El dragón de agua australiano (Physignathus lesueurii) es el lagarto dragón más grande de Australia y se puede encontrar viviendo a lo largo de los canales más prósperos de Sydney.

Especies

El género Physignathus fue descrito por George Cuvier (1769-1832) en 1829 basándose en el espécimen del género; el Dragón de Agua Verde, Physignathus cocincinus del sudeste asiático.

El nombre Physignathus se traduce como «mejilla hinchada» y se refiere a la apariencia abultada de la garganta y la mandíbula inferior. Physignathus comprende dos especies reconocidas: Physignathus lesueurii y Physignathus concincinus. El nombre específico lesueurii honra al naturalista francés Charles-Alexandre Lesueur (1778-1846) que recogió esta especie en la expedición Baudin de 1800.

Existen dos subespecies reconocidas del dragón de agua: el dragón de agua oriental (Physignathus lesueurii lesueurii) y el dragón de agua de Gippsland (Physignathus lesueurii howittii).

Una revisión taxonómica reciente concluyó que la especie australiana de Physignathus muestra suficientes características diferentes para clasificarla en su propio género, ya que Physignathus fue asignada por primera vez a P. cocincinus, un nuevo género que se creará para los dragones de agua australianos. En 2012 la especie fue rebautizada oficialmente como Itellagama lesueurii.

Características

El Dragón de agua australiano puede ser identificado por una cabeza angular distintivamente profunda y una cresta nucal de escamas espinosas que se unen a la cresta vertebral extendiéndose a lo largo de su cuerpo hasta la cola. Las escamas espinosas agrandadas también están presentes en la superficie lateral, distribuidas de manera desigual entre las escamas regulares de la quilla, como en la mayoría de los lagartos. La papada es grande y la oreja está expuesta y del mismo tamaño que el ojo. La cresta dorsal y la cola están comprimidas lateralmente y las extremidades son fuertes y robustas, con dedos especialmente largos en las patas traseras. La cola es capaz de regenerarse cuando se pierde, además, las colas regeneradas también pueden volver a crecer cuando se cortan.

Podemos ver a un dragón de agua australiano en el agua, siendo expertos nadadores.

La coloración difiere entre las subespecies; el dragón de agua oriental, Itellagama lesueurii lesueurii, tiene un color entre gris y grisáceo por encima con patrones de rayas negras a lo largo de la cresta dorsal, así como en la parte inferior de la cola. También hay una raya oscura horizontal desde el ojo hacia atrás sobre el tímpano y que se extiende hacia abajo por el cuello. Las extremidades son en su mayoría negras con manchas y rayas de color gris y la cola está estampada con rayas grises y negras. La superficie ventral es de color marrón amarillento, con el pecho y la parte superior del vientre de color rojo brillante en los machos maduros.

El dragón de agua de Gippsland, Itellagama lesueurii howittii, es idéntico en su morfología, salvo por las escamas de espinosa ligeramente más pequeñas, pero difiere en la coloración y el diseño. Dorsalmente el cuerpo es de color verde oliva a marrón con rayas negras transversales. La raya oscura del ojo al oído está ausente. Los machos maduros tienen el pecho verde-azul oscuro y vetas amarillas y azules alrededor del cuello y la garganta.

Carácter estacional

El dragón de agua australiano suele ser activos en la región de Sydney de septiembre a junio, quedando inactivos durante los meses más fríos. Para sobrevivir a las bajas temperaturas invernales, los dragones de agua entrarán en las madrigueras establecidas o rasparán sus propias madrigueras y troncos en o cerca de las orillas de los ríos y acumularán suciedad en la abertura para sellarse a sí mismos. Una vez enterrados, ralentizarán su metabolismo y entrarán en un estado de brumación (Hibernación para los reptiles, también llamado dormancia) hasta que llegue la primavera.

