El percebe es un animal marino muy resistente que habita dentro del agua o muy cerca de ella. Normalmente es confundido con un molusco debido a que posee una gruesa cáscara, pero en realidad es un crustáceo que está relacionado con los cangrejos y las langostas.

Se estima que los percebes son una especie más antigua del planeta, ya que se cree que se originaron hace millones de años. En todo ese tiempo han surgido adaptaciones a los cambios del planeta, pero se piensa que no ha cambiado mucho en todo este tiempo.

Especies

Hay más de 1.000 especies conocidas de percebes. Algunas especies son parasitarias y la gran mayoría es inofensiva ya que son alimentadores de filtros. De esta forma no necesitan dañar a otro animal para alimentarse, ya que obtienen los nutrientes necesarios filtrando el agua del mar. Son tan inofensivos que muchos animales no se dan cuenta de que llevan adheridos un percebe.

Muchas especies son realmente pequeñas llegando a medir unos 7 cm, pero también hay percebes más grandes. Suelen vivir entre 5 y 10 años, pero se conocen ciertas especies de gran tamaño que pueden vivir mucho más tiempo.

Características

El percebe cuando es joven flota libremente, pero llega el momento que se tienen que adherir a cualquier roca, concha u otro objeto cercano y permanecen allí el resto de sus vidas. En ocasiones es posible verlos adheridos en cangrejos, ballenas, botes, rocas y conchas de tortugas marinas.

La mayoría son invertebrados sésiles, es decir, que no se mueven y permanecen inmóviles adheridos al sustrato en el que viven. Para unirse al sustrato hacen uso de glándulas de cemento que forman la base del primer par de antenas, en efecto, el animal se fija boca a bajo por medio de su frente. Sin embargo, algunas especies se adhieren por medio de un tallo largo y musculoso, pero en la mayoría de los casos son parte de una membrana plana o de una placa calcificada.

Un anillo de placa rodea su cuerpo, homónimo con el caparazón de otros crustáceos. Está formada de calcita. Se crea una vez se adhieren a una roca y le protegerá de los elementos y de los depredadores. en los percebes sésiles, el ápice del anillo de placas se encuentra cubierto por un opérculo, que puede ser encajado en el caparazón. Las placas se unen por varios medios, variando según la especie, en muchos casos se fusionan sólidamente.

Percebe adherido en una colonia

Percebe adherido en una colonia

Dentro de la cáscara, el animal se encuentra boca arriba con las extremidades hacia arriba. La segmentación es generalmente imprecisa, y el cuerpo está dividido más o menos uniformemente entre la cabeza y el tórax, con poco o ningún abdomen. Los adultos poseen muy pocos apéndices en la cabeza, con un solo par de antenas vestigiales adheridas a la glándula de cemento. Los seis pares de miembros torácicos se denominan “cirri”, que son plumosos y muy largos, y se utilizan para filtrar los alimentos.

No cuentan con un corazón auténtico, aunque un seno cercano al esófago desempeña una función similar, ya que la sangre es bombeada a través de él por una serie de músculos. El sistema vascular sanguíneo es mínimo. Tampoco poseen branquias y extraen el oxígeno del agua a través de sus extremidades y de la membrana interna de sus cáscaras. Los órganos excretorios de los percebes son las glándulas maxilares.

Se cree que el sentido principal es el tacto, siendo los pelos de sus extremidades altamente sensibles. El adulto tiene tres fotorreceptores (ocelos), uno mediano y dos laterales. Estos fotorreceptores registran el estímulo para el reflejo de sombra, donde una disminución repentina de la luz provoca el cese del ritmo de caza y, por tanto, el cierre de las placas operculares. Es probable que los fotorreceptores sólo sean capaces de percibir la diferencia entre la luz y la oscuridad. Este ojo se deriva del ojo naupliar primario.

Hábitat

El percebe tiende a vivir exclusivamente en entornos marinos en aguas poco profundas y de grandes mareas. El 70% de las especies habitan en profundidades menores a 100 m. Sin embargo, siempre hay excepciones y se han llegado a encontrar percebes a unos 600 m de profundidad.

Distribución

El percebe se encuentra distribuido por todo el planeta.

Alimentación

El percebe son alimentadores de filtro que se alimentan de nutrientes que extraen del agua. La cáscara está formada por una serie de placas (generalmente suelen ser 6) con extremidades en forma de patas de plumas que atraen agua hacia él. Para alimentarse le basta con deslizar dos de sus seis platos para que el agua comience a entrar, para después cerrarlo cuando haya quedado satisfecho. Esta forma de alimentarse evita que el percebe se exponga demasiado al agua sucia.

