varios tonos, aunque también pueden hacerlo mediante el lenguaje corporal y el acicalado mutuo. Algunos caballos son difíciles de llevar si son separados del grupo, aunque con el tiempo y con un buen entrenamiento puede llegar a aceptar la compañía humana y sentirse a gusto solos sin estar rodeados de otros caballos. Si no se realiza bien, no reciben estimulación, no realizan ejercicios y son encerrados en establos sin otros caballos pueden llegar a tener problemas psicológicos llamados “vicios de establo”.

Temperamento

Los caballos también se pueden dividir por su temperamento y se dividen en:

  • Caballos de sangre fría: Son los caballos que tienen el temperamento más tranquilo y por los general son los caballos de razas más pesadas como el percherón, clydesdale, etc.
  • Caballos de sangre tibia: Son razas obtenidas al cruzar caballos de sangre fría con caballos de sangre caliente que son llamados warmblood. Este cruce provoca que reciba la tranquilidad y docilidad de los de sangre fría y la agilidad y ligereza de los segundos. Las razas más conocidas son las razas alemanas como (hannoveriano, westfaliano, trakener, etc.), aunque existen cruces en otros países.
  • Caballos de sangre caliente: Tienen un temperamento de alerta y son las razas más nerviosas. Las razas más conocidas de este tipo de caballo son el árabe, el pura sangre inglés y el pura raza española.

Secuencias del caballo

El caballo tiene varias formas de moverse llamadas aires, que están clasificadas en tres aires naturales: paso, trote y galope. Al apoyo de ambas patas se les llama bípedo y trancos al ciclo de pisadas desde que apoya un pie, lo levanta y lo vuelve a apoyar de nuevo en el suelo. Cada ciclo nos marca un tranco del caballo en cada aire.

  • Paso: El paso es el aire más lento, ya que tiene cuatro tiempos. Con este aire el caballo avanza en bípedo lateral, es decir, primero avanza con el pie derecho, y después usará la mano derecha, seguido por el pie izquierdo y por último la mano izquierda. En algún momento del ciclo, el caballo estará apoyado con sus tres pies. Con este aire un caballo de estatura media puede llegar a una velocidad media de 6 a 7 km/h
  • Trote: Este aire es más rápido que el anterior (paso) marcado por dos tiempos, simétrico y saltado pues el caballo en algún momento quedará en suspensión sin apoyar ningún pie en el suelo. El trote puede ser de tres tipos: trabajo (buen ritmo), reunido (aire cadenciado, elevado y lento) y largo (donde se alcanza la mayor amplitud del tranco, que no lo hace el más rápido). La velocidad media del trote puede llegar a los 15 km/h. Existen dos formas de montar al trote:
    • Trote sentado: Consiste en que el jinete del caballo mantiene las posaderas en el asiento y debe coordinar el movimiento del caballo con su cadera.
    • Trote levantado: A la vez que el caballo trota el jinete va levantado al mismo tiempo que él, cuando el animal le impulsa hacia arriba. Para realizarlo bien el jinete debe levantarse justamente cuando el animal levanta la pata delantera.
  • Galope: Es el aire más rápido del caballo pero también el que más energías consume y cansa antes al animal. Su velocidad máxima es de 65 km/h y la velocidad media es de unos 20 km/h aunque puede alcanzar más en caballos de carreras. Para realizarlo apoya las manos en el suelo, obligándolo a expulsar el aire, y por ello, no puede acelerar su frecuencia respiratoria voluntariamente. Es el único aire asimétrico, de tres tiempos, durante el cuatro la pata se encuentra en el aire, por tanto, puede galopar con la mano derecha o la mano izquierda.
Manada de caballos trotando

Manada de caballos trotando

Patrones de sueño

el caballo es capaz de dormir de pie y sentado. Pueden dormir de pie debido a que pueden bloquear la articulación de babilla sin tener que sostener su peso con los músculos pero para alcanzar el sueño profundo (estado REM) deben tumbarse. Debido a su temperamento, los caballos duermen mejor si lo hacen en grupo y se turnan para que uno vigile por si viene un posible depredador. Si está solo, el caballo no descansará bien.

Los caballos duermen por bloque y no de forma continuada y descansan de pie de cuatro a quince horas diarias, aunque solamente se echarán a dormir durante unos pocos minutos varias veces durante ese mismo periodo. El tiempo total de sueño de un periodo de 24 horas varía entre varios minutos a un par de horas, la mayoría de veces en intervalos cortos de unos 15 minutos cada uno, y sólo necesitan tumbarse varias veces al día para alcanzar sus requerimiento mínimos de REM. Si el caballo no descansa, tras varios días mostrará síntomas de sueño.

Hábitat

El caballo puede vivir tanto de forma salvaje como doméstica, y por eso, se encuentran durante todo el globo a excepciones de zonas de frío extremo como la Antártida.

Caballos domésticos

Los caballos domesticados nacidos en cautividad habitan dentro de establos, también conocidos como boxes. Son recintos cerrados ubicados en granjas o fincas donde son atendidos, y conviven junto a otros ejemplares y cuentan con todo lo necesario par su día a día. En espacios grandes se les tiene al aire libre para que puedan campar a sus anchas.

Caballo dentro de un establo

Caballo dentro de un establo

Caballos salvajes

El hábitat natural del caballo se puede encontrar en desiertos, sabanas y praderas de Asia y África pobladas de vegetación perenne y bastante húmedas. Hoy en día es muy difícil de ver en estas regiones ya que se encuentra en peligro de extinción, y de hecho, tampoco han sido un animal muy común. Las zonas donde habitan son llanuras muy amplias y abiertas con el fin de poder localizar con antelación a los posibles depredadores.

