Babosa de mar

Publicado el 14 junio, 2018
Babosa de mar
4 (80%) 3 votos

La babosa de mar (Holothuroidea) o babosa marina, también conocida como pepino de mar por su forma y porque se esconden entre las algas, pareciendo así un vegetal más. Es un molusco gasterópodo marino que, como adulto, carece de caparazón y suele ser de color brillante. La babosa de mar, o nudibranquio, se distribuye por todo el mundo, siendo las más numerosas y las de mayor tamaño las que se encuentran en aguas tropicales.

Se arrastran a lo largo del fondo marino o se aferran a la vegetación sumergida, generalmente en agua justo debajo de la línea de marea baja. Miembros de algunas especies nadan en la superficie en mar abierto. La mayoría miden menos de 2,5 cm de largo, aunque el más grande, que se encuentra en la Gran Barrera de Coral de Australia, alcanza los 30 cm.

La babosa de mar tiene más de 2000 especies.

La babosa de mar tiene más de 2000 especies.

Características

Considerado por muchas personas como el más hermoso de los animales marinos, la babosa marina muestra una gran variedad de colores sólidos y patrones. Muchos tienen estructuras plumosas (ceratia) en la espalda, a menudo en un color contrastante. La mayoría tienen dos pares de tentáculos en la cabeza, utilizados para la recepción táctil y quimiosensorial, con un pequeño ojo en la base de cada tentáculo.

Su nombre científico, Nudibranchia, significa branquias desnudas, y describe las branquias y cuernos plumosos que la mayoría lleva en la espalda.

Existen más de 2000 especies distintas de la babosa de mar, y se encuentran en todo el mundo, se encuentra casi una especie nueva diaria y se calcula que existen muchísimas más especies aún no descubiertas.

Defensa

La babosa de mar tiene varios mecanismos de defensa. Algunos tienen un sabor desagradable, otros pueden camuflarse, y otros pueden comer anémonas de mar y almacenar sus células urticantes en la pared de su cuerpo para protegerse de los depredadores.

Otras sin embargo se protegen abrazando con sus tentáculos a sus depredadores, reduciendo así la movilidad del depredador evitando que le haga daño, aunque esta habilidad sólo la tienen las especies de babosa con tentáculos.

protegerse del peligro envolviendo sus tentáculos alrededor de los depredadores potenciales, de modo que el depredador es incapaz de dañarlos. Sin embargo, esto sólo se aplica a las especies de babosas marinas que realmente tienen tentáculos, mientras que otras están completamente indefensas.

La babosa de mar es un animal hipnótico

La babosa de mar es un animal hipnótico

Hábitat

Es un animal acuático que se encuentran en todos los océanos del mundo, pero son más abundantes en aguas tropicales poco profundas.

A causa de su naturaleza pausada, es un animal muy expuesto y una presa fácil para los cangrejos, langostas y peces que se alimentan de la babosa de mar.

Alimentación

La babosa de mar se puede alimentar de pequeños animales sésiles como los celenterados, esponjas y briozoos. Ciertas babosas marinas que se alimentan de corales y anémonas marinas ingieren las células urticantes de sus presas sin descargarlas; éstas pasan del tracto digestivo de la babosa a la ceratia, donde son utilizadas por la babosa para su propia defensa.

Aunque principalmente son animales herbívoros que se alimentan de plancton, algas y material en descomposición en el fondo marino. Son animales que ayudan a conservar el ecosistema donde viven, ya que hacen una buena limpieza comiendo el material y las hierbas de las rocas.

Depredadores

Principalmente peces, cangrejos y langostas. También se considera depredador al ser humano, que aunque no se alimente de él, los cazan para sus peceras.

Reproducción

Como la mayoría de los caracoles y babosas, los nudibranquios son hermafroditas, lo que les permite aprovechar al máximo cada encuentro de apareamiento. Dos babosas se alinean mirando en direcciones opuestas, luego conectan sus penes entre sí, dando y recibiendo esperma al mismo tiempo.

Estado de conservación

Se desconoce el número de especies de nudibranquios amenazadas, ya que aún no se ha realizado su evaluación global. Sin embargo, las observaciones de campo a lo largo de los años indican que muchas especies se están volviendo raras y más difíciles de encontrar debido a la contaminación del agua, la degradación o pérdida de hábitats marinos adecuados y el declive de la biodiversidad. Las especies tropicales de babosas marinas que se alimentan principalmente de tunicados (animales invertebrados marinos) se ven muy afectadas por el declive de los arrecifes de coral donde viven los tunicados.

Listado de otros animales interesantes

Dibujo de la vaca marina de Steller

Vaca marina de Steller

imagen de yarará

Yarará común

La viuda negra es un arácnido solitario.