Brumación

Los dragones de agua suelen estar activos en la región de Sydney de septiembre a junio, quedando inactivos durante los meses más fríos. Para sobrevivir a las bajas temperaturas invernales, los dragones de agua entrarán en las madrigueras establecidas o rasparán sus propias madrigueras y troncos en o cerca de las orillas de los ríos y acumularán suciedad en la abertura para sellarse a sí mismos. Una vez enterrados, ralentizarán su metabolismo y entrarán en un estado de brumación hasta que llegue la primavera.

Comportamiento

El Dragón de Agua es más escuchado que visto cuando se sumerge en el agua cuando se le molesta. Puede permanecer sumergido durante aproximadamente una hora. Esta especie tiene una temperatura corporal preferida mucho más baja que otros grandes dragones y puede permanecer en el agua o en la sombra en días calurosos. A menudo se ven en días nublados o en las mañanas tomando el sol con el calor disponible.

Los dragones de agua tienen patrones de actividad bastante contrastados que dependen de la estación y de la temperatura media diaria dentro de su rango. Durante la primavera y el verano, los dragones de agua de todas las edades y tamaños pueden ser vistos en los diversos ambientes ribereños que habitan (Tomando el sol en las orillas de los ríos y las rocas, descansando en los árboles, nadando, así como buscando comida en la tierra).

A veces pueden ser difíciles de observar, e incluso los que están acostumbrados a la atención humana se escaparán rápidamente si se les pasa demasiado cerca, ya sea cayendo desde las cornisas y ramas de las rocas al agua o corriendo de forma bípeda hacia el agua o una cubierta gruesa. Las crías jóvenes de dragones de agua prefieren estar en el suelo y parecen ser más cautelosos que los adultos más grandes.

Se ha observado que las crías de I. l. lesueurii permanecen completamente inmóviles cuando son descubiertos en una sección de césped a metros del agua, confiando mucho en su camuflaje gris opaco para mezclarse con la hierba y las hojas caídas.

Comunicación

En la naturaleza, los dragones de agua se pueden encontrar en grandes cantidades en áreas de hábitat adecuado. Estos grupos suelen estar formados por varias hembras, jóvenes de distintas edades y un macho dominante que defenderá la mayor parte del territorio que sea posible de otros machos. Los dragones de agua se comunican a través de una variedad de señales dominantes y sumisas, incluyendo golpes en la cabeza, saludos y lamiendo sustratos. El significado real de algunas de estos gestos aún no se ha comprendido completamente.

Hábitat

Los hábitats disponibles para esta especie difieren mucho en su distribución, desde la selva tropical en el norte hasta los arroyos alpinos en el sur. El agua que fluye con una amplia cobertura arbórea y sitios para tomar el sol parece ser la clave para la preferencia de hábitat de esta especie. Los dragones de agua se encontrarán en las zonas urbanas edificadas siempre que se den las condiciones anteriores y que la calidad del agua sea buena.

Distribución

Los dragones de agua australiano se encuentran en el este de Australia así como en el sur de Nueva Guinea. La subespecie oriental, Itellagama lesueurii lesueurii, se encuentra a lo largo de la costa oriental de Australia, desde Cooktown, en el norte, hasta la costa sur de Nueva Gales del Sur (aproximadamente en el valle de los canguros), donde es sustituida por la subespecie de Gippsland Itellagama lesueurii howittii, que se distribuye en el extremo sur y en la región de Gippsland, en el este de Victoria. También hay al menos una población silvestre antropológicamente introducida que se encuentra en la cordillera Mount Lofty, cerca de Adelaida, en Australia Meridional.

Alimentación

Los dragones de agua son completamente insectívoros en su primera etapa, en la juventud, sin embargo, a medida que crecen se vuelven más omnívoros y la materia vegetal gradualmente constituye casi la mitad de la dieta.

En la naturaleza, se han observado dragones de agua que se alimentan de insectos como las hormigas y que se alimentan entre las ramas de los árboles en busca de invertebrados arbóreos como las cigarras. También pueden consumir moluscos y crustáceos como los yabbies (Una especie de langosta australiana), y se ha informado de la presencia de algunos de estos reptiles en busca de algas y cangrejos en las zonas intermareales de la región de Sydney.