Depredadores

El percebe debe de luchar contra el mayor número de depredadores en su etapa de larva, cuando no le protege su cáscara. Las larvas son muy pequeñas y en sus primera etapas andan flotando en el mar junto al plancton. Cuando el percebe es adulto y posee ya su cáscara pocos depredadores pueden comérselo. El mayor depredador del percebe es el ser humano, pero sólo son comestibles los percebes europeos que se encuentran en España y Portugal.

Reproducción

La mayoría de los percebes son hermafroditas, por tanto, poseen órganos reproductores masculinos y femeninos. Algunas especies son gonocóricas. Los ovarios se encuentran situados en la base o tallo, y pueden llegar a extenderse hacia el manto. Los testículos se encuentran en la parte posterior de la cabeza, en ocasiones se extiende hasta el torax. Pueden autofecundarse, aunque es muy raro que ocurra y la mayoría de veces optan porque los huevos producidos por un percebe sean fecundados por otro.

El estilo de vida sésil dificulta la reproducción, ya que no pueden dejar que sus cáscaras se aparejen. Para facilitar la reproducción entre distintos individuos aislados, poseen penes extremadamente largos. Es tan largo, que probablemente posee el mayor pene en el reino animal si tenemos en cuenta el tamaño en proporción a su cuerpo. También pueden reproducirse liberando el esperma al mar y una hembra lo recogerá para fertilizar sus óvulos.

El superorden Rhizocephala era considerado hermafrodita pero se descubrió que los machos se inyectaban en el cuerpo de la hembra, degradándose a la condición de ser nada más que células productoras de esperma.

Las larvas tardan más de 6 meses en desarrollarse completamente hasta convertirse en adultos. Cuando son jóvenes y se encuentran en la etapa larvaria de su vida buscan un lugar al que adherirse y una vez lo ha hecho, una fina capa de carne lo envuelve que se irá endureciendo hasta formar la cáscara dura característica del percebe adulto.

Ciclo de vida

Cuando el óvulo es fecundado y eclosiona emerge una pequeña larva llamada nauplio. Posee un sólo ojo y consta de una cabeza y un telson, carece de torax y de abdomen. Antes de pasar a la etapa del ciprés pasa por cinco estadios, proceso que dura unos seis meses. Son criados por los padres y liberados en la primera muda como larvas que nadan libremente usando las setaes (estructura rígida parecida a un pelo o a una cerda, presente en muchos invertebrados).

La larva del ciprés es el último estadio larval antes de convertirse en un percebe adulto. No es una etapa para alimentarse, su función es encontrar un buen lugar para asentarse. Esta etapa puede durar días a semanas, dependiendo de sus reservas de energía que las volverá menos selectivas conforme las vaya consumiendo. Para explorar cuenta con ayuda de antenas modificadas para indentificar la superficie ideal. La larva evalúa la superficie basándose en la textura superficial, química, humectabilidad relativa, color, y la presencia o ausencia y composición de una biopelícula superficial. Las especies que crean colonias son más propensas a adherirse cerca de otros percebes. Una vez encontrado el lugar se adhiere de cabeza usando usando sus antenas y una sustancia glicoproteica secretada. Se adhiere permanentemente al sustrato con otro compuesto proteínico, y luego sufre metamorfosis en un percebe juvenil.

Al inicio de la metamofsosis desarrollará las seis placas calcáreas duras para rodear y proteger sus cuerpos. Una vez la metamorfosis ha terminado y alcanzado su forma adulta, continuarán creciendo añadiendo nuevo material a sus placas.

Colonia del percebe blanco

Colonia del percebe blanco

Estado de conservación

Aunque los niveles de contaminación del agua hayan crecido no parece que los percebes hayan sido afectados por los cambios que otros animales si han sufrido. Actualmente los percebes se encuentran fuera de peligro.

Relación con humanos

El percebe al adherirse a diferentes estructuras humanas puede provocar pérdidas económicas. Por ejemplo, es bastante habitual ver percebes adheridos a los barcos. Un gran número de ellos pueden provocar una navegación deficiente.

Algunas especies de percebe son comestibles para los humanos. Como el percebe japonés (Capitulum mitella) y el percebe (Pollicipes pollicipes) que es un manjar en España y Portugal. El percebe picorocó es usado en la cocina chilena y es uno de los ingredientes del curanto.

Plato de percebe comestible en Madrid (España)

Plato de percebe comestible en Madrid (España)

En inglés, la palabra “percebe” se escribe “Barnacle”. Originalmente Barnacle se referia al Ganso percebe/Barnacle goose (Branta leucopsis), pues el tallo carnoso de la especie de percebe (Pollicipes pollicipes) es muy semejante con el cuello del ganso y dio lugar a que en la antigüedad se pensase que esa especies de gansos, que vivían en el mar, crecían literalmente del percebe.

Percebe
5 (100%) 1 voto

Listado de otros animales interesantes

Las alas del cárabo común le permiten volar en silencio.

Cárabo común

Manada de focas
Un precioso martín pescador con su almuerzo.

Martín pescador