Sin embargo, su hábitat puede variar dependiendo de la estación del año, ya que son nómadas y se desplazarán en función de las condiciones climáticas. Durante el invierno, se decantaran por zonas de montaña para encontrar refugio y soportar el frío. Durante el verano y primavera se decantaran por las zonas anteriores comentadas.

Alimentación

El caballo es un animal herbívoro, por tanto, se alimenta de plantas y de vegetación, aunque su favorita es la hierba verde tierna. Posee un avanzando sentido del gusto que le permite encontrar la comida que más les gusta y suele evitar las plantas tóxicas a no ser que no le quede más remedio que comerlas.

Si se les permite, los caballos pastaran la mayor parte del día pues su cuerpo está preparado para recibir comida constantemente. Un caballo con un peso de 450 kg puede comer entre unos 7 y 11 kg diariamente y beber entre unos 38 – 45 litros de agua.

No son rumiantes, a diferencias de las vacas o las ovejas que si lo son y tienen cuatro cavidades. A pesar de tener un estomago potente, son incapaces de vomitar así que si tienen algún problema digestivo puede provocarles la muerte.

Caballo alimentándose de hierba

Caballo alimentándose de hierba

Depredadores

Cómo la mayoría de los caballos actuales se encuentran en establos protegidos por el hombre es muy raro que tengan depredadores, aunque se pueden casos de ataques de otros animales como lobos.

En zonas donde todavía hay caballos salvajes si tienen un número más amplios de depredadores al encontrarse en total libertad. Los depredadores más comunes son los lobos, linces o coyotes y otros felinos, pues para dar caza a otros los caballos su depredador debe de ser rápido, fuerte y ágiles. En algunas zonas de Estados Unidos, algunos caballos pueden ser cazados por osos, pero es un ataque poco común.

Reproducción

La madurez sexual es alcanzada a los cuatro años y las yeguas llevan a sus crías durante unos 11 meses y dará a luz a una única cría. Rara vez una yegua joven da a lugar a gemelos o partos de más de dos o tres protillos, salvo en edades avanzadas que aumenta la probabilidad. Cuando el potro nace, asiduamente, es capaz de pararse y correr poco después de nacer. A diferencia de los burros, la yegua puede ser fecundado al siguiente mes, así que puede dar a luz a dos potros por año.

En caballos domésticos se hace uso del llamado «mamporrero», que ayuda al caballo a dirigir su pena para fecundar a la hembra ya que algunos pueden tener dificultades en el acoplamiento sexual. 

Relación con los humanos

Los caballos desde su domesticación han convivido junto a los humanos desde hace milenios, siendo empleados para todo tipo de trabajos por su fuerza muscular, resistencia, velocidad e inteligencia, consiguiendo razas empleadas exclusivamente para una determinada tarea.

  • Agricultura: El caballo se usado en la agricultura para ayudar al humano a cultivar, junto a los burros, concretamente para labrar o mover maquinaría pesada.
  • Diligencias: Cuando no existían las grandes redes de carretera, los caballos nos ayudaron a desplazarnos por toda Europa por las calzadas que habían construidos los romanos. Cuando llegaron los carruajes los caballos siguieron tirando hasta que llegó la industria del automóvil.
  • Tranvías: En el París de 1899 los tranvías eran tirados por 17.323 caballos por una red de 244 km.
  • Transporte de mercancías: Al mismo tiempo que las diligencias, los caballos también trasportaron mercancía mediante carruajes.
  • Deportes: El caballo actualmente se usa en diversos deportes ecuestres como el salto, la hípica, el polo, la doma clásica, la charrería, el rodeo, el pato, la doma vaquera, el horseball, enganches, el raid, el concurso completo, el cross, el coleo, etc. También participan en los Juegos Olímpicos con diversos deportes como doma clásica, salto y concurso completo.
  • Terapias: Diversos estudios científicos han demostrado que el caballo ayuda a los humanos a mejorar sus relaciones interpersonales. El ser humano es capaz de establecer un vinculo muy estrecho y auténticos con ellos comunicándose con gestos y sonidos. Este tipo de terapias se usan para ayudar a personas que se encuentran en momentos de crisis.
  • Guerras: En el pasado, el caballo siempre ha estado presente en todas las guerras montados por guerreros jinetes. Prácticamente fueron usados por todas las culturas.
  • Mascotas: Es el uso más común en nuestros tiempos. Las familias más pudientes disponen de caballos para pasear por el campo, acudir a concursos o por gusto personal.
  • Concursos: Los caballos participan en numerosos concursos de belleza, de salto de obstáculos o de danza.
Caballos compitiendo junto a humanos

Caballos compitiendo junto a humanos

Estado de conservación

En el año 2007 se estimó que en el mundo había una población de un total de 58 millones de caballos. Repartidos entre los siguientes países:

  • Estados Unidos: 9,5 millones
  • China: 7,4 millones
  • México: 6,6 millones
  • Brasil: 5,7 millones
  • Argentina: 3,5 millones
  • Colombia: 2,5 millones
  • Mongolia: 2 millones
  • Etiopía: 1,65 millones
  • Rusia: 1,3 millones
  • Kazajistán: 1,1 millones
  • Rumania: 850 mil
  • Ucrania: 600 mil
  • Alemania: 500 mil
  • Francia: 400 mil.

Los países con menos población de caballos son Guam con 20.000 y Granada con 30.000. Otras fuentes estiman que la población es de unos 75 millones de caballos siendo China la poseedora de más caballos con 10 millones. Pero la mayoría de estudios si coinciden en que su población se ha visto reducida desde 1961 cuando llegó a su punto máximo de unos 61 millones.