La chinchilla (Chinchilla rodentia ó Chinch. Chinchilla) es un pequeño roedor nativo de la Cordillera de los Andes del norte de Chile. A menudo mantenidas como mascotas, las chinchillas también son apreciadas por su pelaje lujosamente suave y fueron casi llevadas a la extinción debido a la demanda.

Especies

Hay dos especies vivas de chinchilla hoy en día: la de cola corta, y la de cola larga(Ch. lanigera). La chinchilla chinchilla tiene una cola más corta, orejas más cortas, y un cuello y hombros gruesos. La lanigera es lo opuesto, posee un cuerpo más delgado, con una cola y orejas más largas.

La chinchilla tiene unas fuertes patas que le ayudan a saltar a más de un metro y medio.

Características

Las chinchillas están emparentadas con los conejillos de indias y puercoespines. Con patas delanteras cortas y patas traseras largas y musculosas, las chinchillas se parecen a los conejos, pero sus orejas son mucho más cortas y redondas. Tienen ojos grandes y negros y colas tupidas. Tienen cuatro dedos en cada pie, y las delgadas garras de cada dedo están rodeadas de cerdas rígidas.

Las chinchillas miden típicamente de 23 a 38 centímetros de largo, pero la cola puede añadir otros 8 a 15 cm a su longitud. Generalmente pesan de 0,5 a 0,8 kilogramos.

El pelo era originalmente amarillo grisáceo moteado en estado salvaje. Sin embargo, a través de la crianza selectiva, otros colores se han vuelto comunes, incluyendo plata, gris amarillento, gris azulado, blanco, beige y negro. Cada cabello termina en una punta negra sin importar de qué color sean las chinchillas.

Comportamiento

Las chinchillas son crepusculares y nocturnas, lo que significa que son muy activas al amanecer o al anochecer y duermen durante el día. Hacen sus casas excavando en túneles subterráneos o anidando en grietas en las rocas. Son muy sociables y viven en colonias que consisten en cientos de chinchillas.

Las hembras tienden a ser agresivas con otras hembras. Cuando las hembras están listas para aparearse, también pueden ser agresivas hacia los machos, y son las dominantes de los dos géneros. Las hembras son en su mayoría monógamas; tienen una sola pareja a lo largo de toda su vida. Los machos, por otro lado, pueden tener muchas parejas femeninas. Esto es especialmente cierto en el caso de los machos domesticados. A menudo, un macho es criado con muchas hembras para crear muchas crías para vender.

Hábitat

Las chinchillas están cubiertas de pelo grueso por una razón. En los Andes, pueden vivir en elevaciones de 3.000 a 5.000 metros. A esas alturas, puede hacer mucho frío (-5 grados C es la temperatura mínima promedio en algunos lugares). Las chinchillas pueden tolerar temperaturas de congelación, pero no pueden sobrevivir en temperaturas superiores a 27ºC (80ºF); las altas temperaturas y la humedad pueden causar que estos roedores sufran de insolación.

La chinchilla soporta el frío con bastante facilidad.

Distribución

Hoy en día, las chinchillas silvestres sólo se encuentran en Chile, pero históricamente vivían en áreas de Argentina, Perú y Bolivia. Las dos especies de chinchilla son nativas de la Cordillera de los Andes de América del Sur, pero se pueden encontrar en todo el mundo, ya que han sido distribuidas como una popular mascota.

Alimentación

Las chinchillas son omnívoros; comen tanto plantas como carne. Principalmente, comen hierba y semillas, pero también comen insectos y huevos de pájaro cuando tienen la oportunidad. Para comer, sostienen la comida en sus patas delanteras y la mordisquean.

Depredadores

Para sobrevivir en la naturaleza, las chinchillas tienen que adaptarse a su entorno y protegerse de los depredadores naturales que pueden capturarlas o aprovecharse de ellas. Ciertos tipos de animales salvajes representan una amenaza mayor para las chinchillas salvajes que otros.

Tipos de depredadores

Los tipos de depredadores que tienen las chinchillas van desde los animales que vuelan hasta los que se arrastran por el suelo. Los búhos y halcones son un ejemplo de algunos de los depredadores de la chinchilla salvaje, que vuelan y cazan chinchillas desde el cielo. Las serpientes son otro tipo de depredador. Una serpiente puede acercarse a las chinchillas por detrás o por sus túneles. Los zorros y pumas también son depredadores potenciales.

Caza

Los depredadores de las chinchillas silvestres deben estar listos para una persecución si esperan capturar a su presa. Las chinchillas tienen un instinto precautorio para correr y esconderse cuando se detecta peligro. Las chinchillas son lo suficientemente pequeñas como para esconderse bajo los troncos, dentro de los arbustos o excavar bajo tierra para alejarse de los depredadores. También son ágiles y capaces de aferrarse a los troncos de los árboles, a las rocas y a saltar y saltar.

Dependiendo del tipo de depredador que la esté persiguiendo puede ser capaz de escapar con éxito y dejar atrás a su depredador. Por ejemplo, las aves que cazan chinchillas pueden rendirse una vez que se entierra bajo tierra o se esconde en algún lugar debajo de arbustos.

