La mofeta es el nombre común que reciben los mefítidos (Mephitis). También se puede ver nombrados como zorrinos, zorrillos, mapurites, epates o chingues.

Popularmente es conocida por su habilidad de segregar un olor fétido y fuerte de su parte trasera, como método de defensa.

Primer plano de una  mofeta rayada o listada (Mephitis mephitis)
Primer plano de una mofeta rayada o listada (Mephitis mephitis)

Especies

La familia Mephitidae está compuesta por 11 especies de mofetas. Nueve de las cuales se encuentran en el continente americano. Dos de estas especies son de Indonesia y Filipinas.

FAMILIA: MEPHITIDAE

  • Género: Conepatus (mofetas de nariz de cerdo) – 4 especies presentes en América del Norte y del Sur.
  • Género: Spilogale (mofetas moteadas) – 3 especies encontradas en América del Norte y Central.
  • Género: Mephitis (mofeta rayada y mofeta con capucha) – 2 especies encontradas en Norteamérica.
  • Género: Mydaus (tejones apestosos) – 2 especies encontradas en el sudeste asiático.

La especie más conocida es la mofeta rayada o listada (Mephitis mephitis). Su pelaje es típicamente negro con una «V» blanca en la espalda, y posee una barra blanca entre los ojos, al igual que la rara mofeta encapuchada (M. macroura).

En el caso de la mofeta con capucha (género Mephitis), las rayas no siempre son visibles, y las áreas blancas de la espalda se intercalan con pieles negras, lo que le da una apariencia de color gris. La «capucha» es el resultado de pelos largos en la nuca.

Las mofetas manchadas (género Spilogale) A excepción de una mancha blanca entre los ojos, sus manchas son en realidad una serie de rayas discontinuas que bajan por la espalda y los costados. Son del tamaño de una ardilla de árbol y son las mofetas más pequeñas, excepto la mofeta manchada de pigmeo (S. pygmaea), que puede caber en la mano de una persona.

Las mofetas de nariz de cerdo (género Conepatus) pueden ser más grandes que las mofetas rayadas, pero las chilenas y argentinas son más pequeñas. En la parte norte de su rango, tienen una sola raya blanca sólida que comienza en la parte superior de la cabeza que cubre la cola y la espalda. En América Central y del Sur tienen el típico patrón en «V». Las mofetas de nariz de cerdo no tienen marcas entre los ojos.

Los tejones apestosos (género Mydaus) se clasificaron como miembros de la familia Mephitidae en la década de 1990, por lo que ahora son considerados mofetas. Se asemejan a pequeñas mofetas norteamericanas de nariz de cerdo con colas más cortas. Sus rayas blancas pueden ser divididas, simples y estrechas, o ausentes.

Características

La mofeta tiene un tamaño entre 40 – 70 cm de altura y un peso similar a un gato doméstico. Aunque existen mofetas que caben en la mano de una persona.

El olfato y el oído son excelentes, pero su visión es muy pobre y solo pueden ver los objetos cercanos a ellos.

Emiten un aroma que proviene de las glándulas anales que se encuentran dentro del recto en la base de la cola. Todos los animales carnívoros poseen glándulas de olor anal, pero en el caso de las mofetas se encuentra increíblemente desarrollado. Cada glándula está asignada a un pezón con capacidad muscular, que le permite controlar la dirección a la que expulsa el olor. El disparo es preciso hasta dos metros, aunque su alcance es considerablemente mayor. La composición química del olor difiere entre especies, pero los compuestos de azufre (tioles y tioacetatos) son los principales responsables del olor extremo.

El color de la mofeta puede variar entre especies desde los típicos colores blanco y negro hasta el gris, crema e incluso marrón. Todas las especies son rayados e incluso los bebés nacen con ellas, independientemente de su color.

Cada especie posee unas características adaptadas al lugar donde habitan, por ejemplo, las mofetas de nariz de cerdo son muy hábiles excavando y poseen cuerpos superiores poderosos, que les permiten escalar por terrenos escabrosos. Las mofetas manchadas son muy ágiles y son capaces de subir y bajar árboles como lo haría una ardilla.

Comportamiento

La mofeta es un animal solitario, que solo se juntan cuando se van a reproducir, con la excepción de las zonas más frías donde se juntan en madrigueras comunales para mantener el calor.

En la mayoría de especies, durante el día se esconden en madrigueras que son escarbadas con las largas garras delanteras.

Cuando es perseguido por un depredador pero no puede verlo, lanza el aerosol que se emite como una nube atomizada que el depredador se encontrará de frente y debe atravesar. El fuerte olor, en la mayoría de las ocasiones es suficiente para espantar a los depredadores.