También se han observado a las crías de dragones de agua que se alimentan de mosquitos y saltan al aire para atraparlos. Los tipos de vegetación que se consumen incluyen los higos, los frutos del árbol perennifolio lilly pilly y otros frutos y flores. Se cree que los dragones de agua se alimentan bajo el agua, sin embargo, esto se basa en una observación de los dragones de agua que regresan a la superficie y mueven sus mandíbulas.

El dragón de agua australiano es uno de los reptiles más común en Australia.

Depredadores

Pequeños Dragones de Agua han sido observados siendo capturados por las Serpientes de árbol marrón, Boiga irregularis, que los cazan en las ramas de los árboles mientras duermen. Otras especies de serpientes que se sabe que se alimentan de las crías de los dragones de agua son Acanthophis antarcticus, Austrelaps superbus y Pseudechis porphyriacus.

También se sabe que las crías y los dragones jóvenes son canibalizados por los dragones de agua adultos en algunas poblaciones salvajes.

Reproducción

El momento de la reproducción viene determinado por el inicio de un clima más cálido en primavera, que ocurre más pronto en las poblaciones que habitan el norte de Queensland y más tarde en las poblaciones que viven en Gippsland. En la región de Sydney, la temporada de reproducción comienza en septiembre, cuando comienza el cortejo y el apareamiento, y concluye en enero, cuando se ponen las últimas nidadas de huevos.

Se cree que los machos son sexualmente maduros con un hocico de unos 210 mm de largo y una masa de 400 g. En la naturaleza esto ocurre aproximadamente a los 5 años de edad; sin embargo, en cautiverio esto puede ocurrir tan pronto como a los 2 años. Una sola hembra cautiva fue registrada reproduciéndose desde los 4 años de edad hasta los 27 años de edad. No está claro cuánto tiempo pueden permanecer los machos en reproducción.

Los machos de tamaño similar se pelearán entre sí cuando se enfrenten. Un macho primero intentará disuadir a su oponente a través de la intimidación, por ejemplo, caminando con la boca abierta, e intentará parecer lo más grande posible. Si esto no disuade al oponente, se producirá un combate ritual. El combate masculino incluye a ambos animales colocados uno al lado del otro en el suelo, de modo que cada animal tiene su cabeza junto al área de la cadera de su oponente. Ambos animales se rodean mutuamente mientras que se muerden con bocados cortos en las partes de la cadera y el cuello. Luego pueden detenerse antes de entrar en acción y repetir este patrón varias veces más. Antes del final de la batalla, ambos oponentes tendrán heridas por morder y arañar sus caderas y cuellos. Se han observado peleas entre machos salvajes que han durado diez minutos.

Las hembras pueden reproducirse dos veces por temporada en cautiverio; sin embargo, esto no se ha reportado en los estudios de marca y recaptura de poblaciones silvestres.

Las hembras comienzan a cavar agujeros de prueba en suelo arenoso desde una semana hasta tres días antes de la puesta. El tamaño de puesta de los huevos del dragón de agua oscila entre 6 y 18. La masa media de los huevos individuales varía entre 4,0 y 5,1 g.

El dragón de agua australiano tiene una mancha distintiva en so cabeza, al lado de los globos oculares.

Estado de conservación

Protegido en todos los estados y territorios donde habitan de forma natural: Queensland, Nueva Gales del Sur, Territorio de la Capital Australiana y Victoria. Está catalogado como Vulnerable (VU).

Protección

Esta especie está protegida en Australia. Los especímenes silvestres no pueden ser recolectados de la naturaleza y se requiere un permiso en la mayoría de los estados y territorios para mantener a esta especie en cautiverio.

Relación con humanos

Los grandes dragones de agua adultos parecerán confiados y amigables, sin embargo no deben ser abordados ya que tienen garras muy afiladas y pueden dar un mordisco serio.

Cultura popular

Se han descubierto fósiles que pertenecen al género Physignathus y que se asemejan a los dragones de agua existentes en depósitos miocenos de Riversleigh, Queensland, lo que indica que este género ha existido en Australia durante al menos 20 millones de años.

Listado de otros animales interesantes