El guepardo (Acinonyx jubatus) es un animal felino grande y poderoso, que un día se extendió por toda África y Asia e incluso en partes de Europa. A menudo se confunde con el leopardo.

Científicamente no se les considera parte de los «grandes felinos» al no disponer de la capacidad de rugir. Sin embargo, es uno de los grandes depredadores de África y es el mamífero terrestre más rápido del mundo, capaz de alcanzar velocidades de máximas de 114 km/h. Normalmente las velocidades rondan entre los 80 – 100 km/h.

Guepardo de frente
Guepardo de frente

Especies

Existen cinco subespecies de guepardos que varían muy poco en coloración y se distinguen más fácilmente por su ubicación geográfica.

Por ejemplo, los que se encuentran en regiones desérticas más áridas tienden a ser más claros y las manchas son más pequeñas.

Características

El guepardo posee un cuerpo alargado y delgado que mide unos 1,2 metros de longitud, con una cola que varía entre 65 – 85 cm. La altura hasta el hombro es de unos 75 cm. El peso varía entre 34 – 54 kg, siendo las hembras ligeramente más pequeñas.

La cabeza es pequeña con ojos altos para ayudarle a observar los pastizales en busca de presas potenciales. Alrededor de los ojos tienen marcas negras en forma de lágrima que se cree que les ayuda a protegerse de ser cegados por la luz del sol.

El pelaje es de color amarillo pálido, un vientre de color blanco y todo el cuerpo salpicado con pequeñas manchas negras. A diferencia del resto del cuerpo, la cola tiene marcas anilladas terminando en una punta negra.

Aunque no puede rugir, emiten varios sonidos diferentes como aullidos agudos que puede ser escuchado a una 1,6 km de distancia.

Velocidad

La velocidad es lograda gracias a varias adaptaciones que ha desarrollado tanto internamente como externamente.

Internamente todos sus órganos están adaptados para la velocidad. El hígado, las glándulas suprarrenales, los pulmones, los bronquios, los conductos nasales y el corazón son más grandes que en otros mamíferos, preparados para permitir una intensa actividad fisiológica.

Externamente podemos observar una columna vertebral alargada dotada de flexibilidad, que aumenta la longitud de la zancada a altas velocidades. Además le ayuda sus fuertes patas traseras desprovistas de garras retráctiles que les proporciona un mejor agarre al suelo. En las patas se encuentran unas almohadillas especiales para reducir el impacto recibido por las zancadas realizadas. La larga cola les mantiene en equilibrio.

Durante una carrera, dan aproximadamente 1/2 zancadas por segundo y de 60 – 150 respiraciones por minuto. Sin embargo, se limitan entre 200 – 300 metros. Ésto se debe al aumento de la actividad fisiológica que crea calor más rápido de lo que puede liberarse a través del enfriamiento por evaporación (sudoración a través de las patas y los jadeos).

Guepardo en carrera
Guepardo en carrera

Comportamiento

El guepardo es el único de los felinos de África que se mantiene activo durante el día. Ésto evita competir por el alimento contra leones o hienas que cazan durante la noche. Es capaz de lograrlo, gracias a que es un animal muy sigilosos y tímidos.

Son uno de los felinos más sociables. Los machos vagan en grupos pequeños, compuestos por sus hermanos. Curiosamente, son las hembras las más solitarias con la excepción de los 18 meses que pasan cuidado de sus crías.

Son animales muy territoriales; es fácil verlos patrullando su vasto territorio. En ocasiones, se superponen con otros territorios de guepardos y a veces con el de los leones. Las hembras tienden a patrullar por territorios mucho más grandes que el de los machos.

Guepardo de perfil
Guepardo de perfil

Hábitat

El guepardo es más común en praderas abiertas, pero también pueden sobrevivir en desiertos, vegetación densa y terrenos montañosos, siempre y cuando la comida y el agua abundante.

Distribución

El guepardo actualmente se encuentra sólo en en unas pocas regiones remotas de África, lejos de lo que una vez fue su basta área de distribución. La mayoría de poblaciones se encuentran en el África subsahariana, aunque existen algunas poblaciones en el África oriental y meridional.