Cada especie se enfrenta de forma diferente a los depredadores. Las mofetas rayadas y encapuchadas se enfrentan a un adversario de frente y golpean sus patas delanteras, a veces cargando hacia adelante a unos pasos o bordeando hacia atrás mientras arrastran sus patas delanteras. Las mofetas de nariz de cerdo se paran sobre sus patas traseras y golpean sus patas delanteras contra el suelo mientras silban en voz alta. Las mofetas manchadas se ponen de pie y se acercan a los depredadores. Los tejones apestosos gruñen, muestran sus dientes y estampan sus patas delanteras. También se ha observado que son capaces de simular su muerte, con la zona anal dirigida al depredador.

Dos mofetas juntas en una madriguera
Dos mofetas juntas en una madriguera

Hábitat

La mofeta habita en una gran variedad de hábitats, que incluyen desiertos, bosques y montañas.

Distribución

La mofeta se distribuye por varias zonas del hemisferio occidental, según la especie de la que hablemos. Es posible encontrarlas en: América del Norte y del Sur y en Sudeste asiático (Indonesia, Malasia y Feliponas).

La especie más conocida es la mofeta rayada o listada (Mephitis mephitis) se halla desde el centro de Canadá hacia el sur a través de los Estados Unidos hasta el norte de México.

La rara mofeta encapuchada (M. macroura) del suroeste de los Estados Unidos.

La mofeta manchada (género Spilogale) habita desde el suroeste de Canadá hasta Costa Rica.

Las mofetas de nariz de cerdo (género Conepatus) se encuentran en Norteamérica, en Chile y Argentina.

Los tejones apestosos (género Mydaus) se encuentran sólo en Filipinas, Malasia e Indonesia.

Alimentación

La mofeta, por lo general, es un animal omnívoro pero existen especies más carnívoras que herbívoras. Por lo general, se alimentan de insectos, pequeños pájaros y mamíferos. También comen huevos, bayas, raíces, hierbas y hongos para complementar la dieta.

Las mofetas nariz de cerdo posee hocicos alargados especializados para atrapar larvas y insectos del suelo. Las mofetas manchadas son la especie más carnívora.

Depredadores

Las mofetas, a pesar de su gran sistema de defensa, son comidos por búhos cornudos, águilas, cuervos, buitres, coyotes, zorros, perros, gatos monteses, pumas, tejones americanos e incluso humanos.

Los automóviles son una de las principales causas de mortalidad de las mofetas en los Estados Unidos.

Reproducción

Las mofetas se encuentran solas hasta que llega el momento de reproducirse. Se produce en primavera, con excepción de la mofeta moteada occidental (S. gracilis) que se reproduce en otoño pero sufre de un periodo de implantación retrasada que dura unos 150 días. Las mofetas moteadas del este (S. putorius) se reproducen al mismo tiempo que otras mofetas, lo que da como resultado que ambas especies críen al mismo tiempo.

Después de aparearse el macho es expulsado y la hembra realiza una madriguera para dar a luz a sus crías. Después de un par de meses de gestación, las crías nacen entre finales de abril hasta principios de junio. La hembra cría entre 2 – 12 crías ella sola.

La cría nace totalmente desdentada y ciega, los ojos no se abren hasta que tienen unas semanas de vida. También son incapaces de usar su aerosol defensivo. Esta habilidad se desarrolla justamente cuando abren los ojos, cuando tienen un par de semanas de edad.

Se quedarán con su madre durante un año, cuando tienen la edad suficiente para aparearse por ellos mismos.

Crías de mofetas rayadas
Crías de mofetas rayadas

Estado de conservación

El estado de conservación es incierto entre algunas especies de mofetas. Las mofetas rayadas son muy comunes dentro de su área de distribución, pero el estado de las demás especie es desconocida. La mofeta manchada del este puede estar en declive en toda su área de distribución. A pesar de esto, no existen mofetas en peligro de extinción.

Relación con humanos

En la antigüedad eran muy apreciadas por sus pieles, pero actualmente la demanda por este tipo de pieles ha bajado drásticamente. Actualmente, son más válidas en la agricultura, ya que se alimentan de los insectos que afectan a los distintos cultivos. También son útiles para cazar a las ratas y ratones que infestan las granjas. Para esta labor, las mofetas manchadas son las más eficientes porque son rápidos y pueden seguir a sus presas por espacios más pequeños, que otras especies más grandes.

La primera legislación sobre la protección de las mofetas, se aprobó en 1894 y nació de las peticiones de los cultivadores de lúpulo de Nueva York.

En ciertas zonas de América del Norte, las mofetas son uno de los principales portadores de la rabia, que es mortal para las mofetas. Las mofetas rayadas pueden ser domesticadas pero generalmente no son buenas mascotas.

Con la llegada de los coches, las mofetas son atropelladas debido a que son incapaces de anticiparse a su llegada, ya que su visión se limita a objetos cercanos.

Cultura popular

Las mofetas están presentes en diversos productos culturales, como cine, literatura etc. Uno de los personajes más famosos es Pepe Le Pew, un personaje de dibujos animados del hermano Warner.

El libro Bambi’s Children presenta una mofeta llamada Buttercup.

Listado de otros animales interesantes