Humanos

Los humanos constituyen un hilo conductor importante para las chinchillas silvestres. Las chinchillas silvestres son cazadas para que puedan ser capturadas y vendidas como mascotas o a criadores. También han sido cazados y asesinados por su piel, ya que su piel es suave e ideal para mantas y abrigos. Las trampas y los disparos han sido dos de los métodos utilizados por los humanos para recolectar chinchillas silvestres.

Consideraciones

Las chinchillas silvestres se encuentran en la lista de especies en peligro de extinción y se están realizando ciertos esfuerzos en todo el mundo para restaurar los hábitats naturales de las chinchillas a fin de que la especie pueda sobrevivir y prosperar. Está prohibido cazar chinchillas silvestres, pero no se puede hacer nada para impedir que los depredadores naturales cacen estas especies en peligro de extinción.

Reproducción

La temporada de cría de chinchillas va de noviembre a mayo en el hemisferio norte y de mayo a noviembre en el hemisferio sur.

Una vez que una chinchilla hembra queda embarazada, cargará a sus crías durante unos 111 días antes de dar a luz. Las hembras tienen bebés dos veces al año. Cada vez que den a luz, tendrán de uno a seis bebés. Estos grupos de bebés se llaman camadas. Los bebés individuales se llaman kits.

Los recién nacidos nacen con el pelo y los ojos abiertos. Sólo pesan 35 gramos. Las crías se amamantan durante seis a ocho semanas, y cuando tienen alrededor de 8 meses de edad, las chinchillas están listas para tener su propia descendencia. Generalmente, las chinchillas viven de 8 a 10 años, aunque algunas han vivido hasta 20 años.

Estado de conservación

Aunque la piel de chinchilla es muy apreciada para su uso en prendas de vestir y abrigos, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas ha restringido la venta y el comercio de chinchillas silvestres desde 1975. Muchas chinchillas son criadas comercialmente por su piel.

Ambas especies de chinchilla están en la lista de especies en peligro de extinción de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales. Tanto la chinchilla de cola corta como la de cola larga están catalogadas como en peligro crítico. Se cree que las chinchillas de cola corta están extintas en Bolivia y Perú, pero se sospecha que se están recuperando en otras áreas. En 1996, sólo había 42 colonias de chinchillas de cola larga, y la población ha disminuido desde entonces y sigue disminuyendo.

Chinchilla como mascota

La Michigan Humane Society recomienda mantener las chinchillas domésticas en una jaula de malla de alambre con un piso sólido. La jaula debe estar bien ventilada y mantenerse seca y fresca a temperaturas de 16 a 21 C. Las chinchillas no se llevan bien cuando están enjauladas juntas, y deben mantenerse en jaulas individuales.

Las chinchillas pueden comer pellets de comida disponibles en las tiendas de mascotas, así como heno, frutas secas y nueces, y zanahorias y vegetales verdes con moderación, o cerca del 10 por ciento de su dieta diaria. Una botella equipada con un tubo sipper es la mejor manera de proporcionar agua.

Para mantenerse limpios, estos roedores se bañan en polvo. Se recomienda que las chinchillas domésticas se bañen en polvo una o dos veces por semana en ceniza volcánica fina que se puede comprar en las tiendas de mascotas.

Se cree que las chinchillas son más inteligentes que los conejos y se les puede enseñar a jugar con los humanos. Sin embargo, no son buenas mascotas para los niños pequeños, porque las chinchillas son hiperactivas y muy nerviosas.

Cultura popular

Los antepasados de la chinchilla, que aparecieron por primera vez hace unos 41 millones de años, fueron algunos de los primeros roedores en infestar Sudamérica. La piel se hizo popular en el siglo XVIII, y los animales fueron cazados casi hasta su extinción en 1900. En esa época, Argentina, Bolivia, Chile y Perú prohibieron la caza de chinchillas silvestres.

Sin embargo, un ingeniero minero estadounidense llamado Mathias F. Chapman obtuvo un permiso especial del gobierno chileno para traer chinchillas a Estados Unidos en 1923. Casi todas las chinchillas mascotas en los Estados Unidos hoy en día son descendientes directos de 11 chinchillas que Chapman trajo al país.

Estos pequeños roedores deben su nombre al pueblo Chincha de la Cordillera de los Andes. Este grupo de gente una vez usó la piel aterciopelada y densa de esta pequeña criatura como abrigos y sombreros. La chinchilla es comúnmente conocida por su suave pelaje, pero esta pequeña criatura tiene una serie de rasgos únicos:

  • Saltador de altura: Pueden saltar hasta 1,8 metros.
  • Múltiples formas de defensa: Las chinchillas tienen una serie de tácticas de defensa para alejarse de sus presas, incluyendo la liberación de mechones de pelo y el rociado de orina.
  • Usan sus patas para comer: Las chinchillas comen sosteniendo su comida en sus pequeñas patas delanteras, mordisqueando la fuente de la comida con sus prominentes dos dientes delanteros.
  • Baños en polvo: Las chinchillas toman baños de polvo para disminuir la cantidad de caspa (piel seca y escamosa), prevenir parásitos como las pulgas, y evitar que sus aterciopelados abrigos de piel se conviertan en hongos.

Listado de otros animales interesantes