Actualmente, las mayores poblaciones se encuentran en Namibia, Botswana y Zimbabwe, en África meridional, y en Kenya y Tanzanía, en África oriental. Existen poblaciones más pequeñas y aisladas en otros países, como Sudáfrica, el Congo (Kinshasa), Zambia, Somalia, Etiopía, Malí, Níger, Camerún, Chad y la República Centroafricana.

El guepardo era común en toda Norteamérica, Europa y Asia hasta el final de la última era glacial, hace unos 11.700 años, tiempo coincidente con el de la desaparición de grandes cantidades de mamíferos en todo el hemisferio norte.

Alimentación

El guepardo es un animal carnívoro. Caza grande herbívoros como las gacelas, ñu, cebras y mamíferos más pequeños como liebres. Aunque esta dieta puede variar dependiendo de en que zona se encuentre.

Para cazar aprovecha su vista excepcional para cazar. En primer lugar acecha a su presa ( entre 10 – 30 metros de distancia). Luego le persigue en el momento adecuado.

Las presas son matadas en grandes espacios abiertos, por lo que deben arrastrarlas hasta un escondite pare evitar que sean robadas por otros animales. Realizan esto, porque deben recuperarse después de una intensa persecución antes de darse el banquete.

Guepardo alimentándose
Guepardo alimentándose

Depredadores

El guepardo es un depredador dominante, así que suele ser visto como presa por otros animales. Sin embargo, las crías no tienen esa suerte, ya que suelen ser presa de leones y hienas, y de aves como águilas y buitres.

El humano también se ha convertido en depredador, canzándole por trofeo, carne y pieles.

Reproducción

El guepardo tiene un periodo de gestación de unos 3 meses. Después dará a luz entre 2 – 5 crías que nacen ciegas y muy vulnerables. Al nacer pesarán entre 250 – 350 gramos. El pelaje es oscuro e incluye una crin gris amarillenta y gruesa a lo largo del lomo, una característica que ofrece un mejor camuflaje y una mejor protección frente a las altas y bajas temperaturas.

Las crías son amamantadas por la madre durante los primeros meses hasta que puedan ser capaces de comer carne. Cuando lo logren, comenzarán a viajar junto a su madre para aprender a cazar. Aunque la mayoría de las técnicas de cazas son aprendidas conforme juegan con sus hermanos.

Entre los 18 – 24 meses son capaces de cazar por si mismos y abandonarán el hogar para establecer su propio territorio. Lamentablemente el 75% de las crías no llegan a vivir más de 3 meses, ya que sus madres las abandonan para ir a buscar comida y es aquí cuando numerosos depredadores aprovechan para cazarlos.

Estado de conservación

El guepardo se encuentra clasificado como especie vulnerable a la extinción por la UICN. La reducción de las poblaciones se deben a la caza, la perdida del hábitat, el aumento de parques naturales que albergan a un número elevado de depredadores competidores.

Se estima que quedan entre 9.000 – 12.000 individuos en estado salvaje. Cada vez hay más individuos en zoológicos de todo el mundo.

Relación con humanos

El guepardo ha sido domesticado por los humanos por las poblaciones locales durante miles de años. Se suban para ayudarles a cazar.

También se ha intentado criarlos en cautividad, pero no suelen producir individuos sanos, así que debían ser mezclados con guepardos salvajes para restaurar la línea de sangre.

También es habitual que sean cazados como trofeo. Ésto ha hecho que las poblaciones vayan disminuyendo.

Cultura popular

El nombre del guepardo proviene de la palabra hindú «chita», que significa «manchado».

Se ha relacionado con los humanos, al menos, desde el año 3.000 a.C., cunado los sumerios los representaban atados con una capucha en la cabeza sobre un sello maleficia. Durante el mismo periodo, En gipto fue venerado como símbolo de la realeza en la forma de la diosa gato Mafdet.

También fueron mantenidos como mascotas por personajes famosos como: Genghis Khan, Carlomagno y Akbar el Grande de la India (que tenía más de 9.000 en su establo). Además eran usados para realizar deporte, donde eran entrenados y domesticados. Obviamente estos guepardos eran capturados en estado silvestre, ya que es muy difícil lograrlo en cautiverio.

Listado de otros animales interesantes